Edición Impresa

Intensas ráfagas de viento generan en 5 minutos destrucción en Venado

Violento temporal. Muchos lo definieron como la cola de un tornado. El meteoro no causó víctimas fatales pero sí devastación en gran parte de la ciudad.

Martes 03 de Diciembre de 2013

Un temporal, al que muchos definen como el paso de la cola de un tornado, azotó ayer por la tarde a Venado Tuerto dejando un cuadro de devastación. Afortunadamente el meteoro no tuvo como saldo heridos de gravedad, aunque dejó a decenas de familias sin techo y algunas con sus viviendas totalmente destruidas, por lo que debieron ser evacuadas. Los barrios más afectados fueron los de la periferia de la ciudad, si bien las consecuencias fueron generalizadas.

El fenómeno se desató con toda su furia alrededor de las 17 y duró unos cinco minutos. Tal fue la intensidad de las ráfagas, que incontable cantidad de autos chocaron entre sí empujados sólo por el efecto del viento. Decenas de techos y toldos volaron; centenares de postes y árboles quedaron regados por la vía pública y al menos más de media ciudad se quedó sin luz, teléfono ni internet. El Sies 107 asistió directamente a las víctimas, que por la levedad de sus lesiones no fueron internadas.

"Tenemos toda la ciudad con problemas. Hay heridos, pero no de gravedad. Mucha voladura de techos y nuestra tarea en este momento es fundamentalmente la de liberar de cables a las zonas afectadas", alcanzó a decir a La Capital el director de Defensa Civil y jefe de Bomberos Voluntarios de Venado Tuerto, Daniel Romo, mientras se hallaba en plena tarea de asistencia y dirección del personal a su cargo. A los efectivos locales se sumaron los cuarteles de María Teresa, Santa Isabel y Elortondo.

Al cierre de esta edición la ciudad se hallaba a oscuras con el retorno del servicio en forma intermitente —lo mismo ocurría con la telefonía e internet—, aunque sólo en algunas áreas como la zona céntrica, donde la tormenta ocasionó menos daños que en la periferia. Ayer se estimaba que los barrios más afectados fueron los de los del extremo este y oeste de Venado, especialmente el barrio Juan XXIII, donde las familias que viven en un edificio de tres pisos debieron ser evacuadas porque el viento afectó seriamente su estructura. En este mismo sector al menos tres viviendas quedaron totalmente destruidas.

Otros barrios azotados por el temporal fueron San Vicente, Ciudad Nueva, Alejandro Gutiérrez, Villa Casey y zonas aledañas a la terminal de ómnibus. Las familias damnificadas fueron trasladadas a instalaciones de la Sociedad Rural y además asistidas por algunas vecinales. Como suele ocurrir en estos casos, muchos afectados no quisieron abandonar sus casas para resguardar sus bienes.

"No es una gran cantidad de personas, en total alcanzan unas 40 y sus viviendas son precarias", confirmó a este diario el secretario de Gobierno municipal, Rubén Paulinovich, quien calificó el fenómeno meteorológico como "inédito en la ciudad". El funcionario dijo que desde el gobierno local "se dispuso, en conjunto con Defensa Civil un operativo para asegurar la asistencia a los afectados y garantizar las condiciones mínimas para evacuar a la gente".

Emergencia. "Esta es una situación de emergencia. El intendente José Luis Freyre dio órdenes precisas para que todos colaboren. Hablamos con los titulares de los súper para solicitarles que hagan su aporte a través de velas y alimentos. También se ha sumado solidariamente la comunidad de Venado en este hecho que nos toca vivir", destacó Paulinovich.

Pasadas las 21, el secretario de Gobierno contó a La Capital: "Esto es algo nunca visto. Estamos consiguiendo nylon para poner en los techos porque fue tal la fuerza del viento, que se volaron techos de chapas completos, pese a que estaban sólidamente construidos". Tal fue el caso de las instalaciones del estacionamiento del supermercado Carrefour, ubicado en el bulevar 12 de Octubre, en el barrio Juan XXIII.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS