Edición Impresa

Israel detuvo a seis extremistas judíos: serían los asesinos del chico palestino

La policía y el servicio secreto israelíes ubicaron al grupo radical y lo arrestaron. Lograron la confesión de uno de los autores. La víctima fue hallada el miércoles.

Lunes 07 de Julio de 2014

La policía israelí, junto con el servicio secreto, arrestó a seis jóvenes extremistas judíos por el secuestro y asesinato de Muhammad Abu Khdair, un adolescente palestino de 16 años hallado muerto el miércoles en las afueras de Jerusalén. "Los motivos del asesinato parecen ser nacionalistas", señaló la policía. El primer ministro, Benjamin Netanyahu, prometió que "todo el peso de la ley caerá sobre los autores de este crimen horrible". El asesinado del chico palestino llegó pocos días después de que tres adolescentes israelíes aparecieran acribillados en un pueblo palestino. Habían sido raptados el 12 de junio cuando hacían "dedo" en una zona palestina. Este triple crimen desató una ola de indignación entre los israelíes, que en sectores extremistas derivó en amenazas y finalmente en el crimen del adolescente palestino. La espiral de odio entre ambos pueblos podría tener ahora un freno, gracias al arresto de los presuntos culpables por las autoridares israelíes. Muchos israelíes destacaban ayer el contraste entre el rápido accionar de su policía con el encubrimiento de que gozan los autores del triple crimen de los adolescentes judíos de parte palestina. Los asesinos de los tres siguen aún libres, pese a estar identificados por las autoridades israelíes.

La policía israelí está manteniendo en secreto los detalles de la investigación que llevó a los seis arrestos. Una rueda de prensa para informar sobre el caso fue cancelada por miedo a nuevos disturbios en Israel y Cisjordania. La familia del joven asesinado criticó no haber sido informada de las detenciones.

Intento previo.El sitio web israelí Ynetnews.com agregó que los seis hombres detenidos habían intentado antes secuestrar a un niño palestino de 9 años. El intento, realizado en un pueblo de la zona de Jerusalén, fue abortado por la resistencia de la madre y algunos peatones. Interrogados por el servicio de inteligencia interior, Shin Bet, al menos uno de los seis confesó los crímenes e implicó a los otros, según Ynetnews. La policía israelí dio un comunicado conjunto con el Shin Bet en el que explican que los seis fueron interrogados por los agentes de inteligencia. La policía agregó que investigó diversos motivos para el asesinato del adolescente Abu Khdeir, incluidos los meramente delicitivos, pero que cree firmemente en las razones "nacionalistas" del crimen. Por su lado, el Shin Beth confirmó únicamente la detención e interrogatorio de "varios sospechosos judíos", mientras que el ministro de Seguridad Pública, Yitzhak Aharonovich, precisó que se trataba de seis "jóvenes". El primer ministro, Benjamin Netanyahu, prometió que "todo el peso de la ley caerá sobre los autores de este crimen horrible".

Reclamos de Abbas.Mientras, el presidente palestino Mahmud Abbas pidió al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, una investigación internacional del asesinato del joven. Además pidió a la comunidad internacional que defina como "organizaciones terroristas" a los grupos de colonos judíos radicales que llevan a cabo actos de venganza, dice en la carta que entregó al enviado de la ONU, Robert Serry. Abbas acusó también a Israel de no hacer lo suficiente para perseguir a los colonos judíos implicados en ataques contra palestinos. "Con demasiada frecuencia quienes perpetran estos actos terroristas no son llevados ante la Justicia", señala en la misiva. Abbas nada dijo, sin embargo, de la investigación palestina del triple crimen de los adolescentes judíos, del que Israel acusa al grupo extremista palestino Hamas. Este es socio político de Abbas. Los autores están identificados por el ejército israelí, pero siguen libres.

Otro crimen.En tanto, ayer salió a la luz otro crimen que también se debió a motivos nacionalistas, señalaron medios israelíes. Dos meses después del asesinato de una mujer en el norte de Israel, el Shin Bet informó que un taxista árabe de 34 años confesó el crimen en un interrogatorio. El taxista palestino asesinó a su pasajera por el solo hecho de ser israelí, según la fuente.

Por otro lado, Israel inició una investigación de las acusaciones sobre la paliza que dieron policías fronterizos a un joven palestino con nacionalidad estadounidense, primo del adolescente asesinado. Medios israelíes publicaron un video en el que se ve cómo la policía golpea y da brutales patadas al joven tendido en el suelo. El chico de 15 años apareció ayer con la cara hinchada, cuando fue liberado por orden de un juez israelí. El joven se reunió con su madre y fue recibido por la cúpula del gobierno palestino. Había sido detenido el jueves por participar en las protestas desatadas por la muerte de su primo. El Departamento de Estado de Washington había exigido el sábado una rápida investigación del caso.

Los secuestros y asesinatos de jóvenes de ambas nacionalidades desataron una ola de violencia en Israel y los territorios palestinos, al tiempo que milicianos palestinos intensificaron sus ataques con cohetes contra localidades fronterizas israelíes desde la Franja de Gaza. El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, dijo durante la reunión semanal de su gabinete en Jerusalén que Israel actuará "con responsabilidad y ecuanimidad, sin precipitarse" ante el incremento de los ataques con cohetes.

Preocupan las protestas.Respecto a las protestas en Jerusalén Este y en las ciudades de israelíes árabes, Netanyahu afirmó que "dentro del Estado de Israel no hay lugar para gente que lanza piedras y bombas incendiarias contra la policía, que bloquea calles o destruye propiedades. Llamo a los líderes de la población árabe (israelí) para que muestren responsabilidad y se pronuncien en contra de la ola de disturbios para restablecer la calma".

El servicio secreto de Egipto interviene como mediador entre Israel y el movimiento islamista Hamas en un intento de lograr que ambas partes acuerden un nuevo cese del fuego en la Franja de Gaza, informó la radio israelí. A pesar de expirar el sábado un ultimátum israelí, milicianos de Hamas y grupos aliados continuaron disparando cohetes desde Gaza contra ciudades fronterizas israelíes. Los palestinos lanzaron en la noche del sábado cohetes contra la ciudad de Beersheva. El ataque fue el primero contra esta ciudad desde el último gran enfrentamiento entre Israel y Hamas, en noviembre de 2012. En respuesta, Israel volvió a atacar objetivos de Hamas en la Franja de Gaza. Aun así, las dos partes enfrentadas aseguraron que no buscan una escalada de la situación. Según datos del ejército israelí, casi 30 cohetes y granadas de mortero impactaron viernes y sábado en Israel. La defensa antiaérea israelí interceptó ocho proyectiles.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS