Edición Impresa

Israel comenzó la invasión de Gaza para detener a Hamas

El objetivo ordenado por el primer ministro Benjamin Netanyahu es destruir túneles y arsenales usados por las milicias islámicas y reducir su capacidad de lanzar cohetes.

Viernes 18 de Julio de 2014

El Ejército israelí inició anoche una ofensiva terrestre en la Franja de Gaza, ordenada por el primer ministro Benjamin Netanyahu en el décimo día de la operación militar contra el enclave palestino, aunque aclaró que se trata de una acción limitada. "Se atacarán determinadas localidades en la Franja de Gaza", dijo el portavoz militar Arye Shalicar, que habló del norte, sur y este de la Franja. El objetivo es tratar de destruir arsenales y túneles usados por el grupo islamista Hamas y reducir su capacidad de lanzar cohetes, tras 10 días de bombardeos por aire y mar, agregó. El vocero Peter Lerner dijo previamente que se trata de una "nueva fase" en la operación contra el movimiento radical islámico Hamas. "El objetivo es el restablecimiento de la seguridad y la paz en Israel", indicó Lerner, que apuntó que a la vez se busca dar un "golpe decisivo" a la infraestructura de Hamas, que gobierna en la Franja. "El premier y el ministro de Defensa ordenaron a las Fuerzas Armadas que iniciaran la ofensiva terrestre esta noche para atacar los túneles terroristas que conducen a territorio israelí desde la Franja de Gaza", indicó un comunicado de la oficina del jefe de gobierno.

Israel movilizó a otros 18.000 reservistas tras el inicio de la ofensiva terrestre, con lo que la cifra de soldados movilizados subió a casi 70.000. Tras el fin de una tregua humanitaria de cinco horas, Israel aumentó ayer por la mañana sus ataques contra el enclave. Las fuerzas israelíes utilizaron artillería, helicópteros y barcos de combate para disparar contra objetivos en las localidades de Beit Hanun y Beit Lahia, en el norte de la Franja.

Los servicios de emergencia palestinos informaron de al menos cinco muertos por los últimos ataques, entre ellos un niño. La cifra de víctimas desde el comienzo de la ofensiva israelí subió a 240, mientras que alredededor de 1.800 palestinos resultaron heridos por los bombardeos.

Desmentido. La nueva escalada del conflicto se da después de que surgieran señales de una posible distensión. Ambas partes respetaron la tregua humanitaria de cinco horas propuesta por organizaciones de la ONU y que sirvió para que la población civil de la Franja de Gaza pueda recibir alimentos y otros bienes básicos. El Cairo fue sede el miércoles por la noche de una ronda de negociaciones indirectas entre representantes israelíes y de Hamas para poner fin al enfrentamiento. De todas formas, tras el fin de la tregua humanitaria, la agrupación volvió a lanzar más de 100 cohetes contra el Estado de Israel.

Ambas partes negaron ayer informaciones que hablaban de un supuesto alto el fuego para hoy. "Las discusiones continúan", dijo un funcionario israelí en condición de anonimato.

Una delegación israelí encabezada por el director de los servicios secretos internos, el Shin Bet, abandonó ayer El Cairo tras dialogar con diplomáticos egipcios sobre una propuesta de tregua a largo plazo para la Franja. En la capital egipcia estuvieron también una delegación de Hamas y el presidente palestino, Mahmud Abbas.

El último estallido de violencia en la región se dio tras el secuestro y asesinato de tres adolescentes israelíes en Cisjordania y el posterior asesinato en venganza de un joven palestino. Las autoridades israelíes presentaron ayer una acusación contra los tres presuntos asesinos del adolescente palestino Muhamad Abu Khdair.

Pedido de la ONU. El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, lamentó ayer la ofensiva terrestre israelí. "No puede haber una solución militar para este conflicto", dijo. "Lamento que a pesar de mis constantes llamados y los de varios líderes de la región y del mundo se haya dado una mayor escalada en el conflicto, que ya era peligroso", añadió. Por eso, Ban instó a Israel a hacer "mucho más" para proteger a los civiles. "En las últimas 24 horas hubo una serie de incidentes en los que murieron civiles, como el de cuatro niños en una playa en Gaza", apuntó, en referencia a los menores que perecieron en un ataque mientras jugaban un partido de al fútbol.

Israel realizó la última invasión a gran escala en la Franja de Gaza durante una guerra de tres semanas a finales de 2008 e inicios de 2009 que costó la vida de 1.400 palestinos y 13 israelíes.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS