Edición Impresa

Israel retomó los ataques aéreos en respuesta a los cohetes palestinos

Murió un civil israelí tras el impacto de un proyectil de mortero cerca del paso fronterizo de Erez. Tras el fracaso de la tregua propuesta por Egipto, Netanyahu anunció la ampliación de la ofensiva contra militantes de Hamas.  

Miércoles 16 de Julio de 2014

Israel intensificará su ofensiva de más de una semana contra el movimiento Hamas en Gaza, dijo ayer el primer ministro Benjamin Netanyahu, luego de que el grupo islamista continuara lanzando cohetes contra el Estado judío en vez de aceptar una tregua propuesta por Egipto. "Hubiera sido preferible resolver esto diplomáticamente, y esto es lo que intentamos hacer cuando aceptamos la propuesta egipcia de un cese el fuego, pero Hamas no nos deja otra opción que expandir e intensificar la campaña en su contra", dijo Netanyahu.

Poco antes de las declaraciones de Netanyahu, se divulgó la noticia del fallecimiento del primer israelí por un cohete disparado desde Gaza en más de una semana de enfrentamientos. Un israelí murió ayer debido a las heridas sufridas al ser alcanzado por un cohete palestino en el paso fronterizo de Erez, en la Franja de Gaza, convirtiéndose en la primera víctima israelí desde el recrudecimiento del conflicto hace una semana. Hamas se adjudicó la responsabilidad por el cohete de corto alcance que cayó en un área de Israel fronteriza con Gaza. Hasta ahora Israel no había registrado víctimas gracias a su sistema de defensa, que suele interceptar la mayoría de los cohetes disparados desde la Franja de Gaza, y porque otros caían en territorios despoblados. En cambio, en los ataques aéreos israelíes contra la Franja de Gaza murieron hasta ahora casi 200 personas mientras que 1.400 más resultaron heridas, de acuerdo con fuentes palestinas.

Relaciones rotas. Tras haber aceptado la propuesta egipcia, Israel reanudó los ataques aéreos ya que los palestinos siguieron lanzando cohetes. Bajo los términos del plan anunciado por El Cairo —cuyo gobierno respaldado por los militares se opone a Hamas— se iniciaría una disminución paulatina de los hechos de violencia desde las 9 hora local (6 GMT) y las hostilidades cesarían en las 12 horas posteriores. Pero el brazo armado de Hamas, las Brigadas Izz el-Deen al-Qassam, rechazó el cese al fuego y dijo que su lucha con Israel "se incrementará en ferocidad e intensidad".

Hamas no tiene relación con El Cairo desde la destitución del presidente islamista Mohamed Mursi hace un año. El grupo está estrechamente vinculado con la Hermandad Musulmana, el movimiento de Mursi. Los analistas consideraron que Israel aceptó el alto el fuego en un esfuerzo por ganar apoyo internacional en caso de que no cesen los ataques palestinos e Israel tenga que expandir su ofensiva y enviar incluso tropas terrestres a Gaza.

Moussa Abu Marzouk, un oficial de Hamas de alto rango que se encontraba en El Cairo, dijo que el movimiento, que está buscando un acuerdo que alivie las restricciones fronterizas impuestas tanto por Egipto como por Israel, no había tomado una decisión final sobre la propuesta. El Ejército israelí dijo que desde la tregua entró en vigencia, Hamas lanzó 76 cohetes contra Israel. El sistema antimisiles Cúpula de Hierro interceptó nueve, agregó. El Ejército dijo que identificó al menos 20 escondites de las plataformas de lanzamiento de cohetes de Hamas, túneles y depósitos de armas.

 

Crecen las hostilidades. Un civil palestino murió durante un ataque aéreo en Khan Younis, elevando la cifra de fallecidos en la Franja de Gaza a casi 200 personas en ocho días de enfrentamientos, incluidos al menos 150 civiles, entre ellos 31 niños, según autoridades médicas del lugar. El aumento en las hostilidades durante la última semana estalló tras el asesinato el mes pasado de tres estudiantes judíos en Cisjordania y la venganza el 2 de julio contra un joven palestino, que fue quemado vivo. Israel dijo el lunes que la policía tenía a tres personas de origen judío en custodia que habían confesado el asesinato.

En declaraciones en Viena, el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, apoyó a Israel: "No puedo condenar lo suficientemente fuerte las acciones de Hamas en el lanzamiento descarado de cohetes, en múltiples números, ante un esfuerzo de buena voluntad (para asegurar) de cese al fuego".

Ayer más temprano, Sami Abu Zuhri, portavoz de Hamas en Gaza, dijo que las demandas del grupo islamista se deben cumplir antes de que detengan sus ataques. Otros grupos militantes palestinos —Jihad Islámica, Frente Popular de Liberación de Palestina y Frente Democrático para la Liberación de Palestina— también dijeron que no habían acordado la oferta egipcia.

El presidente palestino, Mahmoud Abbas, quien alcanzó un acuerdo con Hamas en abril que llevó a la formación de un gobierno de unidad el mes pasado, instó a la aceptación de la propuesta. Amos Gilad, funcionario de alto rango de Defensa israelí y enviado a El Cairo, dijo a la Radio del Ejército israelí que Hamas está debilitada por el bombardeo aéreo y marítimo de Gaza. El fracaso de la iniciativa egipcia de paz opacó la visita a la región del ministro del Exterior alemán, Frank-Walter Steinmeier, quien se reunió con Netanyahu y su par Avigdor Lieberman en Tel Aviv y con el presidente palestino Abbas en Ramallah. El gabinete de seguridad israelí había aprobado la iniciativa egipcia con seis votos a favor y dos en contra: los de Lieberman y el ministro de Economía Naftali Bennett.

Halcones. Lieberman hizo ayer un llamamiento a reconquistar la Franja de Gaza después de que fracasara el intento de alto el fuego. "El Estado de Israel debe ir hasta el final", dijo ayer ante periodistas. "La operación debe terminar con el Ejército israelí controlando la Franja de Gaza". El Ejército israelí se retiró de la Franja de Gaza en 2005. El ministro del Exterior israelí, uno de los más duros en el gabinete, pidió una ofensiva terrestre. "Queremos destruir la infraestructura del terrorismo. Por eso esta operación no puede realizarse sólo por aire".

Alarma por la escasez de agua

Cientos de miles de personas en la Franja de Gaza se quedaron sin agua, advirtió ayer el Comité Internacional de la Cruz Roja, que señaló que la situación empeorará si las hostilidades continúan. “En unos días, toda la población de la Franja podría sufrir falta de agua”, dijo Jacques de Maio, responsable de la delegación de la Cruz Roja en la región. Además, “las aguas contaminadas se desbordan, desatando un riesgo serio de enfermedades”, señaló la organización humanitaria. En tanto, la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) dijo ayer que más de 150.000 personas debieron abandonar sus hogares y que otras 600.000, sin contar muertos ni heridos, se vieron afectadas por la ofensiva de Israel. Los intensos bombardeos contra Gaza han afectado a los sistemas eléctrico y de acuífero y los equipos técnicos son incapaces de reparar los daños debido a la falta de seguridad. Los ataques israelíes dejaron además unas 520 viviendas “parcialmente demolidas”, daños edilicios en 72 escuelas, tres hospitales, cinco centros de salud y 64 mezquitas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS