Edición Impresa

Hezbolá se mete de lleno en Siria y envía más combatientes

La milicia chiíta libanesa Hezbolá ignoró las advertencias de los países occidentales y árabes y anunció ayer en Beirut el envío de más combatientes a Siria.

Viernes 24 de Mayo de 2013

La milicia chiíta libanesa Hezbolá ignoró las advertencias de los países occidentales y árabes y anunció ayer en Beirut el envío de más combatientes a Siria.

Horas antes, los ministros de Exteriores del grupo de contacto de los Amigos de Siria (grupo de países que se ocupa de convocar el tratamiento respecto de temas sirios por fuera del Consejo de Seguridad) habían exigido la retirada de los combatientes de Hezbolá del país en guerra.

La agencia de noticias estatal siria informó ayer de la detención de "terroristas" procedentes de otras provincias y de Líbano para ayudar a los rebeldes en la defensa de la cercada ciudad de Quseir, en la frontera. Con "terroristas" los medios oficiales sirios y el régimen se refieren a los revolucionarios y yihadistas árabes. Hezbolá, por su parte, apoya al gobierno de Assad.

En el encuentro celebrado el miércoles por la noche en Amán, los ministros de Exteriores de 11 países occidentales y árabes condenaron la intervención de combatientes de Hezbolá y de Irán en el conflicto. Se trata de una "vergonzosa intervención en territorio sirio y una serie amenaza para la estabilidad regional", indicaron. El grupo apoyó la celebración de una conferencia internacional sobre Siria con representantes de ambas partes en conflicto.

La casa en orden.La oposición siria quiere "poner la casa en orden" antes de la conferencia de principios de junio en Ginebra. En un encuentro de la Coalición Nacional Siria en Estambul se decidió ampliar la agrupación e incluir a más personalidades y partidos. Con la incorporación de 25 nuevos miembros se fortalecerá el ala liberal frente a los islamistas, indicaron fuentes de la oposición. Los participantes de la conferencia de Estambul tenían previsto discutir la formación de un gobierno opositor, anunciado hace meses. El fin de semana la organización elegirá a un nuevo presidente. Además tenían previsto discutir sobre el contenido de la conferencia de Ginebra.

Por otra parte, el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, una ONG con sede en Londres y una vasta red de informadores en el terreno, informó de la muerte de 220 personas en todo el país durante el miércoles, entre ellos 126 civiles. Ayer perdieron la vida otras 25 personas.

Seguidores y detractores del régimen de Bashar Assad se enfrentaron la noche del miércoles lanzando granadas y proyectiles de mortero en la ciudad libanesa de Trípoli, provocando la muerte de seis personas. Las autoridades hablan de 30 heridos en los enfrentamientos desatados en la ciudad del norte de Líbano. Desde el inicio de la guerra civil en Siria se han producido combates en territorio libanés entre opositores sunitas del presidente Assad y sus seguidores alauitas, una rama del islam shiíta. Las tensiones aumentaron a comienzos de semana en el marco de la batalla por la estratégica ciudad siria de Quseir, cerca de la frontera.

En tanto, Rusia advirtió a la Unión Europea (UE) que no relaje el embargo de armas a los rebeldes sirios, algo que considera muy arriesgado, dijo el embajador ruso en la UE, Vladimir Chishov a la agencia de noticias Interfax. "Desde nuestro punto de vista, el levantamiento del embargo a una de las partes en el sangriento conflicto es muy arriesgado", señaló. "Nuevos suministros de armas en la región no contribuyen a la paz". Pero en contraste con estas declaraciones, Rusia entrega armas a Assad, algo que defiende alegando que se trata de contratos firmados hace años. "La oposición siria es un grupo variopinto de diversas organizaciones", en la que los grupos moderados tienen menos influencia que los radicales", alegó Chishov en la entrevista difundida ayer.

La guerra civil en Siria será un tema central de la cumbre Rusia-UE en Yekaterinburgo del 3 y 4 de junio, anunció el embajador.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS