Edición Impresa

Investigan la muerte de un nene de un año en Nuevo Alberdi

El informe preliminar indica que padecía un cuadro respiratorio severo. Las tías dicen que la madre y la abuela lo descuidaron.

Miércoles 09 de Julio de 2014

El Ministerio Público de la Acusación investiga el fallecimiento de un bebé de un año y cuatro meses ocurrido el sábado pasado en una vivienda Nuevo Alberdi, hecho que hasta el momento fue caratulado como muerte dudosa. El episodio derivó en un inusual repudio de los familiares paternos de la víctima, que realizaron pintadas y un escrache en la casa que el niño habitaba junto a la madre y la abuela materna, a quienes acusan de haberlo dejado en estado de abandono.

Mauricio M., falleció el sábado en circunstancias que están bajo la investigación de la Justicia. El bebé sufrió aparentemente un cuadro respiratorio severo que derivó en el fatal desenlace. Según los informes preliminares del departamento de Medicina Legal, el chiquito se broncoaspiró mientras estaba bajo el cuidado de su abuela materna en la vivienda ubicada en pasaje Nº 1.348 al 3500, pleno Nuevo Alberdi, casi al límite con Cristalería.

La mamá de la víctima es una joven de apenas 17 años, Bibiana, que no estaba al momento del deceso. Pero residía junto al pequeño en la misma vivienda con Inés R., la abuela, y otros tres hijos menores de ésta (de entre 4 y 12 años, la mayor con discapacidad psicofísica). En tanto, el padre de Mauricio, Víctor Hugo, fue asesinado en septiembre de 2013, en un hecho que ahora recobró notoriedad.

La muerte del bebé desató la ira de sus tías paternas, que no sólo le endilgan a las dos mujeres, madre y abuela, haberlo descuidado, sino que esgrimen que al papá le dio muerte un hombre que estaba ligado afectivamente a Inés R.

Con esa lectura de los acontecimientos, un grupo personas y familiares del nene por la línea paterna llegó el lunes al mediodía a la casa de Nuevo Alberdi, donde realizaron pintadas en la fachada y quemaron cubiertas generando un contexto de tensión en el barrio.

Lo concreto es que después de varias horas y tras la intervención de la fiscal Maríana Prunotto, a cargo de investigar la muerte de Mauricio, y de las autoridades de la subcomisaría 2ª, el panorama se descomprimió. Una de las tías del niño, Mariela L., y Norma F. denunciaron en la comisaría que la abuela lo dejó solo en una habitación, y que esa conducta se repetía porque la mujer estaba siempre "de joda".

Fuentes ligadas a la investigación indicaron que hasta el momento el hecho está caratulado como "muerte dudosa", y que no hay indicios concretos que puedan sustentar la acusación de abandono, aunque se aguarda el resultado final de la autopsia, entre otras informes.

La fiscal ordenó también un informe al departamento de Medicina Legal donde se constató que el resto de los niños que habitan la casa, en líneas generales, estaban higienizados y gozan de buena salud. Además, se ofició al área de Niñez de la Municipalidad para que haga relevamiento de la situación social del grupo familiar.

Hasta el momento, tanto la madre como la abuela de Mauricio no prestaron declaración testimonial y tampoco hay elementos que permitan suponer que incurrieron en abandono del niño, aunque desde el Ministerio Público de la Acusación se tratará de determinar si tiene sustento la grave denuncia de los familiares paternos del niño.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS