Edición Impresa

Jockey no arriesga, pero gana

El verdiblanco venció a Gimnasia en las Cuatro Hectáreas con una fórmula sencilla y con algunos chispazos de buen rugby

Domingo 14 de Julio de 2013

El partido entre Jockey Club y Gimnasia se presentó en la previa como un duelo de candidatos, pero ayer ambos estuvieron muy lejos de mostrar un juego que los catalogue como tales. Prometieron más que de lo que dieron y si ganó el verdiblanco (27-12) fue porque supo imponer su libreto sin arriesgar demasiado por sobre el de los mens sanas y pegar en los momentos justos. Basado en una buena defensa, un pateador eficiente como Gonzalo Crespi y algunos chispazos de rugby, el equipo de Fisherton edificó una victoria en un partido muy trabado y deslucido por la cantidad de interrupciones.

Los ochenta minutos fueron bastante parejos en cuanto al control del juego. En esos casos, cuando existe tanta paridad, la diferencia que hace que un equipo salga ganador y otro no, pasa por equivocarse lo menos posible, que fue lo que hizo el equipo capitaneado por el Toro Manavella.

El verdiblanco arrancó con el pie izquierdo, con muchos problemas para hacerse de la pelota y encima, cuando la tuvo, evidenció inconvenientes para trasladarla. Y si el panorama no era alentador, se oscureció aún más con la amarilla a Fradua (por tackle alto a Picotto) que dejaba a su equipo con uno menos a dos minutos de haberse iniciado el encuentro.

Con un duelo táctico en el que la pelota surcó el cielo de Fisherton hasta aburrir, ambos equipos jugaron la pulseada sin arriesgar, como si hacerlo fuera un pecado. Y el primero que se soltó fue Jockey, abriendo la pelota para una punta, después hacia la otra, hasta que un milimétrico pase de Fradua habilitó a Mac, quien provocó el desborde y le dio la estocada al visitante. El pie de Crespi, en tanto, estuvo más certero que el de Picotto (dos penales pegaron en el palo) y el parcial terminó con un 13-6 favorable al dueño de casa.

En el complemento, Jockey definió el partido, ayudado en parte por un Gimnasia que se equivocó demasiado. De hecho, el try de Fernández, en el arranque del segundo tiempo, llegó tras un line mal ejecutado por el conjunto auriazul.

Con el marcador favorable al verdiblanco se le hizo más fácil controlar el partido. Esperó con una buena defensa a su rival y cuando este cometió alguna infracción, Crespi se encargó de sumar de a tres, estirando las diferencias que redondearon una victoria con la que Jockey estiró su invicto a 14 partidos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS