Edición Impresa

Karen Black, un ícono del cine estadounidense de los 70

La premiada actriz estadounidense Karen Black, que participó en clásicos como “Busco mi destino” y “El gran Gatsby”, murió en Los Angeles a los 74 años.

Sábado 10 de Agosto de 2013

La premiada actriz estadounidense Karen Black, que participó en clásicos como “Busco mi destino” y “El gran Gatsby”, murió en Los Angeles a los 74 años. Dueña de una belleza enigmática, Black fue clave en los sesenta para el nuevo cine norteamericano, al trabajar en películas como “Mi vida es mi vida” de Bob Rafelson y “Nashville” de Robert Altman. También fue la última musa de Alfred Hitchcock en “Trama macabra”. El esposo de Black, el director Stephen Eckelberry, dijo ayer que la actriz falleció el jueves por complicaciones relacionadas con un cáncer.

   Conocida por sus labios carnosos y una melena ondulada que parecía cambiar de color en cada filme, Black solía interpretar a mujeres extravagantes, aquejadas de problemas o amenazadas. Saltó a la fama como una prostituta que consume LSD con Dennis Hopper y Peter Fonda en “Busco mi destino”, de 1969, el clásico hippie que la ayudó a conseguir luego el papel de Rayette Dipesto, una moza que sale con un bohemio adinerado que la trata mal, interpretado por Jack Nicholson, en “Mi vida es mi vida”, de 1970.

Los mejores papeles. Citada por el New York Times como una “vulgaridad patéticamente atractiva”, la actuación de Black en “Mi vida es mi vida” le mereció una nominación al Oscar y un Globo de Oro. Tiempo después recordaría que interpretar a Rayette realmente fue actuar: la bien leída y cerebral Black, criada en un cómodo suburbio de Chicago, tenía poco en común con su personaje relativamente simple. “Si uno mira a través de los ojos de Rayette, lo que se ve es bonito, ligero, nada pesado, nada serio. Una mujer muy afectiva que mira con ojos de amor, de deseo”, dijo Black a la revista Venice en 2007. “Una persona completamente no crítica, y en ese sentido, una persona hermosa. Cuando (el director) Bob Rafelson me llamó a su oficina para discutir el papel me dijo: «Karen, me preocupa que no puedas hacer este papel porque eres demasiado inteligente». Le dije: «Bob, cuando digas acción dejaré de pensar, porque así es Rayette»”.

   En 1971 Black volvió a compartir pantalla con Nicholson en “Aquellos años”. Y en los años siguientes actuó junto actores y directores de primera línea como Richard Benjamin (“El lamento de Portnoy”), Robert Redford y Mia Farrow (“El gran Gatsby”) y Charlton Heston (“Aeropuerto 1975”). Fue nominada a un Grammy tras haber escrito e interpretado canciones para “Nashville”, la épica de Robert Altman de 1975 en la que dio vida a una cantante country. Y también hizo de ladrona de joyas en la última cinta de Alfred Hitchcock, “Trama macabra”, de 1976.

   Black alegó que su carrera como una actriz de primera línea quedó arruinada por “Como plaga de langosta”, una malograda producción de 1975 basada en la novela de Nathanael West, que le mereció una nominación al Globo de Oro pero la dejó con dificultades para conseguir papeles de calidad. Para finales de los 70 estaba trabajando en televisión y en películas de bajo presupuesto.

   En 1982 recibió grandes elogios por su papel de transexual en el drama de Altman “Vuelve a la tienda de baratijas, Jimmy Dean”. Pero pese a trabajar constantemente los siguientes 30 años, ya era más un ídolo de culto que una gran estrella de Hollywood. Sus créditos incluyen apariciones en las series televisivas “Law & Order” y “Party Of Five” y muchas películas de terror, entre ellas la cinta para TV “Trilogy Of Terror”. Como musa del cine de terror llegó a dar nombre a la banda de glam-punk The Voluptuous Horror of Karen Black.

   La actriz también fue guionista y dramaturga. Escribió el musical “Missouri Waltz” y “A View Of The Heart”, una obra unipersonal que protagonizó. Tras su muerte, quedan por estrenar las películas “She Loves Me Not”, de Brian Jun y Jack Sanderson, y “The Being Experiencie”, de Jennifer Elster.

Los primeros años. Black, cuyo verdadero nombre era Karen Ziegler, nació y creció en Park Ridge, Illinois. Su padre era un ejecutivo de ventas y violinista, y su madre la escritora de novelas juveniles Elsie Reif Zeigler. Cuando estaba en la primaria ya sabía que quería ser actriz, y a los 15 se inscribió en la Universidad de Northwestern para estudiar drama. A principios de la década de 1960 se mudó a Nueva York. Debutó en el cine con la película “The Prime Time” y se casó con Charles Black, cuyo apellido mantuvo aun cuando estuvieron poco tiempo juntos.

   Recibió clases de actuación de Lee Strasberg y durante los 60 trabajó en producciones off-Broadway y en televisión. Su primer show en Broadway, “The Playroom”, duró en cartelera menos de un mes, pero llamó la atención de un joven director y guionista, Francis Ford Coppola, que la contrató para su película de 1966 “Ya eres un gran chico”. Black se casó en cuatro ocasiones: con el mencionado Charles Black, con el actor Robert Burton, el guionista L.M.Kit Carson y su viudo, el cineasta Stephen Eckelberry. Tuvo un hijo biológico y una hija adoptada.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS