Edición Impresa

Hoy se define el campeón del torneo de Transición

Racing-Godoy Cruz será arbitrado por Diego Ceballos y transmitido por la TV Pública, mientras que Quilmes-River tendrá como juez a Patricio Loustau y lo televisará América.

Domingo 14 de Diciembre de 2014

Racing Club depende de sí mismo para dar el último paso en su afán por conquistar el título de primera división después de 13 años, ya que con un triunfo ante Godoy Cruz, como local, podrá celebrar con la ansiada vuelta olímpica, al igual que con un empate o derrota si es que River no le gana a Quilmes. Los dos encuentros, que comenzarán a las 20.30 y corresponden a la 19ª fecha del certamen, no se jugaron el pasado fin de semana debido a que River pidió la postergación porque debía jugar la final de la Copa Sudamericana ante Atlético Nacional.

    Racing-Godoy Cruz será arbitrado por Diego Ceballos y transmitido por la TV Pública, mientras que Quilmes-River tendrá como juez a Patricio Loustau y lo televisará América. En cuanto al horario nocturno de ambos encuentros, el mismo se debe a que en la entidad de Avellaneda se desarrollará la elección presidencial, de 8 a 18, y contarán los socios racinguistas con mayor tiempo para votar.

Racing Club, cuyo último título fue el Torneo Apertura 2001, es el puntero con 38 unidades y River lo sigue con 36, por lo tanto las variantes matemáticas en la definición del título no son demasiadas.

Las posibilidades. Si la Academia vence a Godoy Cruz será campeón por octava vez en el profesionalismo (tiene otros nueve títulos amateurs) sin importar lo que suceda con River, lo mismo que si el Millonario no logra superar a Quilmes.

    Ahora bien, si Racing empata y vence el equipo de Marcelo Gallardo se debería jugar un partido desempate, el miércoles próximo, al terminar ambos con 39 puntos.

   La restante variante sería la obtención del título por parte de River (39 puntos contra 38) y para que ello suceda debe vencer en el estadio Centenario de Quilmes y Godoy Cruz superar a Racing en Avellaneda.
  Todo está servido para una tarde-noche con mucha adrenalina, típica de una gran definición. Los protagonistas tienen la última palabra.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario