Edición Impresa

Israel bombardeó camiones con armas en la frontera sirio-libanesa

El ataque preventivo trató de impedir que las fuerzas de Hezbolá se armen con misiles antiaéreos. Los rebeldes se atribuyeron un ataque a un centro de investigación militar. El gobierno responsabilizó a los israelíes.

Jueves 31 de Enero de 2013

Fuerzas israelíes atacaron una caravana que aparentemente transportaba armas para Hezbolá en la frontera entre Siria y Líbano durante la madrugada de ayer, dijeron fuentes a la agencia de noticias británica Reuters. Algunos calificaron el bombardeo como una advertencia al gobierno sirio para que no entregue armas al enemigo libanés de Israel.

Por su parte, la televisión estatal siria acusó a Israel de bombardear un centro de investigación militar en Jamraya, ubicado entre la capital y la cercana frontera, pero rebeldes sirios cuestionaron la información, diciendo que fueron sus fuerzas las que habían concretado la acción.

Ninguna fuente habló de un segundo ataque israelí.

"El objetivo fue un camión cargado con armas, que se dirigía de Siria a Líbano", dijo un diplomático occidental, quien añadió que no parecía posible que el envío incluyera armas químicas.

Una fuente entre los rebeldes que luchan contra el presidente sirio Bashar al-Assad dijo que el ataque aéreo en la madrugada hizo estallar una caravana en un camino de montaña a unos cinco kilómetros al sur de donde la principal autopista entre Damasco y Beirut cruza la frontera.

"Atacó camiones que llevaban sofisticadas armas del régimen para Hezbolá", dijo la fuente, que añadió que el ataque se llevó a cabo dentro de Siria, aunque la frontera está pobremente definida en el área.

La televisión estatal dijo que dos personas murieron en un ataque al amanecer contra la instalación militar en Jamraya, a la que describió como varios "centros de investigación científica que buscan elevar el nivel de la resistencia y autodefensa".

Sin embargo, varias fuentes rebeldes, incluido un comandante en el área de Damasco, acusaron a las autoridades de mentir y dijeron que los únicos ataques a la instalación militar fueron hechos por insurgentes.

Una fuente de seguridad regional dijo que el objetivo de Israel eran las armas entregadas por las fuerzas de Assad a Hezbolá.

"Este episodio se lee como una advertencia de Israel a Siria y Hezbolá para que no haya una transferencia de armas", dijo la fuente.

"Assad sabe que su supervivencia depende de su capacidad militar y no querría que fuera neutralizada por Israel, así que el mensaje es que este tipo de transferencias no vale la pena, ni para él ni para Hezbolá", agregó.

Pocos detalles fueron corroborados por varias fuentes. Todas las personas con conocimiento del hecho, de varios países, hablaron bajo condición de anonimato.

Ni el gobierno israelí ni Hezbolá realizaron comentarios. Estados Unidos declinó hablar del tema. Una fuente de seguridad libanesa dijo que el ataque no sucedió en su territorio.

Analistas insinuaron que Hezbolá estaba transportando sus propias armas desde un lugar de almacenamiento en Siria, por temor a que los rebeldes las consiguieran.

Aunque Israel reiteró esta semana la preocupación de Estados Unidos sobre las armas químicas sirias, funcionarios dicen que una inquietud más inmediata es que la guerra civil podría permitir que determinadas armas que anularían la superioridad israelí por aire y tierra llegaran a Hezbolá, un grupo al que enfrentó en el 2006.

El ataque de ayer podría haber sido una respuesta rápida a una oportunidad. Pero la serie de comentarios israelíes sobre Siria en los últimos días fue un recordatorio de una política de ataque preventivos y podría haber tenido la intención de limitar la sorpresa en el resto del mundo.

Campaña. Amir Eshel, jefe de la fuerza aérea israelí, dijo horas antes del ataque que sus cuerpos, que cuentan con los últimos aviones de combate, helicópteros de ataque y aviones no tripulados, estaban involucrados en una encubierta "campaña entre guerras".

En Israel, los medios —que operan bajo una censura militar— transmitieron de inmediato reportes internacionales sobre el ataque. El canal de televisión Channel Two citó a fuentes extranjeras diciendo que la caravana transportaba misiles antiaéreos.

El Ejército libanés reportó previamente una fuerte presencia de aviones israelíes sobre su territorio durante la madrugada, tras varios días de crecientes incursiones en el espacio aéreo libanés.

Un ataque israelí dentro de Siria podría ser diplomáticamente provocador, especialmente desde que Irán, aliado de Assad, dijo el sábado que consideraría cualquier asalto militar en Siria como un ataque en su contra. Israel ve a Irán como su principal enemigo y está enfrentado a Teherán por su programa nuclear.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS