Edición Impresa

Hezbolá asegura que Siria le enviará armas "que cambiarán las cosas"

Siria suministrará a Hezbolá armas que "modificarán las cosas", anunció el jefe del grupo extremista libanés, jeque Hassan Nasrallah, apenas días después de una ronda de ataques aéreos...

Viernes 10 de Mayo de 2013

Siria suministrará a Hezbolá armas que "modificarán las cosas", anunció el jefe del grupo extremista libanés, jeque Hassan Nasrallah, apenas días después de una ronda de ataques aéreos israelíes sobre Damasco contra armas iraníes destinadas a esa organización shiíta libanesa. "Siria proporcionará armas especiales que no habíamos tenido antes", aseguró el jeque en un discurso.

Con sus ataques aéreos sobre Damasco, Israel buscó evitar un cambio en el balance de fuerzas. Los misiles iraníes destruidos por Israel tenían capacidades mucho mayores que los que posee Hezbolá. Nasrallah agregó que Hezbolá también ofrecía su ayuda "a la resistencia popular siria" para "liberar los Altos del Golán" ocupados por Israel. Esta oleada retórica de Hezbolá puede deberse a la necesidad de mostrar la firmeza de su alianza con el régimen del sirio Bashar Assad, en momentos en que este recibe poca solidaridad internacional ante el bombardeo israelí.

Hablando a través de una pantalla gigante durante un acto de su agrupación, Nasrallah afirmó que "quieren que Siria tome represalias por el ataque y bombardee Israel, pero la respuesta siria sería más fuerte, al proveer armas más potentes a la resistencia". En la jerga de los grupos radicalizados islámicos "la resistencia" refiere a la lucha armada contra Israel, estado al que niegan derecho a la existencia. La presunta provisión de esas nuevas armas, "será mucho más potente respuesta que bombardear a Israel" agregó Nasrallah. "Informamos que nosotros en la resistencia estamos listos para recibir armamento de cualidad, combatiremos la agresión contra nuestro pueblo, nuestra tierra y los sitios sagrados (Jerusalén y otros en territorio israelí). Estamos juntos a la resistencia siria y les ofreceremos asistencia para liberar el Golán ocupado", agregó Nasrallah. En la parte más analítica del discurso, Nasrallah afirmó: "Israel bombardeó Siria para decir que si continúa apoyando a la resistencia y suministrándole ayuda militar eso llevará a la caída del régimen sirio. El objetivo es dañar las capacidades de Siria y de su ejército, y sacarlo de la ecuación del conflicto con el enemigo (por Israel). Esto es más importante que disparar un cohete o efectuar un ataque aéreo en la Palestina ocupada". Jezbolá se refiere a Israel como "Palestina ocupada".

Rol de Siria.Desde hace muchos años Siria ha sido el conducto de comunicación para el envío de armas a Hezbolá, tanto sirias como iraníes. Se cree que en el raid aéreo del domingo pasado en las afueras de Damasco, la fuerza aérea israelí destruyó un envío de misiles de largo alcance tipo Fateh-110, de fabricación iraní. Estas armas tienen guía de precisión, un alcance de 300 km y pueden cargar media tonelada de explosivos. Esta carga puede cambiarse por armas químicas, como las que se sabe posee Siria.

El grupo shiíta libanés tiene decenas de miles de cohetes, pero la mayoría están desprovistos de sistemas de guía, como se comprobó en la guerra entre Hezbolá e Israel en 2006. El envío de misiles como el Fateh-110. o los Scuds-D de origen ruso, cambiaría el equilibrio estratégico, de ahí la intervención militar israelí del domingo. Israel subrayó a posteriori y de manera extraoficial, dado que oficialmente no reconoció la autoría del bombardeo, que no desea insmiscuirse en la guerra interna de Siria. En ella Hezbolá está interviniendo con unos 7.000 milicianos según fuentes de inteligencia occidentales y regionales. También Irán poseería en Siria tropas de la Guardia Revolucionaria. Siria, junto a Hezbolá e Irán combaten a los rebeldes sirios, que representan a la mayoría islámica sunita del país. Entre sus filas se hallan incluso grupos sunitas radicales vinculados a Al Qaeda.

En Israel, autoridades de seguridad indicaron haber solicitado a Rusia que cancele la venta inminente a Siria de un sistema avanzado de defensa aérea de la clase S-300, de gran alcance. Un sistema similar permitiría a Damasco enfrentar a los cazas israelíes, que han probado en varias ocasiones en los últimos años que pueden atacar el blanco que deseen en Siria. Rusia es el mayor proveedor de armas a Siria.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario