Edición Impresa

Intrigas y estafas en un juego de amores cruzados

La película que suma 10 nominaciones a los oscar se estrena el próximo jueves en la Argentina. está basada en una historia real.

Domingo 19 de Enero de 2014

Con 10 nominaciones a los premios Oscar, y precedida por excelentes críticas, el próximo jueves llega a los cines argentinos "Escándalo americano", la nueva película de David O. Russell, el director de la exitosa y también premiada "El lado luminoso de la vida". El filme, que cuenta con un elenco de estrellas encabezado por Christian Bale y Bradley Cooper, está nominado a los Oscar en categorías centrales como mejor película, mejor director y mejor actor y actriz principales. El domingo pasado este thriller con tono de comedia negra se impuso en la entrega de los Globos de Oro, con tres galardones, y ahora es uno de los grandes favoritos para quedarse con la estatuilla dorada de la Academia de Hollywood.

Basada en una historia real de los años 70, "Escándalo americano" se centra en Irving Rosenfeld (Christian Bale), un estafador de tiempo parcial que percibe una forma de cambiar su vida cuando conoce a Sydney Prosser (Amy Adams), cuya actitud seductora y confiada lo encandila. Sydney se convierte en su amante y socia de negocios y logran unos éxitos tremendos. Pero cuando Irving y Sydney son capturados por una estafa, el agente del FBI Richie DiMaso (Bradley Cooper) los obliga a trabajar para él y organiza una operación encubierta para atrapar a funcionarios corruptos.

Uno de estos funcionarios es Carmine Polito (Jeremy Renner), un político que trata de restaurar Atlantic City y aportar una nueva economía para la clase trabajadora, incluso si esto significa tener que asociarse con un inversionista inusual. DiMaso queda seducido rápidamente por el glamour del mundo de Irving y Sydney, así que también ve su oportunidad para transformarse en el hombre que desearía ser. Mientras tanto, la esposa de Irving, Rosalyn (Jennifer Lawrence), explosiva y manipuladora, es como una carta comodín cuyos vínculos emocionales con Irving podrían hacerlos caer a todos.

Al igual que en las películas previas de David O. Russell ("El ganador" y "El lado luminoso de la vida"), "Escándalo americano" desafía los géneros para contar una historia de amor, reinvención y supervivencia. "Mis películas hablan de personas cuyas vidas no han transcurrido en la forma que ellos deseaban o que intentaron que sea", explicó el director. "Conservan algo profundamente atrayente, pero también son trágicas. Estos personajes tienen su sentido de quiénes son roto en pedazos y no sólo se preguntan lo que harán, también se cuestionan cómo van a recuperar su existencia. Algo que me parece fundamental es que son hombres y mujeres apasionados que aman o han amado verdaderamente la vida", se explayó.

El corazón de la película es una poderosa historia de amor entre Irving Rosenfeld y Sydney Prosser, almas gemelas y socios de negocios. "La aventura amorosa entre ellos les otorga un poder especial que cualquiera que haya estado enamorado puede confirmar", dijo Russell. "Cuando amás a alguien parece que te convertís en algo más que la suma de las partes. La primera mitad de la película trata de comunicar cómo se enamoran estos dos seres, lo especiales que se hacen sentir uno al otro, cuánto les gustan sus vidas, y este encanto se percibe en todo. Pero después empiezan los problemas. Deben reinventarse para sobrevivir y ahí se preguntan que pasará con su amor", relató.

"Escándalo americano" aborda el romance de muchas formas. "Está el romance entre Irving y Sydney, así como el breve affaire entre Richie y Sydney, y el oscilante romance en el moribundo matrimonio de Irving y Rosalyn", reveló el director. "También está la amistad entre Irving y Carmine, o el matrimonio de Carmine con Dolly. Y por supuesto tenemos el arte de Irving como estafador, que es un romance de diversas maneras, porque él tiene una gran habilidad para fascinar y hacer que la gente crea en él. Les permite a las personas desear algo y soñar", puntualizó.

Según el productor Richard Suckle, "la idea de estafar permea cada aspecto de este filme". "Gran parte de la película trata de las distintas formas en que nos engañamos unos a otros y a nosotros mismos. Cuando estás atrapado en un trabajo que odiás o en una relación conflictiva, te convencés a vos mismo de que las cosas están bien y van a funcionar. Y justamente es lo que hacen los personajes en la película", observó.

Operación encubierta. La historia está inspirada en el verdadero escándalo Abscam, que comenzó como una operación encubierta del FBI. Preocupados por los crímenes de guante blanco y la corrupción política, los agentes John Good y Anthony Amoroso trabajaron junto a un estafador, Mel Weinberg, para organizar una operación encubierta. Weinberg y el FBI crearon una compañía falsa encabezada por un sheik árabe simulado, con el propósito de ofrecer sobornos a los funcionarios a cambio de favores políticos.

Weinberg se convirtió en el testigo estelar en los casos del FBI contra seis miembros de la Cámara de Representantes de Estados Unidos y un senador de la nación, que fueron acusados de varios cargos en el escándalo. Además fueron procesados otros funcionarios del gobierno local, incluyendo el alcalde de Camden, Nueva Jersey.

Personajes profundos. Los personajes profundos se han convertido en la firma de las películas de David O. Russell, y son una de las razones por las cuales ha sido capaz de atraer a actores de alto nivel. Christian Bale, quien ya se lució con el director en el drama "El ganador", se pone esta vez en la piel de Irving Rosenfeld, un estafador y un romántico. "Christian aporta una autenticidad maravillosa, es como si hubiera salido de los años 70", afirmó el productor Richard Suckle. "La forma en que luce, sus ademanes, es diferente a cualquier rol que haya interpretado. El aporta comedia, encanto, vulnerabilidad. Cuando entró al set yo sabía conscientemente que era Christian Bale, pero era como ver a Irving vivo, respirando, en carne y hueso", señaló.

"Nunca conocí a un personaje más fascinante que Irving interpretado por Christian", dijo por su parte Amy Adams, que encarna a Sydney Prosser. "Ella piensa que se embarca con el amor más grande de su vida, no considera que es una estafadora. Sydney comienza como una persona a quien no le agrada ser ella misma, así que crea un mundo en el cual puede proyectar sus fantasías acerca de quién le gustaría ser. Y cuando le quitan eso, cae en un conflicto", explicó la actriz nominada al Oscar.

vidas en conflicto. Bradley Cooper, que brilló como el protagonista de "El lado luminoso de la vida", interpreta al agente del FBI Richie DiMaso. "Es un personaje que siente que está desperdiciando su vida, que su vida debería ser mucho más emocionante", comentó el actor. "Incluso se riza el pelo como famosos jugadores de béisbol sólo porque cree que estos deportistas son geniales. Así que cuando conoce a (los estafadores) Irving y Syd queda fácilmente cautivado por su estilo de vida. Sydney lo lleva a una disco, le cambia el look y él queda fascinado por ese mundo", agregó.

Otro personaje clave de "Escándalo americano" es la esposa de Irving, Rosalyn, una inestable ama de casa de Long Island que es totalmente opuesta a la elegante Sydney que interpreta Adams. Para este papel el director volvió a apostar por Jennifer Lawrence, la joven actriz que se consagró el año pasado cuando ganó un Oscar por "El lado luminoso de la vida". "Rosalyn carece de sofisticación y se nota en cada aspecto: uñas rojas de acrílico, enormes peinados todo el tiempo y ropa con diseños de leopardo", explicó Lawrence. "Así que los ajustes en el vestuario se trataron de asegurar que nada le quedara bien. Deseaba que se viera como un pequeño desastre", reveló.

Sobre el temperamento de su personaje, la actriz fue clara en su descripción: "Es maníaca, está muy alegre o muy triste. Tiene tanto miedo de quedarse sola que prefiere estar atrapada en un matrimonio infeliz. Su constante estado de decepción provoca que tome algunas decisiones increíblemente malas que sólo hacen que todo empeore", anticipó.

El "quinto elemento" de la película es Carmine Polito, un político de Nueva Jersey que tiene la oportunidad de restaurar la desgastada región si puede encontrar al inversionista adecuado. El encargado de interpretarlo es Jeremy Renner, el actor que saltó a la fama con "Vivir al límite", que en 2010 se llevó el Oscar a mejor película. El personaje de Renner se destaca de los otros porque no usa ninguna máscara: él dice que trata de hacer lo correcto para las personas que representa y así es. "El tiene principios. Aun si comete un error, cada cosa que hace siempre tiene una buena intención", aseguró el actor.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS