Edición Impresa

Jubilaciones: Córdoba y la Nación se sacaron chispas en la Corte

Sin acuerdo y con fuego cruzado de declaraciones terminó ayer la audiencia de conciliación convocada por la Corte Suprema de Justicia en el pleito que Córdoba le entabló al gobierno nacional para cobrar una deuda de 1.040 millones de pesos por la Caja.

Martes 11 de Septiembre de 2012

Sin acuerdo y con fuego cruzado de declaraciones terminó ayer la audiencia de conciliación convocada por la Corte Suprema de Justicia en el pleito que Córdoba le entabló al gobierno nacional para cobrar una deuda de 1.040 millones de pesos por la Caja de Jubilaciones.

Al término del encuentro, el gobernador cordobés, José Manuel de la Sota, acusó al gobierno nacional de pedirle que "baje" las jubilaciones de los estatales mediterráneos .

También dijo que los emisarios de la Casa Rosada, el ministro de Economía, Hernán Lorenzino, y el director ejecutivo de la Administración Nacional de Seguridad Social (Ansés), Diego Bossio, exhortaron a Córdoba a tomar como promedio los últimos 10 años, en lugar de cuatro, para establecer el piso de los haberes jubilatorios.

Minutos después, Lorenzino y Bossio encabezaron una conferencia de prensa durante la cual retrucaron los comentarios de De la Sota y consideraron que los "problemas de gestión" que afronta la provincia son los que motivaron su reclamo judicial.

El ministro aclaró que la Nación no tiene intenciones de "restringir, recortar, ajustar ni suspender" ningún derecho adquirido de los jubilados de Córdoba, pero Bossio instó al gobernador a "cumplir con los compromisos asumidos".

Se trata del convenio para "armonizar" el sistema jubilatorio local, a cambio de que la Nación financie su déficit previsional: "La provincia no ha cumplido con la totalidad de los compromisos asumidos", resaltó Bossio.

El reclamo previsional y la disputa por fondos federales crece al mismo tiempo que la confrontación política. El mandatario cordobés especula con aglutinar al antikirchnerismo, de cara a una candidatua presidencial.

Precisamente, Lorenzino dio que en la audiencia, De la Sota "parecía más un caudillo provincial que un gobernador". Y dijo que los "problemas" de gestión que si "las cuentas no lucen demasiado bien" en Córdoba, no es culpa de la Nación "no tienen que ver con el papel

"¿Qué busca el gobierno de Córdoba, tener un chivo expiatorio, o una proyección nacional?", se preguntó.

Bossio completó. Dijo que De la Sota parecía en la Corte "un político en campaña".

Recordó que, a través de diversos convenios, la provincia se comprometió a emparejar la situación previsional de la provincia. Y dijo que, a pesar de que ese compromiso no fue cumplido, la Nación envió unos 4.440 millones de pesos desde el 2002. Pero aclaró que "no existe obligación del Estado nacional de financiar otro déficit previsional". Sobre todo, porque —recordó— el sistema de jubilación cordobés sólo involucra al 16 por ciento de los pasivos de esa provincia, mientras que el 84 por ciento cobra a través de la Ansés.

El mandatario cordobés tampoco dio el brazo a torcer: "Los delegados de la Nación han insistido en que bajemos la jubilación de los cordobeses, y no lo vamos a hacer, que renunciemos al 82 por ciento móvil y tampoco lo vamos a hacer", sostuvo al término del encuentro, convocado por la Corte.

De todos modos, consideró que "no es tarde" todavía para llegar a un punto en común con la Casa Rosada. "No somos destituyentes ni conspiradores, solamente queremos cobrar lo que nos deben".

Tucumán

El gobernador tucumano José Alperovich descartó ayer que “por ahora” su administración necesite tomar un crédito para abonar los salarios de los empleados públicos aunque dejó entrever que no está asegurado el pago del próximo aguinaldo, lo cual generó dudas sobre el estado financiero de la provincia para el mediano plazo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario