Edición Impresa

Hermes Binner cree que la presidenta irá por la modificación de la Carta Magna

"La oposición tiene que cerrar filas contra la reforma constitucional", dijo Binner.. Estrategia para 2013. El ex gobernador calificó de "mentiroso" a Cavallero y defendió los gastos durante su administración.

Sábado 28 de Julio de 2012

Por primera vez, Hermes Binner blanquea que en los futuros comicios legislativos el gran dilema con el que se concurrirá a las urnas será el tema de la posible reforma a la Constitución nacional y que, en torno a esa cuestión, se ordenará la estrategia de la oposición. En una entrevista con La Capital, el ex gobernador acusa de "mentiroso" a Héctor Cavallero y defiende a capa y espada los gastos que realizó al frente de la Casa Gris.

—Fue muy sorprendente lo que reveló Cavallero acerca de una supuesta participación suya durante la dictadura, tomando lo que dijo el abogado de un represor. ¿De dónde viene esto?

—Viene de Cavallero, un mentiroso. Norma Morandini me llamó y me dijo: "Estamos mal, Hermes". Y es así, porque si para demostrar un testimonio recurrimos a un represor de los derechos humanos, estamos mal. Además, Cavallero estuvo mintiendo en todo. Pero bueno, ya lo conocemos... Lo que sí me importa es que cuando los juicios terminen los asesinos y violadores a los derechos humanos paguen con la cárcel, que es donde tienen que ir.

—¿En qué punto está su candidatura a diputado nacional?

—Estoy en el fortalecimiento del FAP y en la incorporación de sectores de la política y de otros estamentos de la sociedad que quieran incorporarse al mismo. Si vamos hacia esta propuesta con los casilleros ocupados no resultaría atractivo para pensar en una política de crecimiento. Este año me he dedicado a recorrer el país y charlar con los productores, con sectores sociales. Me falta la zona de Cuyo, pero estaremos los primeros días de agosto en Mendoza y la Región Cuyo.

—Barletta y Alfonsín se mostraron proclives a un acuerdo con ustedes en Santa Fe para ir como Frente Progresista a los comicios.

—A nivel nacional estamos con el FAP, que es mucho más abarcativo y orgánico con los partidos nacionales. Pero en la provincia de Santa Fe somos respetuosos con los 20 años que ya lleva el Frente Progresista, una experiencia a tener en cuenta y a valorar a la hora de tomar decisiones.

—O sea que sería un hecho ir como Frente Progresista a los comicios a diputado.

—Sí, sí, puede ser, claro. Pero nosotros tenemos interés en desarrollar el FAP a nivel nacional.

—Cobos está anunciando con toda la pompa una reunión con usted en Mendoza para esa fecha.

—Desconozco. Me llamó por teléfono para la presentación de un libro, eso es lo que hablé con Cobos.

—¿Cómo observa la marcha del país?

—Con mucha preocupación. Estamos ante un gobierno que transgrede a las instituciones. Como gobierno transgresor lo comprobamos en el Indec, donde se dibujan los números; en el desconocimiento que se hace a los otros poderes, en el caso puntual de la Corte Suprema; cómo se conduce el gobierno con el Parlamento. Cuando tiene mayoría trata de sacar todo por ley y cuando no recurre a los decretos de necesidad y urgencia.

—¿Cómo se posiciona frente a la pelea muy fuerte que mantiene Cristina con el gobernador Scioli?

—Es algo que le hace muy mal a los argentinos, es una pelea adentro del gobierno y ahí se tiene que solucionar.

—¿Detrás de esa pelea está el conflicto por la sucesión?

—Sí, claro, por eso le digo que es un conflicto adentro del partido del gobierno.

—¿La oposición está investigando qué dinero le quedarán a los futuros jubilados después de los fondos de la Ansés que el gobierno destina a otros fines?

—Estoy en contra de lo que hace el gobierno con la Ansés, a tal punto que cuando fui diputado presenté un proyecto sobre la intangibilidad de los fondos. Esa plata tiene que ser para los jubilados. Si se quiere hacer vivienda, hay que formar otro fondo para hacer viviendas. Las provincias sufrimos el tema de la Ansés, fundamentalmente quienes no transfirieron las Cajas de Jubilaciones. Hubo un compromiso de la Nación de abordar las deudas de esas Cajas de Jubilaciones, que hoy no se cumplen. Esto es un problema muy serio, la que debería dar el ejemplo es la Nación. Y no lo hace.

—¿Cree que Cristina irá por la reforma de la Constitución y la re-reelección?

—Sí, estimo que quiere ir por la reforma, y creo que la oposición tiene que cerrar filas por la no reforma a la Constitución. Si no se cumple con la Constitución de 1853 y no se cumple con la de 1994, ¿para qué quieren una reforma si no es para introducir una reelección indefinida? Las reelecciones indefinidas siempre han tenido malos resultados.

—¿La oposición se está replanteando la estrategia después del fracaso de las últimas elecciones?

—Las elecciones que vienen son absolutamente estratégicas. Si los electores creen que en estos comicios se estará jugando la reelección indefinida contra la no reelección daríamos un paso gigantesco para que la gente decida ponerles límites a las reelecciones.

—En Santa Fe, la oposición al Frente Progresista sostiene que usted el responsable del mal momento económico que atraviesa el gobierno de Bonfatti, que gastó mucho y que por eso no se apoya la reforma tributaria.

—Habría que defender los intereses de Santa Fe. Cuando fue la demanda en la Corte Suprema por la plata que nos deben, la presencia allí de Reutemann y de Obeid significó que se trataba de una demanda de Estado y ofrecía fortaleza. Todas las provincias tienen déficit, todas, y Santa Fe es la menos endeudada y la que tiene acreencias muy importantes. Se recargan las demandas en el sector público pero se reducen las partidas desde la Nación.

—Rossi dijo que gastó mucho y gastó mal.

—Vamos a revisar las cuentas. Si gastar mal es titularizar 12.500 docentes, si gastar mal es incorporar policías, si gastar mal es integrar el 911, si gastar mal es integrar la producción a las exportaciones. Hemos construido hospitales, se pueden ver en Rosario, en Santa Fe, en el norte, en el sur. Es absolutamente demostrable lo que hemos hecho.

—¿Cómo ve a la gestión Bonfatti?

—La veo muy bien a la administración de la provincia. Sobre todo porque está transitando un momento económico no de vacas flacas sino de vacas raquíticas. En ese camino, tener diálogo con todos los sectores políticos y sociales y presencia en toda la provincia es un hecho alentador.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario