Edición Impresa

Israel y los palestinos vuelven a negociar luego de casi tres años

El premier Netanyahu comentó que no fue "fácil" ordenar la liberación, pero que es necesaria para la seguridad nacional. El gabinete israelí aprobó en votación dividida la liberación de 104 presos palestinos, lo que abrió la puerta a los diálogos.

Lunes 29 de Julio de 2013

El gobierno del primer ministro israelí Benjamin Netanyahu aprobó poner en libertad a 104 presos palestinos, decisión que allana el camino a la reanudación de las negociaciones de paz, prevista para hoy en Washington. Las conversaciones entre ambas partes estaban suspendidas desde hace casi tres años. Estados Unidos está detrás del nuevo impulso que tomaron las bloqueadas negociaciones entre israelíes y palestinos. Como siempre la iniciativa afrontará varios puntos difíciles de sortear, sino imposibles. Entre estos se cuentan los territorios palestinos de Cisjordania ocupados por más de 300.000 colonos israelíes y el retorno de los refugiados palestinos que huyeron de Israel en 1948.

El paso tomado ayer eun una difícil y prolongada reunión de gabinete de Israel era fundamental para dar inicio a las conversaciones. Una comisión recibirá el encargo de elegir a los presos que saldrán de las cárceles israelíes, informó uno de los portavoces de Netanyahu. Sin embargo, el Club de Presos Palestinos dio a conocer su propia lista, con 104 nombres de presos detenidos desde los años 80 y comienzos de los 90. Casi todos están condenados por haber asesinado a israelíes, civiles y militares.

Cuatro fases.Los presos serán liberados en cuatro fases en los próximos nueve meses, comenzando a las seis semanas de reanudar las conversaciones y en intervalos de seis semanas.

Trece ministros, incluyendo Netanyahu, votaron a favor de la medida, siete en contra y otros dos se abstuvieron. Estos números indican lo dividido que está el gobierno, formado por muy diversas formaciones políticas. Al mismo tiempo, el gabinete aprobó formalmente la reanudación de las conversaciones de paz con los palestinos. Estas, según Washington, deben iniciarse hoy mismo, lunes, a la tarde de la capital norteamericana. El diario The Washington Post citó a la vocera del Departamento de Estado, Jen Psaki, que anunció que las negociaciones preliminares de hoy serán dirigidas por la ministra israelí de Justicia, Tzipi Livni, y el jefe de los negociadores palestinos, Saed Erekat. "Está previsto celebrar las primeras reuniones la noche del lunes 29 de julio y el martes 30 de julio", sostuvo Nabil Abu Rdaineh, un importante asesor del presidente palestino Mahmoud Abbas, en la capital jordana, Ammán. El dirigene confirmó que Abbas recibió una invitación de Kerry y que su equipo estará hoy en Washington para iniciar las negociaciones. Los negociadores israelíes estaban listos anoche para viajar a Washington, informó por su parte un funcionario de gobierno israelí.

El fracaso de 2010.Las conversaciones anteriores, también patrocinadas por Estados Unidos, llegaron a su fin a fines de 2010, tras una disputa por la construcción de asentamientos israelíes en Cisjordania. Este será sin dudas el tema más arduo que espera a los negociadores de ambos lados.

El gabinete también aprobó una ley que hace obligatorio un referéndum sobre cualquier acuerdo de paz que contemple ceder territorio sujeto a la ley israelí, lo que será aplicable a los barrios árabes de Jerusalén Este, los lugares cercanos a la "línea verde" que separa Israel de Cisjordania desde 1967 o los Altos del Golán, capturados a Siria también en 1967.

La liberación de los presos era una condición del presidente palestino, Mahmud Abbas, para retomar las conversaciones, estancadas desde 2010 y reactivadas gracias a los esfuerzos del secretario de Estado norteamericano, John Kerry.

La decisión no estuvo libre de controversia y se encontró con una dura resistencia dentro del gobierno israelí. "No es un momento fácil para mí, tampoco para el gabinete y en absoluto para las familias" de las víctimas, dijo Netanyahu tras el anuncio. En la noche del sábado ya tildó la liberación de "extremadamente difícil, impopular y dolorosa", pero también dijo que era necesaria en interés de Israel.

Protestas.Unas cien personas, entre ellas familiares de israelíes muertos en atentados palestinos, se concentraron frente a la sede del primer ministro para protestar contra la liberación de presos. "Es singular que en el Estado de Israel los asesinos de mujeres y niños sean los que más fácil tienen conseguir perdón", dijo el ministro de Comercio e Industria, Naftali Bennett, miembro del partido Casa Judía, a los manifestantes, que le respondieron "gracias, gracias", por prometer votar en contra. Según The Washington Post, la lista incluiría a "militantes que lanzaron bombas molotov, en un caso a un colectivo con niños; apuñalaron y dispararon a civiles, entre estos mujeres y ancianos judíos, y palestinos sospechados de colaboracionismo", así como otros que "mataron guardias fronterizos, policías y soldados". Todos han estado en prisión desde antes de 1993, varios cumpliendo cadenas perpetuas.

Los contrarios a la liberación argumentan que no se puede permitir al presidente palestino que ejerza presión sobre asuntos internos israelíes. Entre los presos a ser liberados se encuentran varios palestinos con ciudadanía israelí o "árabe-israelíes", condenados por matar a israelíes, y que son los que causaron la mayor resistencia en el gabinete. Netanyahu debió prometer que sobre su puesta en libertad volverá a votar el gabinete. En los próximos meses se demostrará si los palestinos están interesados realmente en poner fin al conflicto con Israel, dijo Netanyahu. "El fin del conflicto será sin embargo sólo posible si se garantiza la seguridad de los israelíes y sus intereses fundamentales", advirtió. En Israel hay casi 5.000 palestinos encarcelados.

Referendo.Por otro lado, el gobierno israelí decidió que celebrará un referéndum para aprobar una retirada de Cisjordania si así se decide en un acuerdo de paz, según informa el diario Haaretz, que señala que se han puesto en marcha los correspondientes cambios legales. Abbas, por otra parte, confirmó en Ramallah que el ex embajador estadounidense en Israel, Martin Indyk, acompañará las negociaciones como mediador estadounidense.

Con el OK de los “servicios”

La renovación de las negociaciones puede mejorar la seguridad en Cisjordania, aseguró el jefe del Shin Bet, el servicio de inteligencia interna israelí. Yoram Cohen hizo esta aseveración a los ministros israelíes durante el largo debate que terminó en la aprobación de la liberación de presos palestinos. “Negociar con los palestinos tiene un efecto calmante sobre el terreno, en especial entre los milicianos ligados a Fatah”, el partido del presidente Abbas, dijo Cohen.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS