Edición Impresa

Juntan firmas en Cañada por el crimen de un operario rural

El Consejo de Seguridad Ciudadana busca reunir firmas en planillas para pedir a la Justicia de Villa María, provincia de Córdoba, que esclarezca el crimen de Franco Tosi, el operador de Cañada...

Jueves 18 de Julio de 2013

El Consejo de Seguridad Ciudadana busca reunir firmas en planillas para pedir a la Justicia de Villa María, provincia de Córdoba, que esclarezca el crimen de Franco Tosi, el operador de Cañada de Gómez que fue asesinado hace más de dos meses en la localidad de Carrilobo. La decisión fue tomada con la presencia de los padres en la última reunión que se realizó en el auditorio Santa Cecilia.

"Quiero pedirle a los cañadenses que nos ayuden en recabar firmas para esclarecer este hecho demostrando la unidad de la comunidad a la hora de reclamar justicia. Las planillas las estaremos distribuyendo en estos días", dijo el coordinador del Consejo de Seguridad, Luis Leiva.

El caso del crimen de Franco sigue conmocionando a Cañada de Gómez. En la última marcha realizada en Carrilobo, los familiares apuntaron a la Justicia con un contundente reclamo para que acelere los términos de la investigación y tenga un trato "más amigable" con la familia, debido a la "escasa" información que les han brindado.

Dijeron también que fueron policías de Carrilobo las últimas personas que vieron con vida al trabajador. "No tenemos nada, ni siquiera a un sospechoso. Creemos que el asesino es de la zona. Esta va a ser la primera de una serie de marchas porque no vamos a parar hasta que sepamos quién mató a Franco. Hace dos meses que hacemos conjeturas, queremos tener alguna certeza", dijo Ricardo, el padre.

"No le sacaron las huellas digitales, y tampoco trabajan en la veta pasional, siendo que Franco había conocido a una chica de acá. No sabemos nada más. Al salir del baile la policía lo dejó tirado, ellos fueron los últimos que hablaron con él", contó.

El crimen. El crimen de Franco ocurrió dos meses atrás. Trabajaba como empleado de una empresa contratista rural con asiento en Cañada. La noche anterior al crimen, viajó junto a su patrón desde Pozo del Molle (donde pernoctaban desde hacía más de un mes) hasta Carrilobo, a 27 kilómetros, para ir a una fiesta en el club Alianza, donde actuó Banda XXI.

Los familiares de la víctima contaron que a las 5, su jefe le propuso regresar, pero Franco le dijo que se quedaría un poco más. Fue la última vez que lo vio con vida. Horas después, a las 15, el cuidador del cementerio halló el cuerpo del maquinista en el interior de un osario, cuya puerta fue abierta adrede para ingresar.

Estaba tendido en el suelo y con dos golpes mortales: uno en la frente con un hundimiento de varios centímetros y otro en la parte izquierda de la cara. Ambos fueron propinados con un palo hallado en la escena. De acuerdo al primer informe policial, el crimen habría ocurrido a las 6.30 de la madrugada, en el mismo lugar donde se halló el cadáver.

Otro caso. En la reunión también se trató la muerte de Marcelo Arce, otro cañadense de 42 años que el 31 de enero fue asesinado al oeste de Rosario. También se abordó la situación que se generó ante la no recepción por parte de la Fiscalía Nº 2 de los Tribunales Federales de Rosario de las denuncias registradas en la última apertura del Buzón de la Vida.

En referencia al caso Arce se contó con el testimonio de su hermana Silvina, y como parte de la causa se hicieron algunos allanamientos negativos para secuestrar armas y moto utilizada y se hizo un informe sobre lo actuado que no resulta suficiente para llevar a juicio a los imputados. Además desde el municipio aseguraron "acompañarla para hacer una presentación elevando las más de 1.500 firmas pidiendo el esclarecimiento del caso".


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS