Edición Impresa

Joven motociclista está muy grave luego de ser asaltado en zona sur

Sebastián Oscaris, de 22 años, venía de Alvear por el puente que cruza el río Saladillo por la avenida San Martín. Le pegaron brutalmente y le robaron el rodado en el que iba.

Miércoles 30 de Enero de 2013

Un joven de 22 años permanecía anoche internado en gravísimo estado en el Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca) luego de ser atacado con brutalidad para robarle la moto. El violento episodio ocurrió el lunes a la mañana en un camino de tierra ubicado en el extremo sur de la ciudad, en inmediaciones de San Martín y el arroyo Saladillo.

Fuentes policiales indicaron que el brutal atraco ocurrió cerca de las 6 del lunes cuando Sebastián Oscaris circulaba en una motocicleta Motomel de 110 centímetros cúbicos por un camino de tierra próximo al puente de la avenida San Martín sobre el arroyo Saladillo. Según un vocero consultado en la subcomisaría 20ª, el joven de 22 años venía de pasar un día con su familia en la zona rural de Alvear, de donde es oriundo, y se dirigía a la casa de su novia en inmediaciones de Crespo y bulevar Seguí.

Sebastián fue hallado tirado en el suelo por una persona que lo llevó por sus propios medios hasta el Hospital Roque Sáenz Peña desde donde, a raíz de la gravedad de su estado, fue derivado al Hospital de Emergencias Clemente Alvarez.

"Es un lugar oscuro, con altos pastizales y una calle que desemboca en el barrio Las Flores", sostuvo el vocero consultado, aunque hasta ayer no se había podido establecer si el joven había sido emboscado por desconocidos que le arrojaron algo para que se detuviera o si los ladrones aprovecharon alguna circunstancia que le hizo perder el control del rodado a la víctima.

Ferocidad. Lo cierto es que los maleantes estaban merodeando la zona y una vez que fueron por la moto actuaron con ferocidad. Así, golpearon fuerte y salvajemente a Oscaris que quedó inconsciente y gravemente golpeado.

En este sentido, ayer la policía no había logrado establecer si el muchacho se había resistido o no al asalto, en el que al parecer los delincuentes le sustrajeron la moto y algún otro efecto personal.

Sin embargo, en el pantalón del muchacho la policía halló su teléfono celular, lo cual permitió contactar a la familia para identificarlo e intentar reconstruir lo sucedido.

En principio, y por las características de las heridas que sufrió, se presume que Sebastián pudo haber sido atacado con un objeto contundente. En este sentido una fuente judicial indicó que posiblemente le arrojaron un adoquín que le impactó en la cabeza.

"Le partieron la cabeza y como consecuencia del golpe tiene un importante hematoma", explicó un portavoz consultado, y agregó que el muchacho presentaba hundimiento de cráneo.

 

Con respirador. Ayer Oscaris permanecía internado en la sala de terapia intensiva del Clemente Alvarez. Según una de las fuentes consultadas, el muchacho estaba en "estado gravísimo", en coma farmacológico, hemodinámicamente inestable y conectado a un respirador artificial.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS