Edición Impresa

Incautaron unos $ 60 millones en autopartes de dudosa procedencia

Efectivos de Gendarmería Nacional allanaron  23 locales comerciales y desarmaderos en Rosario, San Lorenzo, Piñero, Pérez y Granadero Baigorria. Secuestró 20 mil autopartes y repuestos.

Jueves 21 de Agosto de 2014

Tras una investigación llevada adelante por la Unidad Fiscal de Delitos Complejos y Económicos de Rosario, efectivos de Gendarmería Nacional allanaron exitosamente ayer 23 desarmaderos y negocios de venta de autopartes en las ciudades de San Lorenzo, Piñero, Pérez, Granadero Baigorria y Rosario. "El hecho de que se hayan realizado 23 allanamientos y todos hayan dado resultado positivo no es una cuestión de suerte", explicó en conferencia de prensa el titular de esa fiscalía, Sebastián Narvaja. "Esta investigación apuntó al mercado delictivo que genera los flujos de dinero alrededor de los cuales se mueve la actividad criminal. Este tipo de mercado es lo que vuelve rentable la actividad criminal violenta", comentó el funcionario judicial, flanqueado por el ministro de Seguridad de la provincia, Raúl Lamberto, y el Secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni.

Según lo dicho por el fiscal, en los 23 lugares allanados se encontró algún tipo de irregularidad por infringir la ley nacional 25.671 que regula esa actividad. Aunque no hubo personas detenidas, se incautaron más de 20 mil autopartes y repuestos por un valor que oscila los 60 millones de pesos. Ahora empieza un minucioso trabajo para determinar de todas y cada una de esas autopartes, su numeración, a que vehículo pertenece, si ese vehículo fue dado de baja o robado, e incluso si fue utilizado en algún delito.

"El mercado de las autopartes está visto como un mercado gris, similar a lo que ocurre con la ropa. Es un delito que socialmente no es condenado porque el vecino que necesita comprar una puerta para su auto no piensa que a lo mejor asesinaron a una persona para robar un vehículo similar al suyo que fue desguazado para abastecer su necesidad. Sólo piensa en pagar lo menos posible. Y así, en los desarmaderos, alternan repuestos legales con ilegales", explicó una fuente de la investigación al finalizar la conferencia de prensa que se realizó pasado el mediodía en la sede rosarina de Gobernación.

Incongruencias. La presentación de los resultados de la primera investigación a gran escala de la Unidad Fiscal de Delitos Complejos y Económicos expuso un nuevo criterio a la hora de valorar la eficacia de las pesquisas judiciales: 23 allanamientos y ningún detenido. "Nosotros siempre decimos que en estos repuestos hay manchas de sangre, por eso es tan importante la investigación paciente y prolija que hace la Justicia para poder llegar no al que está detrás del mostrador, sino a los responsables de las organizaciones criminales", indicó en la rueda de prensa el secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni. Las investigaciones económicas, agregó, "tratan de cortar el flujo de dinero a las redes delictivas, pegar donde más les duele".

A partir de la ley 25.671 la comercialización de autopartes está en manos de Dirección Nacional de Fiscalización de Desarmaderos y Autopartes depenediente del Ministerio de Seguridad de la Nación. A partir del cruce de datos administrativos de esa repartición surgieron incongruencias en las habilitaciones de varios de los desarmaderos en el departamento Rosario y en el Cordón Industrial. Esas irregularidad fueron notificadas a la Unidad Fiscal de Delitos Complejos y Económicos y el fiscal Narvaja comenzó a investigarlas hace unos cinco meses. Así, efectivos de la policía provincial junto a las otras cuatro fuerzas nacionales —Policía Federal, Prefectura Naval, Policía de Seguridad Aeroportuaria y Gendarmería Nacional— realizaron las tareas investigativas sobre el terreno y determinaron las direcciones de los lugares allanados ayer.

Economía ilegal. "Hoy se llevaron adelante 23 allanamientos en Rosario, San Lorenzo, Baigorria, Pérez y Piñero centralmente vinculados a seguir con la línea de los desarmaderos, lugares de desguace, a quitar autopartes de vehículos", detalló el ministro de Seguridad provincial, Raúl Lamberto. "Lo que se busca es desentrañar los elementos que hacen a la disposición de aquellas partes materiales sustraídas o que son utilizadas muchas veces en los circuitos de la economía ilegal", añadió Lamberto.

"Esta es una acción que combina los esfuerzos de la provincia de Santa Fe con el gobierno federal", agregó el ministro santafesino en una misma sintonía que también exploró Berni. "No es menor esta imagen institucionalmente consolidada que, de acuerdo a las realidades que se dan, va tomando formas operativas diferentes", sostuvo. Y resaltó la importancia que tiene que "hayan actuado las cuatro fuerzas federales para poder avanzar sobre las áreas del delito que generan inseguridad y violencia".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario