Edición Impresa

Israel se prepara para una segunda incursión militar terrestre en la Franja de Gaza

Luego de siete semanas de guerra, se estudia una "conquista completa y el derrocamiento de Hamas", según un ministro israelí. En tanto, ayer continuaron los bombardeos aéreos y los "ataques selectivos".

Lunes 25 de Agosto de 2014

La guerra en Gaza comenzó hace ya casi siete semanas, el 8 de junio, y el sangriento conflicto entre Israel y la organización radical islámica Hamas parece no tener fin. Israel, en la búsqueda de un giro definitivo, prepara una nueva ofensiva terrestre en el territorio palestino, según anticipa la agencia de noticias DPA. El ejército, que lleva semanas estacionado en la frontera, espera la orden para volver a avanzar. En tanto, ayer continuaron los bombardeos aéreos y los "ataques selectivos", que dieron muerte a un agente financiero de Hamas.

El ministro de Comunicación israelí, Gilad Erdan, comentó que actuamente es más probable que haya una nueva ofensiva terrestre en Gaza a que se lleven a cabo nuevas negociaciones con Hamas. "Los objetivos de la nueva ofensiva terrestre pueden ser la conquista completa de la Franja de Gaza y el derrocamiento de Hamas o ataques puntuales a unidades de Hamas", declaró este sábado a la televisión Erdan, quien es miembro del gabinete de seguridad israelí. Poco después, el primer ministro Benjamin Netanyahu, declaró que Israel se prepara para seguir luchando en la Franja de Gaza también en septiembre. Netanyahu aseguró que la ofensiva durará "hasta que se hayan logrado los objetivos".

La vida se ha vuelto insoportable en las localidades fronterizas israelíes, sobre todo en el sur, debido a los continuos ataques con morteros. Muchos de los residentes han huido. Por esto aumentó la presión contra el gobierno israelí en Jerusalén para que envíe por segunda vez a las tropas terrestres a suelo palestino. La muerte del niño Daniel Tragerman (ver aparte) agudizó este reclamo de la sociedad israelí. El objetivo de una nueva ofensiva sería expulsar a los milicianos de las áreas próximas a la frontera. Sin embargo se desconoce cómo se podría solucionar el problema a largo plazo.

Cien cohetes diarios.Tras el entierro ayer del niño Tragerman, el ministro de Transporte, Israel Katz, exigió: "No deberíamos dejarnos arrastrar a una guerra desmoralizante". Pidió además luchar para doblegar claramente a Hamas. Desde que fracasaran las conversaciones en El Cairo la semana pasada, los milicianos palestinos lanzan a diario más de cien cohetes contra Israel. La cúpula de Hamas se aferra a sus exigencias para un alto el fuego: la suspensión completa del bloqueo a la Franja de Gaza y la construcción de un puerto y un aeropuerto. A nadie parecen impresionar los duros contragolpes que asesta Israel.

Sondeo palestino. Pero esto es relativo: el sábado el diario online israelí Ynetnews.com publicó un sondeo realizado entre los palestinos de la Franja que indica que el 87.6 por ciento está a favor de una tregua de largo plazo. El sondeo fue relizado por el Palestinian Center for Public Opinion. Los gazatíes señalan que quieren la tregua, pero rechazan la condición que exige Israel: la desmilitarización de la Franja de Gaza. A su vez, Israel incrementa la presión sobre los pobladores. La cifra de muertos supera holgadamente los 2.000 y los ataques aéreos vuelven a centrarse en los edificios de varias plantas. El más alto hasta ahora tenía 13 pisos. Los aviones israelíes lo convirtieron el sábado en un montón de escombros con dos misiles. A los residentes se les advirtió poco antes, por lo que no hubo allí muertes que lamentar. Ayer, otros dos edificiso de pisos fueron bombardeados. Uno de ellos, de siete pisos, era sede del Ministerio del Interior de Hamas.

El ejército israelí advirtió que bombardeará cualquier casa desde la que se lancen cohetes, según los volantes lanzados este fin de semana sobre la Franja. Otro medio de presión son los asesinatos selectivos: además de los ataques contra altos funcionarios de Hamas también se intensificarían los ataques desde el aire contra los milicianos.

Ataque selectivo. Ayer, un ataque de este tipo dio muerte a Mohammed Al Ghul, quien ocupaba un alto cargo en la arquitectura financiera de Hamas. Según el ejército israelí, Al Gul era el encargado de la transferencia de fondos para actividades terroristas. El Ministerio de Sanidad de Gaza confirmó la muerte de Al Ghul. El ministro de Finanzas de Israel, Yair Lapid, amenazó a la cúpula política de la organización radical islámica con ataques selectivos."Los altos cargos de Hamas tienen que saber que los buscamos y los atraparemos, y que pagarán por lo que han hecho en el sur de Israel", dijo antes de entrar en la reunión semanal del gabinete. "Nadie se libra, ni la cúpula política ni la cúpula en el exilio", precisó. El viernes, Israel mató a los tres mandos militares más altos de Hamas en el sur de la Franja. En respuesta Hamas desató una campaña de ejecuciones de al menos 20 presuntos colaboracionistas en Gaza. La reacción es considerada en Israel como un indicio de creciente inseguridad y presión dentro de Hamas. Sin embargo Israel no ha podido hasta la fecha asestar un golpe decisivo a Hamas. Danny Jatom, quien fuera el jefe del servicio de espionaje el exterior, el Mossad, advirtió que para derrotar a Hamas el ejército tendría que volver a ocupar dos o tres años la Franja, de la que salió en 2005. "Tenemos que ir casa por casa", dijo a Ynetnews. "El precio a pagar valdría la pena", subrayó Jatom.

Sepultaron al chico Daniel Tragerman

Fue sepultado ayer el niño Daniel Tragerman, de cuatro años de edad, muerto el viernes por un mortero lanzado por Hamas contra su casa. Sus padres, Gila y el israelí de origen argentino Doron, se mostraron abrazados durante la dolorosa ceremonia, realizada en el pueblo sureño de Yevul, muy cerca de la frontera con Gaza. Numerosos vecinos participaron del funeral del chico. Daniel no tuvo tiempo de llegar al refugio antibombas y murió casi en el acto.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario