Edición Impresa

Islamistas expulsan a todos los cristianos de Mosul, Irak

La ciudad, en manos del grupo extremista Estado Islámico, se quedó sin comunidad cristiana por primera vez en su milenaria historia.

Lunes 21 de Julio de 2014

Mosul, la segunda ciudad de Irak con 1,6 millones de habitantes, se ha quedado sin cristianos después de que estos huyesen tras un ultimátum del grupo terrorista sunita Estado Islámico. El grupo islamista derivado de Al Qaeda se ha apropiado de Mosul y de una vasta franja de territorio en Irak.

"En Mosul había unos 50.000 cristianos", informó Bashar Kiki, un jefe de consejo local de la norteña provincia de Nínive, cuya capital es Mosul. "Desde 2003 (año de la invasión estadounidense), unos 30.000 cristianos abandonaron la ciudad. El resto huyó tras las recientes amenazas de grupos terroristas", agregó. "Ahora Mosul no tiene cristianos por primera vez en su historia", explicó.

La ciudad iraquí contaba con una de las comunidades cristianas más antiguas del mundo. En los últimos tiempos vivían en la ciudad unas 500 familias cristianas, a las que Estado Islámico dio esta semana un ultimátum: debían convertirse al islam o pagar un "impuesto de protección" si no querían morir. El grupo terrorista se ha hecho famoso por sus brutales ejecuciones masivas.

Ante esta amenaza, los cristianos huyeron a otras localidades cristianas y a la región autónoma kurda. Un portavoz kurdo llamó a la comunidad internacional a prestar ayuda al gobierno kurdo para proteger y reasentar a los cristianos que acogió.

Según fuentes de la iglesia iraquí, en el país había cerca de 1,2 millones de cristianos antes de la invasión de Estados Unidos, tras la cual la cifra descendió hasta los 500.000. La invasión provocó un vacío de poder que fue ocupado por milicias sunitas, como Estado Islámico, y otras shiítas, que combatían a las tropas norteamericanas.

Estado Islámico, que en las últimas semanas se hizo con el control de amplias zonas del centro y norte de Irak, declaró el mes pasado el establecimiento de un "califato" islámico en el territorio iraquí y sirio que controla.

El papa Francisco recordó ayer a las comunidades cristianas perseguidas, sobre todo en Mosul, donde se ven amenazadas por el grupo terrorista Estado Islámico. "íNuestros hermanos son perseguidos, son enviados fuera, deben dejar sus casas sin tener la posibilidad de llevarse nada! Aseguro a estas familias y a estas personas mi cercanía y mi constante oración", dijo tras el rezo del Angelus. "Queridos hermanos y hermanas tan perseguidos, yo sé cuánto sufren, yo sé que son despojados de todo. Estoy con vosotros en la fe con l que ha vencido el mal", afirmó el pontífice.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS