Edición Impresa

Jaime sumó más problemas y quedó a un paso de ir a juicio oral por dádivas

La Cámara de Casación Penal rechazó los planteos elevados por la defensa del ex funcionario de la cartera nacional de Transporte y del empresario Cirigliano. Nuevas pruebas.

Sábado 30 de Agosto de 2014

El ex secretario de Transporte Ricardo Jaime y el empresario Claudio Sergio Cirigliano quedaron más cerca de ser juzgados por un presunto hecho de dádivas luego de que la Cámara Federal de Casación Penal rechazara planteos realizados por los acusados con la intención de evitar el juicio.

Se trata de uno de los casos por presuntas dádivas que pesa sobre Jaime porque entre 2006 y 2009 realizó varios viajes aéreos que habrían sido solventados por Cirigliano, en evidente contradicción, puesto que se trata de un empresario al que él debía controlar en función de su cargo.

En un fallo anterior, la Sala IV de Casación había decretado la "invalidez" de la elevación a juicio que dispuso el juez Julián Ercolini porque consideró que éste avanzó sin antes resolver una recusación en su contra que había hecho Jaime. Pero el martes pasado, en su acuerdo, la Corte Suprema de Justicia declaró nula esa resolución de Casación.

"El máximo tribunal de la Nación, con fecha 26 de agosto de 2014, resolvió —por mayoría, con disidencia del doctor Petracchi— hacer lugar a la queja, declarar procedente el recurso extraordinario y dejar sin efecto la sentencia apelada, devolviéndola a esta instancia a fin de que se dicte un nuevo fallo con arreglo a lo expresado", explicó Casación.

De esta forma, el fallo que firmaron los jueces Gustavo Hornos, Juan Carlos Gemignani y Mariano Borinsky echa por tierra el planteo de Jaime y despeja el camino para que el ex funcionario y Cirigliano queden habilitados para comenzar a ser juzgados por dádivas.

"A partir de los alcances del fallo citado, y dándole debido cumplimiento a lo ordenado por el más alto tribunal, corresponde rechazar los recursos de casación interpuestos por las defensas de Sergio Claudio Cirigliano y Ricardo Raúl Jaime y remitir las actuaciones al Juzgado de origen en forma urgente con el objeto de que continúe el trámite del proceso", sostuvo la Cámara.

Entre septiembre de 2006 y julio de 2009 Jaime habría hecho viajes en avión, sin vinculación con temas inherentes a su cargo, y los costos habrían sido solventados por personas o empresas de Cirigliano.

En la causa se investiga el delito de dádivas recibidas por el ex funcionario nacional, entre los meses de septiembre de 2006 y julio de 2009, consistentes en diversos viajes aéreos —sin vinculación con viajes oficiales inherentes a su cargo de secretario de Transporte de la Nación— y cuyos costos habrían sido solventados por personas y/o empresas que se encontraban en la órbita de su control funcional, imputándosele a Cirigliano el pago del costo de algunos de esos vuelos, se explicó.

Piden condenas a empresarios vinculados a Duhalde

La fiscalía pidió condenas de tres a cuatro años de cárcel para los hermanos Victorio y Saverio Gualtieri, constructores de obra pública y receptores de crédito oficial durante el gobierno de Eduardo Duhalde en la provincia de Buenos Aires en los años 90, en el juicio que se les sigue por supuesto fraude fiscal.

Los fiscales Julio Darmandrail y Carlos Martínez reclamaron al Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Mar del Plata cuatro años de prisión para Victorio Américo Gualtieri; tres años y tres meses para Saverio Gualtieri, y tres años y medio para el ex socio de aquellos Hugo Barreña.

Los tres, supuestamente perpetraron el delito de "obtención fraudulenta de beneficios fiscales" mediante tres operaciones realizadas a fines de la década del 90 por un total de 4,5 millones de pesos/dólares con empresas ligadas al régimen de promoción.

Por su parte, la Afip, a través de la abogada Mónica Borgonovo, solicitó la pena de cuatro años de prisión para los tres imputados. Los acusados "integrantes del directorio de la empresa VAG SA, obtuvieron fraudulentamente los beneficios del régimen otorgados en el marco de la ley 22.021, de promoción industrial, a través de la simulación de inversiones efectuadas por VAG SA en las firmas Valle Oeste SA, Manantial Oeste y Agronuez, empresas promovidas", consideraron los fiscales. Las supuestas inversiones "retornaron indebidamente a VAG vía préstamos. Los montos de esas inversiones simuladas fueron presentados a la Dirección General Impositiva (DGI) para lograr el pago diferido de impuestos", agregaron.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario