Edición Impresa

Investigan a ex bancario por un desfalco de dos millones

Quieren saber si desde el área financiera donde trabajaba sobrevaluó títulos y bonos, remanente que giraba a cuentas personales.

Martes 14 de Enero de 2014

El Banco Municipal de Rosario denunció penalmente a un ex empleado de la entidad que habría realizado una maniobra estafatoria, al apoderarse de unos 2 millones de pesos que generó al sobrevaluar bonos y títulos. El dinero lo giraba de forma electrónica a cuentas de terceros de otros bancos. Ahora, la Justicia provincial investiga el desfalco.

Apenas unos días antes del inicio de la feria judicial, en los Tribunales de Rosario se recibió una denuncia que busca esclarecer la conducta de un empleado con 30 años de trayectoria en la emblemática entidad financiera.

El hombre, un profesional del área de las ciencias económicas que se jubiló en agosto pasado y se desempeñaba en el departamento financiero del banco, está sospechado de volcar a su patrimonio fondos que obtenía al sobrevaluar títulos públicos y bonos con los que se había capitalizado el banco.

El hecho lo confirmó a La Capital el presidente de la entidad, Eduardo Ripari, quien brindó algunos detalles de la maniobra descubierta por las autoridades del banco después de que el agente sospechado se acogiera a un retiro voluntario.

"La maniobra es detectada a partir de un trabajo de auditoría de los balances, donde aparece primero una diferencia de un millón y medio de pesos entre valores contables. A partir de eso, notamos que se había sobrevaluado el activo en títulos públicos con una diferencia a favor del banco", dijo Ripari.

Y abundó: "Esa diferencia (de dinero) el banco la tomó como un activo en observación. A partir de un análisis complejo, porque cada título tiene su valorización y manejo, se determinó un remanente de 2 millones y que correspondían a lo que nosotros calificamos con una malversación".

También explicó el seguimiento que se hizo del dinero que el empleado generó y desvió. "Por transferencia electrónica salió a cuentas de terceros de otros bancos, que podrían tener algún vínculo parental con el empleado. Esa operación no se correspondía con las oficiales, porque también descubrimos que la documentación estaba fraguada", amplió Ripari.

Luego aclaró que el desfalco no implica un daño sensible para la entidad. "Hay que aclarar que esta situación no tiene una gran afectación para el patrimonio del banco. En 2014 tendremos un balance positivo de 25 millones de pesos. Cerramos un buen balance", añadió.

El banco realizó la denuncia en diciembre de 2013 ante la Fiscalía Nº 3, a cargo de Carlos Covani, quien elevó el expediente con varias medidas al Juzgado de Instrucción Nº 5.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS