Edición Impresa

Ingenio humano y energía

El encarecimiento del barril de petróleo, la extinción de los combustibles fósiles que se producirá más tarde o más temprano, y los perjuicios al medio ambiente son los principales motivos que han agudizado el ingenio humano para lograr energía mediante métodos no convencionales, que sean renovables y ecológicamente benéficos.

Lunes 20 de Marzo de 2017

El encarecimiento del barril de petróleo, la extinción de los combustibles fósiles que se producirá más tarde o más temprano, y los perjuicios al medio ambiente son los principales motivos que han agudizado el ingenio humano para lograr energía mediante métodos no convencionales, que sean renovables y ecológicamente benéficos. Así, desde hace tiempo se han implementado sistemas energéticos eólicos y térmicos, aprovechando los efectos del viento y de la radiación solar. Asimismo, se han creado agrocombustibles en base a soja y girasol, aunque son cuestionados por su incidencia ambiental indirecta. Hasta se está pensando en generar gas a partir de los populares camalotes, que hasta ahora sólo son fuente de inconvenientes. Los residuos sólidos urbanos (RSO), una manera elegante de llamar a la creciente basura que producen pueblos y ciudades, se entierran y después de un tiempo, la materia orgánica (verdura, carne, entre otros), al no disponer de oxígeno produce gas metano. El Instituto Nacional de Tecnología Industrial (Inti), informó que ese gas asciende a la atmósfera y se transforma en anhídrido carbónico (CO2), uno de los causantes del calentamiento global. Por eso esa entidad estatal está desarrollando un proyecto piloto para convertir desechos urbanos orgánicos en energía útil. Desde siempre en las procesadoras de maní las cáscaras eran quemadas no sólo sin utilidad alguna, sino produciendo un cierto impacto al medio ambiente. Pero en los últimos tiempos la otrora despreciada cáscara se ha convertido en la estrella del aprovechamiento de residuos vegetales, lográndose varios productos con ella. La provincia de Córdoba es la capital del maní, también conocido como cacahuete, con una cosecha anual de entre 600 mil y un millón de toneladas (según los rindes de cada año). Y en la ciudad cordobesa de General Cabrera, una empresa que procesa ese grano oleaginoso para elaborar aceite y otros productos de confitería, a partir de las cáscaras construyó una planta generadora de electricidad de 10 megavatios, con capacidad para autoabastecerse con el consiguiente ahorro en gastos de electricidad, y hasta para transferir un porcentaje de megavatios al Sistema Interconectado Nacional, a través de la cooperativa eléctrica de la ciudad. Las cáscaras se queman en una caldera especial, donde producen vapor de agua que acciona una turbina acoplada a un generador eléctrico, conectado a su vez a un transformador de potencia. Las cáscaras ya no se queman a cielo abierto, de manera que como afirman en la empresa, "se elimina un pasivo ambiental y se logra un activo energético". El único desecho que deja esa operación técnica es ceniza, pero puede ser utilizada como fertilizante. La moderna tecnología y la determinación empresarial pueden ahorrar costos y favorecer la causa ecológica. Es cuestión de que el ingenio humano encuentre nuevos elementos naturales que, lejos de perjudicar las condiciones de vida, puedan ser transformados en energía no contaminante.

Edgardo Urraco

Somos todos argentinos

El ingeniero Macri ya ha manifestado su seguridad de estar al frente del país hasta el último día de su mandato. Un mandato jaqueado desde donde se lo mire, rodeado por una alarmante situación socioeconómica, además de una gestión política sumamente criticable. Tengo presente en todo momento la terrible condición de vida que padecen los pobres, los indigentes, los que quedaron sin trabajo. Tampoco olvido que el enfrentamiento entre gobierno y oposición se ha tornado absurdamente político. Todos actúan como imaginarias puntas de lanza de algún enemigo: los docentes no ceden un ápice en sus reclamos aunque todos los años se repita la imposibilidad de iniciar las clases. Los movimientos sociales están permanentemente instando al rechazo a pesar de contar ya con una ley de emergencia social que les garantizan 30.000 millones de pesos para tres años. Los popes sindicales amenazan la estabilidad nacional organizando un paro general contra el gobierno para demostrar que obedecen los requerimientos de sus dirigidos. Absolutamente ninguno de estos actos y desmanes son positivos. Están destinados al fracaso porque no mejoran en nada la situación original. La inmensa mayoría ciudadana repudia los efectos de paros, piquetes, huelgas, destrozos de las cosas públicas. La solución de todos estos conflictos es el diálogo. De no ser así se disgregará el sentimiento republicano que siempre nos caracterizó.

Rubén Mario Baremberg

Un policía como en las películas

He tenido una experiencia ejemplar e imborrable hace unos días cuando conducía frente al río el coche de mi madre y de repente me avisan que perdía peligrosamente combustible. Seguidamente, me detuve casualmente cerca de un móvil de la policía. El oficial, muy atento, se bajó y nos preguntó a mí y a mi esposa si nos encontrábamos bien. Educadamente nos pidió permiso para revisar el auto. Atentamente se ofreció a poner el gato hidráulico y al levantarlo notó la ubicación de la pérdida. Muy amablemente, nos indicó dónde ir para reparar el auto, aprovechando la reducida autonomía, y se ofreció a escoltarnos para alertar a los automovilistas sorprendidos por la pérdida. Cuando llegamos al mecánico se despidió de nosotros y al agradecerle nos respondió que él disfruta de su trabajo y que no hay nada más lindo que tener la oportunidad de poder dar el ejemplo y un cambio positivo en la gente. Que su trabajo es duro pero al mismo tiempo le permite hacer cosas muy buenas como haber ayudado a dar a luz a ciudadanos en momentos críticos en tres ocasiones y poder asistir a quienes lo necesitan. La verdad es que los ojos de ese "señor" policía demostraban humildad, generosidad y un gran corazón. Es un honor tener a señores así al servicio del país, liderando el cambio con ejemplos positivos. Su nombre era Daniel y el móvil tenía la numeración 7023. Quisiera agradecerle por su gran acción.

Gustavo Biener

Pozo de Vargas y el fin del federalismo

El próximo 9 de abril se cumplen exactamente 150 años de la batalla de Pozo de Vargas en las cercanías de la ciudad de La Rioja. En la misma, las tropas nacionales comandadas por el santiagueño Antonino Taboada vencieron a las federales a cuyo frente estaba el último caudillo, Felipe Varela. El triunfo nacional significó la implantación definitiva del proyecto mitrista en todo el país. Ya la defección de Urquiza había permitido a Mitre imponerse en las provincias litoraleñas. Pero el Noroeste aún resistía. Primero bajo la conducción del Chacho Peñaloza y, a su muerte, fue Varela quien tomó la posta. En Pozo de Vargas, no obstante encontrarse en inferioridad númerica, las tropas de Taboada pudieron imponerse por contar con dos valiosos aliados: el agua y los Remington. El Pozo de Vargas era la única provisión de agua en la zona y allí se había instalado el santiagueño. Por otra parte, el gobierno nacional ya contaba con fusiles a repetición para enfrentar a las lanzas montoneras. ¡Demasiadas desventajas para los riojanos! La derrota de Varela significó la derrota definitiva del proyecto federal y el señorío del mitrismo en toda la Argentina. En la batalla uno de los lugartenientes de Varela era Santos Guayama, amigo personal del recientemente canonizado cura Brochero. Se cuenta que cuando años después Guayama fue arrestado y se ordenó su fusilamiento, el santo intentó interceder, pero su pedido de indulto fue desoído por el presidente Avellaneda y su ministro del Interior, Domingo Faustino Sarmiento. A 150 años del fin del federalismo, bien vale recordar estos hitos en nuestra historia.

Juan Pablo Vitta

DNI 11.672.982

¿Silencian la voz de Gladys Motta o de María?

Tiempo atrás, un amigo me regaló un libro con los mensajes de la Virgen de San Nicolás. Está en mi mesa de luz y todas las noches leo uno de ellos que, sin dudas, destilan sencillez, claridad, paz, orientación, cariño de madre, fe. En todos, además, pide a la señora a quien le habla, Gladys Motta, que difunda sus mensajes, que los haga conocer. Sin embargo, según La Capital (17/3/17), "la Iglesia ya no difundirá mensajes de Gladys Motta", dando por toda explicación "para que el acontecimiento mariano de San Nicolás siga siendo digno de fe" y "evitar que se desvirtúen". Si bien habrían sido consultados a tal fin las autoridades vaticanas, salta a la vista lo insólito de la contradicción. Por un lado se ha construido un enorme templo con el esfuerzo de los fieles y existe una permanente devoción de multitudes hacia la Virgen, basado todo en esa experiencia de la señora Gladys Motta. Por otro lado, se oculta lo que se consideran mensajes de María, nuestra madre, en lo que se basa todo aquello.

José Humberto Donati

DNI 6.136.319


N. de la R: Gladys Quiroga de Motta asegura que vio por primera vez a a la Virgen María el 25 de setpiembre de 1983. Los mensajes se sucedieron a partir de entonces en cantidad, a través de las apariciones diarias.

Recuerdo de una crónica anunciada

El aire caluroso del viernes 24 de febrero de repente se vio sacudido y consternado, hubo un choque de dos Monticas. Hay muertes, Jason y Nicolás están heridos, la incertidumbre crece. La información va trascendiendo, grave accidente, crónica anunciada de un pésimo servicio público, y la impotencia, lacerante, cómo explicarla. Los indicados para cuidar nuestra seguridad miraron para otro lado, hicieron oídos sordos a la cantidad de reclamos. ¿En cuál cajón quedaron olvidados? Muchas palabras, nada de acciones concretas. Tuvieron que costar 13 víctimas fatales y una treintena de heridos. Quién podrá ayudar a curar las heridas del alma de tantos compañeros ante tamaña situacion. Ahora hablan de quitar la concesión de la empresa y me carcomen las dudas: ¿volverán mañana bajo otro nombre, aggiornados con nuevas imágenes cubriendo lo que otrora fueran las mismas unidades? Reitero la impotencia de la gente de a pie que tiene al servicio público como necesidad para trasladarse, y el dolor de las personas en mi propia piel. Me angustia reconocer que la desidia, una vez más, sus victimas ha cobrado.

María Pérez

DNI 10.619.025

Casilda

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS