Edición Impresa

Investigan muerte de un preso en Coronda

El grito de uno de los celadores que recorría el pabellón 4 de la cárcel de Coronda durante la madrugada del domingo se escuchó en todo el pasillo de ese sector de la penitenciaría.

Miércoles 30 de Abril de 2014

El grito de uno de los celadores que recorría el pabellón 4 de la cárcel de Coronda durante la madrugada del domingo se escuchó en todo el pasillo de ese sector de la penitenciaría. Por eso otros dos celadores fueron a su encuentro y uno de ellos iluminó con una linterna por la hendija de la puerta de la celda Nº 475. Entonces vio al interno que la habitaba tirado en el piso y desnudo. Los carceleros lo llamaron por su nombre una y otra vez, después le gritaron a viva voz, pero no encontraron respuesta. Finalmente, con una llave maestra, ingresaron al calabozo y se encontraron con que el interno había muerto. Por eso llamaron al médico de guardia que constató el fallecimiento y lo identificó como Eduardo Luis Idiarte, oriundo de Rosario y de 57 años.

El informe de los celadores penitenciarios que descubrieron el cadáver fue elevado a los oficiales jefes del servicio de guardia y después a las máximas autoridades de la cárcel de Coronda haciendo particular hincapié en que la población de internos del penal se había ido a dormir sin que surgiera ninguna novedad.

En investigación. Luego se informó sobre lo ocurrido a la División Judicial de la URXV de la policía santafesina y desde allí se envió al médico que convalidó la constatación de su par penitenciario. Finalmente el informe de todo lo ocurrido llegó a manos del fiscal de la Unidad Especial de Homicidios de la capital provincial, Jorge Nessier, que ordenó la realización de la autopsia y los peritajes de rigor en la celda.

Idiarte, dice el parte oficial, falleció entre la noche del sábado y la madrugada del domingo. Era rosarino, contaba con un frondoso prontuario por delitos contra la propiedad y cumplía una condena por la comisión de los delitos de robo agravado y tentativa de robo agravado y estaba a disposición del juez penal de Ejecución con sede en esa unidad carcelaria.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario