Edición Impresa

Identificaron el cadáver de un hombre hallado en Alvear

Domingo 14 de Septiembre de 2014

El cadáver en avanzado estado de putrefacción que fue hallado el jueves en la zona rural de Alvear, muy cerca del límite con Pueblo Esther, fue identificado como quien en vida se llamó Lucas Ezequiel Báez, un muchacho de 22 años afincado en la zona de Lima y Cerrito, en Rosario, y que era buscado por sus familiares desde hace dos semanas, cuando salió de su vivienda para ir a pescar y nunca más regresó.

De acuerdo a las fuentes policiales todavía los análisis forenses no determinaron las condiciones en las que se produjo la muerte del joven, aunque once vainas servidas halladas en el lugar indican que podría tratarse de un asesinato. Y el médico legista comprobó que presentaba un orificio en el lado derecho del rostro que se corresponde con un disparo de arma de fuego.

Reclamos. La mamá de Lucas aseguró que hizo la denuncia el jueves 4 de septiembre a la mañana en la comisaría 13ª, varias horas después de que su hijo se fuera y no regresara a dormir a la casa familiar. Que recorrió hospitales y hasta la Jefatura para saber del paradero de su hijo. Pero que nadie supo decirle nada. "Que las autoridades averigüen qué pasó y que pongan presos a los que hicieron esto", pidió la mujer. Y aclaró que el muchacho "trabajaba (con su yerno) como pintor de obras".

Los pesquisas de Jefatura, en tanto, aseguraron que Báez tenía un par de antecedentes penales de 2011. El 27 de julio de ese año le abrieron una causa por encubrimiento en la comisaría 13ª y llegó al juzgado de Sentencia 3, donde esperaba veredicto. Y el 28 de septiembre del mismo año le imputaron un hecho de hurto calificado en jurisdicción de la seccional 14ª, hecho que era investigado por el viejo juzgado de Instrucción 1.

Al momento, dijeron las fuentes, sobre el muchacho no pesaba ningún pedido de captura y ahora sólo resta saber quién, cuándo y por qué mataron a Báez, cuyo cuerpo fue hallado por tres muchachos que cazaban cuises junto a un camino rural de Alvear y se internaron en un matorral. Así, detrás de un terraplén, dieron con el cadáver putrefacto ahora identificado.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario