Edición Impresa

Jaime, detenido e incomunicado por presunta malversación de fondos públicos

El exsecretario de Transporte ingresó a las 9.30 a la delegación cordobesa de Delitos Complejos de la Policía Federal. Llegó solo y en taxi tras enterarse del pedido de detención en su contra.

Domingo 03 de Abril de 2016

El ex secretario de Transporte Ricardo Jaime se convirtió ayer en el primer ex funcionario kirchnerista en ser detenido por presunta malversación de fondos, luego de que la Justicia ordenara ponerlo en custodia y trasladarlo a los Tribunales de Comodoro Py para prestar declaración indagatoria en la investigación de la compra de material rodante a España y Portugal.

   A primera hora de la mañana de ayer, el escrito del juez federal Julián Ercolini alborotó la escena política, ya que el magistrado dispuso que el cordobés sea detenido y “trasladado en carácter de incomunicado de forma inmediata”.

   “Me parece innecesario una orden un sábado, cuando yo tenía una citación para el martes. Todos saben que el martes me tenía que presentar ante el juzgado junto a mi hija (Julieta), que tiene que justificar una moto de agua”, se quejó el imputado en declaraciones periodísticas antes de llegar a bordo de un taxi a la sede de la Policía Federal en la ciudad de Córdoba para entregarse.

   Jaime ingresó a las 9.30 a la delegación cordobesa de Delitos Complejos de la Policía Federal. Llegó solo y en taxi tras enterarse del pedido de detención en su contra.    Poco antes de las 13.30, salió de la repartición, entre insultos de vecinos que se acercaron al lugar, escoltado por efectivos de la fuerza azul. El ex funcionario, visiblemente apesadumbrado, con chaleco antibalas y esposado, subió a una camioneta de Gendarmería para ser trasladarlo a la Capital Federal.

   La orden de Ercolini también recayó sobre el ex asesor Manuel Vázquez, quien se encontraba escondido en el ropero de su casa de la localidad bonaerense de Acassuso cuando el personal de Gendarmería ingresó al domicilio para cumplir con la decisión judicial.

   Ambos imputados deberán “ser alojados en las dependencias de la Unidad Especial Investigaciones y Procedimientos Judiciales Buenos Aires de la Gendarmería Nacional”, para ser trasladados el próximo lunes a los Tribunales de Comodoro Py “con el objeto de recibirles declaración indagatoria”.

Denuncia radical. El juez, con el fiscal Federico Delgado, investiga la causa presentada en 2013 por legisladores del radicalismo en base a un informe de la Auditoría General de la Nación (AGN) de 2012, sobre la compra de trenes a España por 200 millones de euros y a Portugal por 20 millones por aparente pago de sobreprecios.

   Ese informe había alertado que el 44% del total del material adquirido no servía, mientras que en el caso de España ese porcentaje se incrementaba a 58%.

   Según la resolución de Ercolini, eso “hace presumir que grandes sumas de dinero fueron sustraídas de la esfera de la administración pública por los funcionarios a quienes fueron confiadas y que justamente debían proteger el patrimonio estatal”.

   “Fue una compra que se hizo en el marco de una decisión que hizo el Estado nacional con el español. Las decisiones no las tomo en carácter personal. Fue un convenio de país a país. En vez de acordar que se arreglaran en España, se acordó que se haga en la Argentina para generar mano de obra”, justificó el ex secretario de Transporte.

   Además de la detención de Jaime, Ercolini citó a declaración indagatoria a Juan Pablo Schiavi, su sucesor en el cargo, para el 8 de abril, en la misma causa, y le prohibió la salida del país.

Sin miedo a la cárcel. Consultado sobre la posibilidad de quedar detenido hasta que se termine el proceso judicial, Jaime manifestó: “No es que tenga miedo, pero me parece que no tiene sentido. Me voy a poner, como siempre lo he hecho, a disposición de la Justicia. Nunca he evitado que la Justicia tome las medidas que tiene que tomar”.

   Además, se refirió a su condena a seis años de prisión en la causa por la Tragedia de Once y a la posibilidad de que el fallo quede firme: “No me preparo para algo cuando tengo la plena convicción de que no he cometido ningún delito. Pero eso lo determinará la Justicia”.

   Jaime fue trasladado anoche por Gendarmería Nacional vía terrestre y al cierre de esta edición fue alojado en las dependencias de la Unidad Especial Investigaciones y Procedimientos Judiciales Buenos Aires de esa fuerza federal.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario