Edición Impresa

Inaugurarán una fábrica de elementos de fijación

La firma Acier SA toma la iniciativa a partir de la experiencia de Pied SA, una compañía de vasta trayectoria y líder en el mercado latinoamericano en la fabricación de patas para muebles.

Lunes 10 de Febrero de 2014

Próximamente inaugurarán en Sastre una fábrica modelo de elementos de fijación (tornillos-bulones y tuercas) de medidas estandarizadas y especiales destinada principalmente a sustituir importaciones y, en una segunda etapa, a abastecer al mercado nacional, que actualmente importa el 80 por ciento de estas piezas.

   La firma Acier SA toma la iniciativa a partir de la experiencia de Pied SA, una compañía de vasta trayectoria y líder en el mercado latinoamericano en la fabricación de patas para muebles, en especial para colchones y sommiers, que emplea a unos 90 obreros.

   Ante la necesidad de construir pernos metálicos roscados para su cadena productiva incursionó en su fabricación, que en principio logró abastecer la demanda propia y luego abrió las puertas para el emprendimiento que, según explicaron sus dueños a este diario, se habilitará en los próximos días.

   A la manufactura inicial se agregó la fabricación de tornillos de diversos tipos y medidas para la industria del mueble y luego se incorporará una línea de producción para la industria láctea. Para que la producción salga totalmente terminada se construyó una moderna planta de zincado electrolítico que, gracias a un novedoso sistema de tratamiento de efluentes, ocasiona bajo impacto ambiental y ya fue aprobada por la Secretaría de Medio Ambiente de la provincia.

   La fábrica procesará en esta primera etapa unas 30 toneladas mensuales de acero, una pequeña porción de la demanda nacional de elementos de fijación, y empleará a cinco obreros. “Ocurre que estas máquinas son de alto volumen de producción y tienen un nivel de demanda de mano de obra relativamente bajo”, indicó a La Capital, Luis Colombo, uno de los socios de la flamante compañía.

   “Pero en las siguientes etapas planificadas para el proyecto duplicaremos la cantidad de puestos y luego llegaremos a emplear a unas 20 personas”, aseguró. El empresario especificó que “el personal fue entrenado para el uso de las máquinas, algunas nacionales y otras adquiridas recientemente en Brasil, por parte de los fabricantes”.

   Otro socio, Xavier Prena, contó que “la idea de incursionar en el mercado surgió luego de un minucioso análisis de la demanda de la industria nacional y de la capacidad productiva ociosa de la maquinaria adquirida para la fábrica de patas de muebles. Al notar que los requerimientos son importantes pensamos en un proyecto de inversión, realizamos las gestiones necesarias, compramos el inmueble, las máquinas y desarrollamos la primera etapa del proyecto”.

   “La inversión fue muy importante para lo que es la localidad, la estructura de la fábrica existente y lo que se prevé desarrollar en el futuro”, aseguró Colombo, especialista en el tratamiento de metales.

   Por otra parte, explicó que “para dar un ejemplo del segmento que se quiere ocupar es suficiente mencionar que los tornillos tipo confirmat, utilizados en el armado de muebles en kits o precortados, se importan en su totalidad. Por lo tanto intentaremos satisfacer ese mercado, en la segunda etapa desarrollar una línea para la industria láctea y luego, si la convocatoria de inversores nos acompaña, comenzaremos un tercer período en el que haremos una fuerte apuesta productiva que demandará una importante ampliación de la fábrica con la intervención de capitales nacionales y extranjeros”.

Borrar un mito. “Quiero borrar un mito. En todo el proceso de importación de las máquinas desde Brasil, los únicos inconvenientes que tuvimos fueron originados por nuestra impericia y jamás tuvimos problemas o trabas de parte de la Secretaría de Comercio”, dijo Colombo, en alusión a las conflictivas relaciones que, en su momento, muchos empresarios denunciaban con el ex secretario de Comercio, Guillermo Moreno.

   Según narró el emprendedor, la gestión de compra de la planta, las adecuaciones del edificio y la preparación del sistema de zincado se hizo con recursos propios modificando distintos tipos de elementos y con mucho esfuerzo.

   “Actualmente hay muy buenas condiciones para lanzarse a este tipo de emprendimientos, a pesar de la crisis de confianza que generan desde los diversos sectores de poder que no concuerdan con la construcción de un país. Se abren nuevas expectativas a partir de la apuesta gubernamental por reforzar al sector industrial y, en en consonancia, nos aplicamos a desarrollar este proyecto ambicioso. Esta no es la crisis que sufrimos en 2001. Estamos muy lejos de aquellos tiempos y tenemos el mejor escenario para creer en el futuro”, dijo Colombo.

   La planta industrial de Acier SA está ubicada sobre la ruta provincial 13, a pocos metros del acceso a la ciudad, en terrenos del futuro parque industrial.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS