Edición Impresa

Incautaron carga de droga que llegaba a la ciudad

Son 100 kilos de marihuana transportados desde Corrientes. El operativo lo hizo la Policía Federal. Hay 15 detenidos, entre ellos 3 uniformados

Sábado 02 de Abril de 2016

Un total de 35 allanamientos en Rosario, Funes, Villa Constitución y Villa Gobernador Gálvez permitió a la Policía Federal desbaratar una banda narco y detener a 15 personas, varios de ellos de nacionalidad paraguaya, que trasladaban marihuana desde Corrientes para ser distribuida en Rosario. En la denominada “Operación Guaraní” se secuestraron 100 kilos de marihuana, dinero en efectivo, cinco vehículos, varias armas de fuego y balanzas de precisión. La investigación, dijeron los pesquisas, llevó cinco meses de trabajo a la Superintendencia de Drogas Peligrosas de la Policía Federal bajo órdenes del juzgado Federal Nº 4, a cargo de Marcelo Bailaque, y del fiscal Marcelo Di Giovanni. El mismo juzgado también ordenó detener a tres efectivos de la policía santafesina ligados a esta causa y a otra originada el año pasado.

   El comisario mayor Jorge Casas, jefe antidrogas de la Policía Federal en Rosario, expresó que “a partir de escuchas telefónicas y un trabajo de inteligencia se determinó que había contactos entre bandas de Rosario y proveedores de drogas de Corrientes. Así, a partir de interceptar llamadas supimos que una carga iba a salir la noche del jueves desde Corrientes y se siguió a los transportistas hasta detenerlos en el peaje de la autopista Santa Fe-Rosario, a la altura de La Ribera. Después se realizaron allanamientos en viviendas y en comercios, pero no en búnkers, sino en lugares de acopio para su posterior distribución”.

Persecución. Según el comisario, ayerhubo una discreta persecución de un Peugeot Partner en el que se trasladaban los 100 kilos de marihuana en un doble fondo. Ese auto era custodiado por un Volkswagen Bora que oficiaba de punta de lanza para advertir de cualquier retén. Así, en el largo recorrido se realizaron postas en distintos vehículos policiales hasta lograr detenerlos. “En los vehículos iban dos personas mayores de edad. Luego, en los allanamientos, se detuvo a otras 13”, aseguró el comisario Casas.

   Oficialmente trascendió que en la “Operación Guaraní” se secuestraron además de los dos autos mencionados, una Honda CBR, un Ford EcoSport y un Renault 12, además de los 85 panes de marihuana que pesaron 100 kilos, 12 celulares, municiones, una pistola calibre 3.80, dinero y una balanza electrónica.

Policías. Un allegado a la causa aseguró que entre los detenidos figura un comisario apodado “El diablo”, que fue titular de la seccional 20ª de Empalme Graneros y que hasta ayer se desempeñó como jefe de la Agrupación Cuerpos de la Unidad Regional VI de Villa Constitución. También cayeron un sumariante y un oficial que se desempeñaban en la comisaría 20ª, la cual fue allanada por disposición del Juzgado.

   Según fuentes del Ministerio de Seguridad provincial, la detención de los policías responde a una causa iniciada el año pasado y que tendría vínculos con el operativo federal de ayer. En ese marco, sostuvieron que el procedimiento es consecuencia de la investigación que en noviembre pasado llevó tras las rejas a dos integrantes de Los Monos por tráfico de drogas: Ariel Máximo “Guille” Cantero y Emanuel Chamorro, quienes tenían contactos con bandas menores, algunas del norte de Rosario, más precisamente en la zona de Parque Casas y La Cerámica.

   Los pesquisas contaron que en el viaje desde Corrientes, los conductores de los autos se comunicaban con sus contactos en Rosario y les preguntaban “¿cuánto te dejo?”, a modo de delivery. Así fue que se llegó a las direcciones allanadas. “Eran casas en toda la ciudad, no sólo en los barrios, también en el centro. Por lo menos cinco procedimientos se hicieron en departamentos y otros en comercios entre bulevares”, aseguró un federal.

Paraguayos. Acerca de los proveedores se supo que es una organización conocida como “Los paraguayos”, quienes exportarían la droga desde su país a Corrientes y, desde allí, a distintos lugares de la Argentina, entre ellos Rosario.

   Según el comisario inspector Oscar Magnoli, quien intervino en las detenciones, “casi todos los involucrados argentinos son segundas líneas de bandas que en su momento fueron fuertes en esta ciudad, como Los Monos y otras organizaciones, que ahota se independizaron y operan por su cuenta abriendo rutas y buscando nuevos proveedores. Pero hora se logró desactivarlos”.

   En tanto, en el juzgado de Marcelo Bailaque ayer todo era cansancio y trámites. “Libramos más de veinte órdenes de allanamiento de una de las secretarías y diez de otra. A ésto se suman las detenciones. La madrugada del viernes fue muy complicada y recién el lunes tomaremos las declaraciones. De momento no podemos adelantar nada y hay personas que aún falta detener”, dijo el magistrado a este diario.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario