Edición Impresa

Israel prolongó la tregua 24 horas, pero Hamas no aceptó y reanudó sus ataques

Conflicto en Medio Oriente. Durante el breve paréntesis de paz, los palestinos aprovecharon para recuperar cadáveres y rescatar bienes de sus viviendas abandonadas.  

Domingo 27 de Julio de 2014

Después de que venciera el plazo de 12 horas de tregua humanitaria establecido el viernes, las milicias de Hamas en la Franja de Gaza volvieron a disparar cohetes y morteros contra Israel. Este país decidió, en cambio, extender 24 horas la vigencia de la tregua en forma unilateral, pese los ataques palestinos. Israel advirtió que la tregua no incluye la destrucción de los túneles de Hamas. En varias regiones del sur de Israel se volvieron a escuchar las sirenas. Minutos después de las 20 hora local, Hamas disparó varios morteros hacia Israel y más tarde ráfagas de cohetes hacia el sur y el centro del país. Los muertos palestinos ya suman más de mil y los israelíes superaron los 40. El conflicto estalló a gran escala el 8 de julio pasado.

Cuatro horas más.Israel había propuesto prolongar otras cuatro horas el alto el fuego, que expiraba a las 20 hora local, hasta la medianoche. Hamas, sin embargo, no se sumó a esa extensión de la tregua. Un portavoz de Hamas, Sami Abu Zhuri dijo que el grupo rechazó la propuesta de Israel de ampliar el cese al fuego. Hamas renovó así el lanzamiento de cohetes hacia las ciudades sureñas de Ashdod y Ashkelon, así como hacia el centro de Israel. Tres morteros fueron asimismo disparados hacia Israel apenas pasaron las 20 horas. Israel subrayó que no "respondía al fuego". Pero poco después Israel fue incluso más allá. En una actitud opuesta a la de Hamas, el gobierno anunció anoche que extendía por 24 horas la tregua, pese a la reanudación de la ofensiva del grupo islamista. "El gabinete de seguridad israelí aprobó la petición de Naciones Unidas sobre una tregua humanitaria válida hasta la medianoche del domingo", indicó una fuente israelí. Pero Israel subrayó que sus soldados seguirán operando en la Franja para destruir la red de túneles de Hamas.

Israel lanzó el 8 de julio una gran ofensiva aérea sobre Gaza y más tarde envió tropas por tierra al enclave controlado por Hamas, en un intento de detener el fuego de cohetes palestinos y destruir una vasta red de túneles transfronterizos empleada por los milicianos para realizar ataques. En los enfrentamientos de los últimos 19 días han muerto más de 1.000 palestinos, en su mayoría civiles, y más de 6.000 han resultado heridos, según fuentes palestinas.

Durante las horas en las que no hubo bombardeos, los palestinos en la Franja de Gaza salieron a las calles para recuperar a los cuerpos de sus seres queridos y abastecerse de alimentos, después de que la tregua humanitaria entrara en vigor en el décimo noveno día de conflicto. Según el Ministerio de Salud en Gaza, durante la tregua se rescataron unos 100 cuerpos.

Israel, en tanto, informó que otros dos de sus soldados murieron en Gaza, aumentando la cifra de bajas a 42, además de tres civiles. En Egipto, murieron dos niños, víctimas de cohetes de Hamas que cayeron por error en ese país vecino.

Durante la tregua, los tanques israelíes transitaban en la Franja mientras los palestinos buscaban entre los escombros sus pertenencias, llevando lo que podían en taxis, camiones y carretas tiradas por burros. Cientos de palestinos se dirigieron a inspeccionar el daño causado en sus hogares tras los asaltos israelíes y otros hacían filas en los bancos y tiendas para sacar dinero y almacenar provisiones.

Presión internacional. La tregua terminada ayer había surgido de la presión internacional. Los ministros de Exteriores de varios países reunidos en París habían pedido ayer a Israel y a Hamas que prolongaran la tregua humanitaria de doce horas. "Convenimos en llamar a las partes a prolongar el alto el fuego por motivos humanitarios", dijo el ministro de Exteriores alemán, Frank-Walter Steinmeier. "Debemos aprovechar el tiempo para preparar negociaciones de cara a un alto el fuego permanente". Por la mañana, se reunieron en París los ministros de Exteriores de Alemania, Steinmeier; Francia, Laurent Fabius; Reino Unido, Philip Hammond y el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, así como representantes de Italia, Qatar, Turquía y la Unión Europea. No se trata de hablar de culpa y responsabilidad, dijo Steinmeier, sino de convertir el alto el fuego humanitario en uno permanente. Pocas horas después, esas esperanzas quedaron en nada ante la respuesta negativa de Hamas. "Todos queremos obtener cuanto antes un alto el fuego duradero. Un alto el fuego negociado que responda a las necesidades legítimas israelíes, en términos de seguridad, y a las palestinas en términos de acceso y de desarrollo socioeconómico", dijo por su lado el canciller francés, Laurent Fabius.

El plan egipcio. La diplomacia internacional "mantiene sobre la mesa y como elemento central" la iniciativa egipcia que, entre otras cosas, pide levantar el bloqueo israelí a la Franja, dijeron fuentes francesas. La propuesta egipcia es rechazada por Hamas, que además del fin del bloqueo exige la liberación de presos palestinos. Pero la actitud de Israel de prolongar por su cuenta la tregua por 24 horas podría abrir un nuevo escenario. Claramente, ahora las presiones sobre Hamas provendrán no sólo de Occidente, sino también del lado árabe. Egipto, pero también sus dos aliados, Qatar y Turquía, podrían presionar al grupo extremista palestino a aceptar al menos una tregua de 24 horas.

El conflicto en Gaza, el cuarto desde que el ejército israelí se retiró de este territorio en 2005, salpica también a Cisjordania, escenario de violentos enfrentamientos. Las tropas israelíes mataron en las primeras horas de ayer a dos palestinos. En 24 horas, ocho palestinos han muerto en Cisjordania. La extensión del conflicto a Cisjordania sería un hecho de enorme gravedad, tanto para Israel como para el gobierno moderado de la Autoridad Palestina que rige en este segundo territorio palestino.

Hamas exige acabar con el bloqueo de Israel y Egipto a Gaza antes de acordar un fin a las hostilidades. A su vez estos dos países alegan que sin el bloqueo Hamas se armaría aún más, algo inaceptable mientras no acepte la existencia de Israel y los tratados internacionales. Por su lado, los israelíes dicen que el alto el fuego permanente debe permitir que el ejército continúe con la búsqueda y destrucción de la red de túneles de Hamas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS