Edición Impresa

Irán sugiere que podría construir la bomba

El ayatolá Jamenei dijo que no desean hacerlo, pero "si intentáramos poseer armas nucleares, ningún poder podría detenernos".

Lunes 18 de Febrero de 2013

El líder supremo de Irán declaró que su país no está buscando armas nucleares, pero que ningún poder mundial podría detener el acceso de Teherán a una bomba atómica si tratara de construir una. La ambigua declaración del ayatolá Alí Jamenei llega en plena puja con la comunidad internacional y las Naciones Unidas por su programa nuclear.

Jamenei, quien tiene la última palabra en todos los temas estratégicos en Irán, dijo a un grupo de particulares que su país apoya la eliminación de armas nucleares. "Creemos que las armas nucleares deben ser eliminadas. No queremos construir armas nucleares. Pero si no creyéramos eso e intentáramos poseer armas nucleares, ningún poder podría detenernos", señaló Jamenei, en comentarios colocados en su sitio de Internet: khamenei.ir.

Las declaraciones de Jamenei llegan a días de que se inicien nuevas conversaciones nucleares entre Irán y el grupo 5 1, conformado por las cinco potencias del Consejo de Seguridad de la ONU (EEUU, Gran Bretaña, Rusia, Francia y China) más Alemania. La ONU ha aplicado ya tres series de sanciones a Irán por sus incumplimientos e irregularidades con su programa nuclear.

Esta semana la agencia nuclear de la ONU tuvo un duro choque con el régimen iraní, al punto que decidió congelar todas las conversaciones que mantenía hasta ahora. La Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) de la ONU señaló que no tenía sentido continuar las conversaciones con Irán, después de que las dos partes no lograran acuerdos tras una visita de expertos de la agencia al país persa. "Trabajaremos duro para intentar resolver las diferencias, pero se necesita tiempo para reflexionar sobre el camino a seguir", dijo el inspector jefe de la AIEA, Herman Nackaerts, en Viena a su retorno de Irán. Nackaerts su equipo y los funcionarios iraníes no llegaron a un acuerdo sobre las condiciones en las que el organismo de control nuclear de la ONU tendría acceso a documentos, funcionarios e instalaciones iraníes. Entre estas, el centro de Parchin, donde se sospecha que se están probando partes de futuras armas nucleares. Tampoco se puso fecha a un nuevo encuentro.

El próximo 26 de febrero los miembros del grupo 5 1 comenzarán nuevas negociaciones con Irán. Las potencias pretenden que Teherán deje de enriquecer uranio a niveles peligrosos. Pero Irán declaró recientemente que comenzó a instalar una nueva generación de centrífugas en su principal planta de enriquecimiento de uranio, en Natanz, medida que le permitirá aumentar inmensamente su ritmo de enriquecimiento de uranio, en claro desafío a los llamados de la ONU para que detenga tales actividades.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS