Edición Impresa

Intenso trabajo en ciudades del cordón para sacar el agua

Tal como ocurrió en Funes y Roldán, la tormenta de ayer despertó los fantasmas que dejó el fuerte temporal de hace un año, aunque esta vez las consecuencias fueron menores.

Sábado 02 de Noviembre de 2013

Tal como ocurrió en Funes y Roldán, la tormenta de ayer despertó los fantasmas que dejó el fuerte temporal de hace un año, aunque esta vez las consecuencias fueron visiblemente menores. Una recorrida por los puntos neurálgicos del cordón industrial norte permitía apreciar ayer que afortunadamente la lluvia y el viento habían provocado algunos daños materiales, sin heridos ni víctimas fatales.

En Granadero Baigorria numeroso personal municipal con equipos de bombeo se ubicó en distintos puntos para desagotar zanjas y canales y desobstruir caños y desagües en las calles ubicadas detrás del Hospital Eva Perón, y personal policial, de Defensa Civil y de Seguridad Vial asistían y ordenaban el tránsito sobre la ruta 34-S, la autopista y la ruta nacional 34. Oscar Ramírez, vecino de la zona, señaló a LaCapital que el agua acumulada en algunos sectores detrás del hogar escuela, durante la mañana avanzó sobre la ruta impidiendo la circulación vehicular.

En Bermúdez. En Capitán Bermúdez el barrio más afectado fue el Batallán, una extensa zona de muy humildes viviendas y casi oculta por el terraplén ferroviario que separa a Bermúdez de Baigorria en la zona de "la subida" de la ruta 11, en inmediaciones del acceso a la planta de Celulosa.

Un zanjón de la zona, que corre paralelo a la calle Dorrego en el medio del asentamiento, se salió del cauce e inundó las humildes viviendas cuando al cortarse el suministro eléctrico dejó de funcionar la bomba extractora fija. Así, el agua contribuyó a hacerles más difícil todavía la vida a unas cien familias del barrio. A eso de las 17, tanto Ana María, cuya casa se ubica sobre la calle Dorrego, y su hija, a cuya casa se llega por uno de los pasillos de la villa, sacaban agua de su casas con la sola ayuda de unos cepillos.

El personal de Defensa Civil bermudense, mientras tanto, intentaba encauzar el agua que anegaba la avenida Francia en inmediaciones de ruta 11. Una bomba extractora que desagotaba 120 litros por minuto hizo bajar 30 centímetros el nivel del agua acumulada en el lugar y hasta bien entrada la tarde continuaba funcionando, atendida por personal dirigido por el coordinador del área, Marcelo Mazza. El funcionario confirmó a este diario que las zonas más afectadas de la ciudad fueron el citado barrio Batallán, Villa Margarita, Villa Cassini y barrio Copello.

Arroyo San Lorenzo. En San Lorenzo el agua escurrió rápidamente y barrios como Bouchard y Villa Felisa, algunos de los más afectados por la lluvia, a la tarde casi no mostraban señales de lo ocurrido.

Donde sí quedaron huellas del meteoro fue en el mayor escenario de la tormenta del año pasado, la derruida zona del puente de avenida San Martín, donde nuevamente creció el arroyo San Lorenzo y el agua ingresó a las viviendas costeras.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS