Edición Impresa

Insisten en regular a los cuidacoches

El partido Newell's-Boca y los distintos recitales que se están brindando en el anfiteatro del parque Urquiza volvieron a poner en el centro de la escena la actividad sin control de los cuidacoches.

Martes 11 de Febrero de 2014

El partido Newell's-Boca del domingo pasado y los distintos recitales que se están brindando en el anfiteatro del parque Urquiza volvieron a poner en el centro de la escena la actividad sin control de los cuidacoches. Con tarifas oscilantes que, en algunos casos, hasta superaron los 50 pesos, el accionar de esos personajes que se adueñan de las calles generó un sinnúmero de quejas y reactivó la polémica. En el Concejo, volvieron a insistir en el tratamiento de los proyectos presentados que buscan regular la actividad.

Una de las últimas situaciones se produjo el fin de semana pasado, cuando Newell's y Boca jugaron en el Coloso del Parque y los cuidacoches volvieron no sólo a copar una gran zona de influencia en las calles adyacentes y los alrededores del estadio sino que llegaron a amedrentar a los automovilistas. Es más: en algunos casos llegaron a exigir el pago de 50 pesos para dejarlos estacionar.

En el Palacio Vasallo, el que salió al cruce de estas situaciones fue el radical Jorge Boasso, quien insistió en que, "de una vez por todas", se les de tratamiento a las iniciativas presentadas que contemplan individualizar a los jóvenes que llevan adelante esa actividad informal y censarlos a través de un registro.

"Es necesario terminar con la impunidad del anonimato e identificar a quienes realizan esa actividad", destacó el edil, cuyas iniciativas esperan ser debatidas desde hace meses en el Palacio Vasallo.

La propuesta no sólo apunta a la creación de un registro sino a uso de una casaca refractante que comunique el carácter voluntario de la contribución y una linea gratuita para denuncias.

"Es imprescindible que, de una vez por todas, pongamos este tema en discusión y se tomen medidas, porque están quienes hacen esa tarea como sustento de vida, pero también aquellos desaprensivos y apretadores que se aprovechan de esa actividad", afirmó Boasso.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS