Edición Impresa

Hockey: "Para nosotras será especial ser anfitrionas"

El 2014 será un año especial para la mayoría de los deportes. Será el año de los mundiales. Uno de ellos, el de hockey, en La Haya, Holanda, a partir del 31 de mayo tendrá condimentos...

Viernes 27 de Diciembre de 2013

El 2014 será un año especial para la mayoría de los deportes. Será el año de los mundiales. Uno de ellos, el de hockey, en La Haya, Holanda, a partir del 31 de mayo tendrá condimentos especiales. Por un lado, Las Leonas irán a defender el título obtenido en Rosario hace cuatro años y por el otro el conjunto local intentará firmar la hegemonía que mostró sobre el resto en los últimos meses. Sobre este tema, Ellen Hoog, una de las volantes más talentosas del equipo naranja y referente de su selección, mantuvo un mano a mano con Ovación. Entre otras cosas destacó que "para nosotras será muy especial oficiar de anfitrionas", se emocionó con los recuerdos de Rosario 2010 y vaticinó una final entre su equipo y Argentina.

Para Hoog, la Liga Mundial que Holanda ganó recientemente en Tucumán fue un aperitivo inigualable de cara a la Copa del Mundo que se jugará en La Haya, un termómetro de rendimiento: "Nos sirvió para saber dónde estábamos paradas y qué posibilidades tenemos para el Mundial, que por cierto son muy buenas", dijo.

El último torneo del año, el más importante en la temporada en el año pos Juegos Olímpicos, quedó para las europeas que en Tucumán impusieron su jerarquía y demostraron un hockey de alto vuelo. En los procesos mundialistas la clave es que los seleccionados lleguen a su cima de rendimiento justamente en esa cita. Pero Holanda ya está en un nivel excelso: ¿Se puede potenciar? ¿Cuál será la clave para no caer? Para Hoog no hay misterios: "Tenemos que entrenar cada vez más duro, intensificar algunos trabajos. Muchas jugadoras experimentadas no pudieron estar en Argentina, algunas de ellas fueron Naomi Van As y Kim Lammers, que no pudieron viajar por lesión. Y ellas le agregan mucho al equipo. Por eso estoy orgullosa de esta selección, por cómo fueron rindiendo las más chicas y la manera en la que se fueron integrando. Hubo mucha gente joven en este plantel. Así que Max (Caldas, el DT) tendrá un gran problema cuando tenga que hacer la lista del Mundial".

Holanda ya vive el Mundial. Su Mundial. La cita en la que después de 15 años volverán a converger los seleccionados masculinos y femeninos. "Hay mucha expectativa, obvio que esperan que ganemos. En realidad la gente espera que ganes siempre todos los torneos. Para nosotras será una gran presión, pero estamos acostumbradas a ella, así que trataremos de hacer lo mejor que podamos para ganar, porque eso es lo que nosotras también queremos", contó Hoog, quien valoró el papel que jugará el público local, a quien diferenció del argentino: "Será un plus tenerlos ahí, la gente es muy importante a pesar de que los holandeses no son tan ruidosos, pasionales y locos como los argentinos. En Holanda la gente llenará la cancha, que va a ser impresionante porque se hará en un estadio de fútbol, pero prefiere ver el partido tranquila, disfrutando de ver el juego".

La volante naranja, quien de tanto en tanto levanta suspiros en la platea masculina por sus osadas producciones fotográficas, contó además que La Haya complementará la cita mundialista con un montón de propuestas de entretenimiento para chicos y adultos.

En 2010, cuando el Mundial se jugó en Rosario, la Federación Internacional dijo que se trató de "el mejor Mundial de la historia". Hoog, quien bromeó diciendo que "por supuesto lo vamos a superar" se deshizo luego en un deseo: "Ojalá que lo mejoremos, aunque ello ya depende más de las autoridades del país que de las jugadoras. Aunque para nosotras será muy especial oficiar de anfitrionas".

Hace cuatro años, Holanda jugó la final de la Copa del Mundo en Rosario que ganaron Las Leonas por 3 a 1 para alzarse con sus segundo título mundialista. Fue una noche inolvidable de septiembre que atestiguaron más de 14 mil personas. Aquella definición, a pesar de la derrota, es un partido imborrable en la cabeza de Hoog, quien se emocionó en el relato: "Mi recuerdo más impresionante tiene que ver con que sentía la piel de gallina mientras Argentina cantaba el himno, las veías a Las Leonas llorando, fue muy emocionante, pensamos que el estadio se iba a desmoronar con tanta gente cantando de esa forma. En Holanda, por ser locales, creo que vamos a tener esos sentimientos especiales".

Para entonces, Ellen vaticinó un final con sabor a revancha: "Ese jueves (15 de junio) de la final lo imagino entre Holanda y Argentina, Las Leonas son muy buenas rivales para Holanda. Aunque no habría que descartar a Australia, que mejoró muchísimo".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS