POLICIALES

Imputado por usurpar una casa y otros violentos delitos

Un joven de 18 años fue acusado de haber participado de una serie de agresiones contra una familia cuyo perro había mordido a una niña. Le achacan haber prendido fuego la vivienda, robar pertenencias y luego ocuparla

Miércoles 20 de Enero de 2021

Un joven de 18 años fue imputado de varios delitos relacionados con la violenta usurpación de una vivienda de barrio Alvear como consecuencia de un incidente vecinal. Rodrigo Alejandro F. quedó en prisión preventiva por 60 días por orden de la jueza Silvia Castelli, quien aceptó las imputaciones formuladas por la fiscal Andrea Vega por lesiones leves, amenazas simples, robo agravado, usurpación y tenencia ilegal de arma de fuego de guerra, todos delitos en concurso real.

La imputación del joven tiene como origen un incidente del pasado miércoles 13 cuando, tal como refiriera este diario en su edición del lunes, una niña familiar del imputado fue mordida por un perro Rotweiler propiedad de los denunciantes, un matrimonio de origen peruano que vive con sus dos hijos en una casa de Palpa al 4300, en la zona sudoeste de la ciudad.

Según la acusación de la fiscal, Rodrigo F. y otro hombre le pegaron al dueño del perro con un fierro en distintas partes del cuerpo y lo lesionaron. La fiscal aseguró que el imputado sostenía a la víctima por detrás mientras otras personas la golpeaban y amenazaban de muerte.

En ese marco, agregó Vega, Rodrigo F. y otras personas quemaron la vivienda de las víctimas, de donde además sustrajeron gran cantidad de pertenencias. “La abuela de la nena aprovechó con su marido y su hijo y me prendieron fuego la casa con mi hija adentro”, contó el domingo a este diario Claidith, la dueña de la casa atacada.

Sin embargo, no terminó allí la represalia ya que la misma noche del miércoles F. concurrió en compañía de su madre, del concubino de ésta y otros dos hombres se presentaron en la casa de las víctimas y, apuntándole con un arma de fuego, le indicaron que si no se iban los iban a matar.

Al día siguiente, según la imputación de la fiscal, Rodrigo F., su madre y la pareja de ésta “tomaron posesión de la vivienda y la usurparon”. Sin embargo, tal como dio a conocer este diario, la noche del sábado pasado un grupo de vecinos se movilizó junto con las víctimas para que los usurpadores abandonaran la vivienda. En ese marco personal policial apresó a cuatro personas, entre ellas dos mujeres que luego fueron liberadas, Rodrigo F. y otro hombre. Debajo de uno de los colchones donde éste se encontraba se hallaron dos armas de fabricación casera cargadas con cartuchos calibre 12.70.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS