Edición Impresa

“Hoy el cine es muy cínico”

Kenneth Brannagh dijo que en “Cenicienta” intentó “no caer en el sentimetalismo”. La película se estrena hoy en Rosario.

Jueves 19 de Marzo de 2015

Después de “Alicia en el país de las maravillas”, con Johnny Depp y Helena Bonham Carter y dirección de Tim Burton , y “La bella durmiente”, a través de “Maléfica”, con Angelina Jolie, el siguiente clásico en recibir una actualización a través de nuevas películas con actores reales es “Cenicienta”, que se estrena hoy en Rosario. El encartado de la dirección es una garantía de calidad, como Kenneth Branagh, un especialista en clásicos como “Enrique V”, “Mucho ruido y pocas nueces”, “Frankenstein”, “Hamlet” y “La flauta mágica”, entre una filmografía que también incluye títulos de acción como “Thor” y “Código Sombra: Jack Ryan”.
  La heroína del cuento de los hermanos Grimm es interpretada por Lily James, una de las protagonistas de la serie “DownTown Abbey”. La encargada de hacerle la vida imposible como su madrastra es Cate Blanchett, mientras que Helena Bonham Carter será el Hada Madrina y Richard Madden el Príncipe Encantador que irá detrás de ella sólo con cierto zapato de cristal como referencia.
  Branagh elogió el guión de Chris Weitz: “Es excelente. Cuando vinieron de Disney a ofrecerme el proyecto me hablaron de esta nueva visión”. Para el diseño de arte recurrió al italiano Dante Ferretti, colaborador de grandes directores como Federico Fellini, Ettore Scola y Elio Petri, y para el vestuario a Sandy Powell, colaboradora habitual de Martin Scorsese.
  “La película habla sobre el coraje y la bondad, y trata de incorporar la psicología moderna al corazón de un cuento tradicional. Actualmente el cine es muy cínico, y queríamos ser no cínicos sin caer, eso sí, en el sentimentalismo”. Todo el reparto habló con cariño de la amabilidad de su líder en el rodaje, pero Bonham Carter fue la que se explicó mejor: “Ken ha traído frescura y complejidad a una historia conocida, luchando para que no fuera algo plano”.
  Acerca de posibles ecos de Wiiliam Shakespeare y Charles Dickens, Branagh, el cineasta que en los noventa capitaneó el resurgir de Shakespeare en la gran pantalla, explicó: “Estoy feliz si se aprecia. Lo importante para alejarte de referencias y comparaciones es saber qué querés contar. Algunos me han hablado de la simplicidad del cuento de los Grimm. Bueno, no creo que sea tan así y lo demuestro con una posible comparación con «El rey Lear». Ambas historias comparten fundamentos como la humanidad y los conflictos familiares. «Cenicienta» también indaga sobre la dificultad que tenemos a veces en ser humanos y en encontrar la felicidad”.
  En la rueda de prensa de presentación del filme, también hubo tiempo para bromas, y el vestuario de época fue uno de los tópicos. “Nunca he llevado algo parecido y sé que jamás volveré a llevarlo, porque era una lámpara andante”, dijo Bonham Carter en referencia a las luces que provocaban la luminosidad de su vestuario. Blanchett reconoció que se apoyó mucho en el verde de sus telas, “porque aquí es el color de los celos”. Esa fue una de sus fuentes de inspiración, “junto al texto y la gente que te rodea en el rodaje, para mí fundamentales”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario