Edición Impresa

Irán abrió su primera planta de producción de combustible nuclear

Isfahan.— El presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, inauguró ayer la planta de fabricación de combustible nuclear en Isfahan, la primera del país, durante un acto en el que se mostró dispuesto a dialogar con Occidente sobre el controvertido programa nuclear de Teherán siempre que se respeten sus derechos.

Viernes 10 de Abril de 2009

Isfahan.— El presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, inauguró ayer la planta de fabricación de combustible nuclear en Isfahan, la primera del país, durante un acto en el que se mostró dispuesto a dialogar con Occidente sobre el controvertido programa nuclear de Teherán siempre que se respeten sus derechos.

La planta de fabricación de combustible nuclear fue construida exclusivamente por expertos iraníes en Isfahan, y proveerá combustible al reactor de investigación de Arak de 40 megavatios.

Será capaz de producir tabletas y barras de combustible nuclear, así como montajes para la planta de Arak, que se inaugurará en los próximos dos o tres años.

"Hoy podemos presentar al pueblo iraní los buenos resultados de nuestra investigación nuclear", valoró Ahmadineyad tras la inauguración del centro, que se celebró durante el Día Nuclear iraní. "Ahora podemos decir que poseemos una producción de combustible nuclear local a pesar de las duras limitaciones impuestas a Irán y de las amenazas de nuestros enemigos", agregó.

El mandatario volvió a acusar a Occidente de intentar poner freno al progreso tecnológico iraní, incluso a través de organizaciones internacionales como el Consejo de Seguridad de la ONU, pero aseguró que todas esas "conspiraciones" son en vano.

Por otra parte señaló que Irán está dispuesto a conversar sobre su programa atómico con Occidente, incluyendo a EEUU, pero insistió en que se respeten los derechos nucleares reconocidos internacionalmente a Teherán.

Enriquecimiento de uranio. Ahmadineyad también visitó ayer la planta de enriquecimiento de uranio en Natanz, cerca de Isfahan, donde actualmente hay operativas 6.000 centrifugadoras. Según el director de la Organización de Energía Atómica Iraní, Gholam Reza Aqazadeh, otras mil fueron añadidas este año, lo que eleva a 7.000 el número total.

Teherán insiste en que sus actividades nucleares persiguen fines pacíficos, pero Occidente teme que oculten el proyecto de construir una bomba atómica.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS