Edición Impresa

Incertidumbre de empleados de una fábrica de quesos del sur provincial

Unos 50 operarios de Tinas del Sur de San Martín de las Escobas aguardan cobrar sus salarios desde hace meses. Los obreros estaban ilusionados con la venta, pero no hubo novedad.  

Jueves 30 de Enero de 2014

"Estamos totalmente desconcertados y abandonados a nuestra suerte", dijo un empleado de la planta que la empresa Tinas del Sur SA posee en San Martín de las Escobas, en el departamento San Martín. El operario, quien pidió reservar su nombre, aseguró que junto a sus 50 compañeros aguardaron esperanzados la resolución de la situación y el pago de los haberes adeudados antes de fin de año, tal como lo había prometido la dirección de la compañía.

El plantel de trabajadores fue testigo de la lenta, pero inexorable caída de la actividad de la fábrica, conocida en la región como "El Danubio" y que desembocó en la ruptura de la cadena comercial. "Trabajamos hasta que los proveedores dejaron de cobrar y en octubre del año pasado cayeron nuestros sueldos. A partir de ahí nos organizamos para hacer guardia en la empresa —ubicada a siete kilómetros al este de la planta urbana por la ruta 64— para evitar el vaciamiento de la fábrica", explicó el trabajador.

Después de un largo 2012 en el que los empleados de Tinas del Sur cobraron con irregularidad sus sueldos transitaron el primer semestre de 2013 con más dificultades hasta llegar a octubre, cuando directamente dejaron de percibir sus haberes. Cuando a fines de noviembre este diario reflejó la situación que afectaba al personal de la fábrica una rápida reacción del presidente de la compañía, Sebastián Curet, intentó estirar los tiempos y a través de un comunicado enviado a la redacción aseguró que en diciembre la situación se normalizaría.

En principio Curet había adelantado que pagaría los sueldos atrasados y que "la compañía atraviesa por una reestructuración financiera y comercial desde principios de 2013" por lo cual "su capacidad de trabajo se vio reducida por lo que nos vimos obligados a pagar los sueldos con retrasos".

En aquella oportunidad el empresario aseguró que "el capital humano es nuestro principal activo y sobre esa base diagramamos nuestra estrategia", un concepto que no se condice con el padecimiento que sufren hoy los trabajadores que por estos días debieron recurrir a la ayuda que le acerca la Asociación de Trabajadores de la Industria Láctea de la República Argentina (Atilra), el gremio que los aglutina, la comuna y también a trabajos alternativos para sustento de sus familias.

Curet había adelantado que la empresa se encontraba por entonces concretando la entrada de un socio estratégico que consolidaría su posición financiera y su nueva estrategia comercial y productiva con foco en el mercado internacional. "Actualmente, Tinas del Sur SA tiene múltiples cartas de crédito otorgadas y pedidos de exportación por varios miles de toneladas de queso al año", y aseguró entonces: "Estamos ultimando los detalles para la plena reactivación operativa de la planta".

Sin embargo esas novedades, que en principio alentaron a la planta de trabajadores que veían en la venta de la fábrica la posibilidad de caer en manos más solventes, se fueron desvaneciendo con el paso de los días.

Preocupante panorama. "Seguimos sin cobrar y sin saber qué pasará con nuestra fuente de trabajo. Nadie nos informa si hay nuevos inversores, o si se va a cerrar para siempre, que es lo que más nos preocupa. La mayoría hace más de 15 años que trabajamos en la planta. Estamos desesperados", se lamentaron los obreros, que se manifiestan en forma pacífica, acompañados de sus familiares y de Atilra.

Los trabajadores continúan realizando guardias en el frente de la fábrica para evitar su vaciamiento y que los dueños luego no argumenten que no pagan porque hicieron abandono de los puestos de trabajo. Los empleados saben que la firma es competitiva y la protegen por si alguien quiere hacerse cargo.

El presidente comunal de San Martín de las Escobas, Víctor Banchio, contó a LaCapital que con mucho esfuerzo los trabajadores se encargan de mantener la fábrica en condiciones. "Tenían mucha expectativa porque había una compañía de Córdoba de mucha trayectoria que estaba interesada en comprar la fábrica. Incluso vinieron a recorrer las instalaciones y hablaron con los trabajadores. Eso les inyectó optimismo, pero creo que por estos días están perdiendo las esperanzas y vuelven a desanimarse", explicó el jefe comunal.

La patronal "dio muy pocas señales de vida, sólo envió algún mensaje tranquilizador a través de terceros. Tal vez tenga la intención de resolver la situación, pero a los empleados se les acabó la paciencia", remató Banchio. Tinas del Sur cambió de dueños en diciembre de 2012 y, según denunciaron sus empleados, desde entonces comenzaron los inconvenientes con la producción y el pago de los haberes. El nombre comercial de los productos es Cuenca del Litoral y en la planta se elaboraban quesos blandos, semiduros y duros, y en el momento de mayor producción, cuando pertenecía a capitales españoles, llegaron a procesar a diario más de 120 mil litros de leche.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS