Edición Impresa

Hamas secuestró a un soldado israelí y hundió la tregua en la franja de Gaza

Conflicto en Medio Oriente. El ejército israelí respondió con un feroz bombardeo que dejó más de 60 palestinos muertos. Las perspectivas son sombrías.

Sábado 02 de Agosto de 2014

La tregua de 72 horas prevista entre Israel y Hamas en Gaza apenas duró un par de horas y se transformó en un renovado baño de sangre, con más de 60 palestinos muertos. El secuesto de un oficial israelí por parte de Hamas quebró la tregua, según todas las comprobaciones y la acusación formal de Naciones Unidas. Anoche, el presidente de EEUU Barack Obama exigió la liberación inmediata del soldado por el grupo extremista islámico. Países árabes que actúan de mediadores estarían a su vez presionando a los extremistas palestinos para que liberen al oficial.

El alto el fuego de tres días, que habían entrado en vigor a las 8 locales (2 de la mañana de Argentina), no se mantuvo más de dos horas y las esperanzas de una tregua duradera parecían alejarse todavía más.

Los hechos. Los hechos se produjeron poco después de la entrada en vigor de una tregua humanitaria acordada el jueves bajo mediación de la ONU y Estados Unidos y que debía durar tres días. Los atacantes palestinos aparecieron cerca de Rafah por uno de los túneles en el momento en el que soldados israelíes se disponían a destruir el conducto en el sur de la Franja de Gaza. Los acontecimientos se precipitaron. Un terrorista suicida se hizo volar cerca de las escaleras, según medios israelíes. Murieron dos soldados y, en medio de la confusión, los milicianos palestinos secuestraron al teniente Hadar Goldin, de 23 años. Las brigadas Al Qassam, brazo armado de Hamas, confirmaron la captura, según informó la agencia palestina de noticias Maan. Los milicianos sostienen sin embargo que el soldado cayó en sus manos durante enfrentamientos una hora antes de que el alto el fuego entrara en vigor.

El hecho es que el grave incidente hundió el alto el fuego de 72 horas que durante días negociaron arduamente la ONU y Estados Unidos y que tenía que proporcionar a la castigada población de la Franja un respiro duradero. El respuesta, el ejército de Israel bombardeó con toda dureza las cercanías de la ciudad palestina de Rafah. El portavoz palestino Ashraf al Qedra del Ministerio de Salud dijo a la prensa que en la jornada murieron 66 palestinos, 40 de ellos en sur de la Franja. La cifra total de palestinos muertos asciende ya a 1.501.

Estados Unidos acusó este viernes a Hamas de una "bárbara" violación del cese del fuego, haciéndose eco de informaciones israelíes sobre la muerte de dos soldados y de la captura de un tercero. El presidente Obama exigió por televisión la liberación inmediata del oficial israelí. Agregó que será difícil volver a conseguir otro alto el fuego "si Israel y la comunidad internacional no confían en que Hamas cumpla". La condena también provino de la ONU: su secretario general, Ban Ki-moon, exigió la liberación inmediata del soldado secuestrado. "El secretario general condena en los términos más enérgicos la reportada violación por Hamas del cese del fuego humanitario acordado mutuamente que comenzó esta mañana", dijo su vocero Stephan Dujarric. "Está conmocionado y profundamente decepcionado por esos acontecimientos". La acción de Hamas es una "grave violación del alto el fuego". "La ONU no dispone de medios independientes para verificar exactamente lo que pasó", recordó Ban. No obstante, "estos actos cuestionan la credibilidad de las garantías que dio Hamas a la ONU", estimó.

Línearoja. Para Israel, el secuestro de un soldado representa una "línea roja". El rapto en junio de 2006 del soldado Gilad Shalit implicó el lanzamiento de cinco meses de operaciones militares en la Franja de Gaza. Shalit fue finalmente liberado en octubre de 2011 a cambio de mil prisioneros palestinos.

"Hamas pagará las consecuencias por esta grave violación de la tregua", declaró el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu.

Pedido del padre. Simja Goldin, padre del teniente secuestrado, dijo a los medios junto a su domicilio que confía en que la ofensiva no concluya y "se levante cada piedra de Gaza" hasta que consigan traer de vuelta a casa a su hijo sano y salvo. El ministerio británico de Asuntos Exteriores ha notificado a primera hora de la tarde que investiga "urgentemente" si el militar tiene doble nacionalidad israelí y británica. Según el canal de televisión británico Channel 4, Goldin procedería de una familia de inmigrantes judíos británicos. No obstante, Philip Hammond, secretario del Foreign Office, ha declarado posteriormente a la BBC que no hay constancia de que el soldado sea británico.

Pero para el portavoz de Hamas en Gaza, Fawzi Barhum, "la ocupación (por Israel) violó el alto el fuego". "La resistencia palestina actuó en nombre de su derecho a defenderse", afirmó.

Pese a la ruptura de la tregua, Egipto indicó que mantenía las negociaciones previstas en El Cairo para intentar alcanzar un alto el fuego permanente. El malestar egipcio con Hamas era ayer muy grande, según diplomáticos.

Israel inició el 8 de julio una ofensiva para tratar de poner fin a los disparos de cohetes de Hamas y de la Yihad Islámica y a los ataques perpetrados en Israel por comandos infiltrados a través de los túneles.Desde el inicio de las operaciones israelíes, Hamas ha disparado al menos 2.968 cohetes contra Israel.

La población de Gaza está "al borde del colapso" advirtió Pierre Krahenbuhl, responsable de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos (UNRWA), que alberga a 230.000 refugiados en condiciones muy precarias en 85 centros de Gaza. El alto el fuego es "muy importante para que los civiles inocentes tengan un respiro de tanta violencia", encaminar la ayuda humanitaria, enterrar a los muertos y reconstruir las reservas, declaró el secretario de Estado norteamericano John Kerry.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario