Edición Impresa

Investigan a Lula por corrupción en Brasil

Es por el escándalo de sobornos conocido como "mensalao" que estalló en 2005 y puso en jaque el primer mandato del ex presidente.  

Sábado 13 de Abril de 2013

La policía federal brasileña comenzó ayer a investigar al ex presidente Luiz Inacio Lula da Silva luego de las denuncias formuladas en septiembre por el publicista Marcos Valerio de Souza, operador financiero del mensalao, ya condenado a 40 años de prisión.

"Podemos confirmar que hemos iniciado investigaciones, pero no podemos suministrar ninguna información más, porque la Policía Federal no comenta investigaciones en curso", dijo hoy a dpa una vocera de la institución.

Esta será la primera vez que Lula da Silva será investigado por sospecha de participación en el llamado "escándalo del mensalao", ya que el ex presidente no fue acusado en el proceso juzgado el año pasado por la Corte Suprema en el que solo declaró por oficio y que resultó en las condenas a 25 personas, entre ellas exponentes de su Partido de los Trabajadores (PT).

Según de Souza, Lula y el ex ministro de Hacienda Antonio Palocci negociaron con el entonces presidente de Portugal Telecom, Miguel Horta, la transferencia para el PT de siete millones de dólares, que serían utilizados para las campañas electorales del partido y para comprar el apoyo de diputados de la base aliada.

La transferencia, que sería concretada por una empresa suministradora de Portugal Telecom en Macao, China, habría sido acordada durante una reunión de Horta con Lula y Palocci realizada en el mismo Palacio del Planalto (sede de la presidencia brasileña), según el publicista.

Las acusaciones de de Souza, hechas en septiembre en una entrevista al diario "O Estado de Sao Paulo", fueron rechazadas por todos los involucrados: Lula las calificó de "mentirosas", mientras que Palocci aseguró que los hechos relatados por Souza "jamás existieron" y Horta aseveró que no tuvo "ningún vínculo" con el escándalo del mensalao.

El ex mandatario dijo esta semana en Londres que no iba a hablar al respecto. A su vez, el ministro brasileño de Justicia, José Eduardo Cardozo, aseguró ayer que la policía federal no sufrirá "ningún tipo de interferencia, de ninguna naturaleza" en la investigación sobre la denunciada participación de Lula en el escándalo del "mensalao".

El año pasado, el Supremo Tribunal Federal (STF) condenó a 25 personas acusadas de formar parte del esquema ilegal, de las que 22 recibieron pena de cárcel, entre ellas José Dirceu, jefe de Gabinete y mano derecha de Lula.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS