Edición Impresa

Hermetismo oficial en torno al reposo de Cristina en Olivos

Trascendió que Evo Morales tiene intenciones de visitarla hoy. El miércoles le sacan los puntos de sutura. La presidenta está desde el domingo en Olivos y sometida a un estricto control clínico-cardiológico.  

Martes 15 de Octubre de 2013

En medio de un cerrado hermetismo oficial, la presidenta Cristina Kirchner cumplió ayer en la residencia de Olivos su primera jornada del reposo de 30 días prescripto tras la operación a la que fue sometida la semana pasada, como consecuencia de un hematoma subdural crónico provocado por un golpe en la cabeza que se había dado accidentalmente en agosto.

De esta forma, la jefa del Estado inició su período de "estricto" descanso de un mes que le recomendaron sus médicos tras recibir el alta el domingo luego permanecer seis días internada en el Hospital Universitario de la Fundación Favaloro, donde fue operada exitosamente.

En ese contexto, en la quinta de Olivos "continuará con estricto control clínico-cardiológico por parte de los doctores Francisco Klein y Ramiro Sánchez, neuroquirúrgico por el doctor Cristian Fuster y neurológico por el doctor Facundo Manes", de acuerdo al último parte médico que se distribuyó sobre la salud de la mandataria, el mismo domingo en que fue dada de alta.

Salida. En su salida de la Fundación Favaloro, la presidenta estuvo acompañada por sus hijos: Máximo pasó la noche con ella y Florencia llegó el domingo por la mañana. Hubo un fuerte operativo de seguridad y Cristina se fue aplaudida por un grupo de militantes kirchneristas que la esperaba afuera del edificio.

Ofelia Wilhelm, la madre de Cristina, no estuvo el domingo, pero cada día la visitó a primera hora: se iba siempre a las tres de la tarde. Giselle Fernández, la hermana de la presidenta, fue de las personas que más tiempo pasó con ella, al igual que Alicia Kirchner, cuñada presidencial y ministra de Desarrollo Social.

 

Evo. En tanto, trascendió que hoy el presidente de Bolivia, Evo Morales, podría visitar en Olivos a su par argentina con quien tenía previsto reunirse, antes de que se le detectara este problema de salud, como parte del desembarco del mandatario del vecino país a Buenos Aires para recibir los títulos de doctor honoris causa de parte de las universidades de Lanús y San Martín.

No obstante, aún esto no estaba confirmado ya que podría interferir con el proceso de reposo que le aconsejaron los médicos.

El miércoles de la semana próxima habrá novedades cuando a la presidenta se le retirarán los puntos de sutura al cumplirse el décimo día de haber dejado el hospital, junto a lo cual se le realizará una neuroimagen de control, de acuerdo al último parte.

La presidenta fue internada el lunes 7 de octubre tras un diagnóstico que le habían realizado el día anterior en Olivos, cuando los médicos informaron sobre una sensación de hormigueo y pérdida de fuerza en su brazo izquierdo.

El chequeo en Olivos se realizó luego de que el sábado 5 se internara en la Fundación Favaloro, donde le diagnosticaron la colección subdural crónica, ocasionada tras un golpe que había sufrido el 12 de agosto, y le prescribieran 30 días de reposo, aunque sin intervención quirúrgica.

Amado Boudou encabezó un acto oficial en Córdoba

El vicepresidente a cargo del Poder Ejecutivo, Amado Boudou, destacó ayer que el gobierno nacional lleva adelante un “proyecto inclusivo para todos, independientemente de quién lo vote”, y recordó que hasta 2003 el sector ganadero y lechero “estaban desprotegidos”.

Boudou lo expresó al encabezar el acto de cierre de la Muestra Internacional de Lechería (MIL) en la localidad cordobesa de Morteros, donde además advirtió que, a diferencia de otras épocas en las que el país seguía los dictados del FMI, actualmente “las decisiones se toman en Balcarce 50” y pidió “seguir construyendo una Argentina para todos”.

Al pronunciar su discurso insistió en que antes de 2003 el sector del agro y lácteo estaba “desprotegido” y celebró la magnitud de la muestra, que, a su entender, evidencia que “hay otra Argentina”.

“No dejemos que nos dividan, no dejemos que nos separen; trabajemos juntos por lo que falta”, pidió Boudou y propuso a los presentes exclamar “fuerza Cristina” para una pronta recuperación de la presidenta.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS