Edición Impresa

Hamas ejecutó en Gaza a 18 presuntos colaboracionistas sin juicio previo

Las ejecuciones parecen una advertencia de Hamas a la población de Gaza, y a la vez una admisión de que los "ataques selectivos" israelíes del jueves resultaron muy dolorosos.

Sábado 23 de Agosto de 2014

Al día siguiente de perder a tres altos comandantes en Gaza bajo bombas israelíes, Hamas ejecutó a 18 presuntos colaboracionistas que habrían dado datos para los bombardeos. Ninguno de los ejecutados recibió un proceso penal regular y todos fueron fusilados luego de un "juicio sumario" que no cumplió con las normas penales vigentes en la Autoridad Palestina. Las ejecuciones parecen una advertencia de Hamas a la población de Gaza, y a la vez una admisión de que los "ataques selectivos" israelíes del jueves resultaron muy dolorosos para la organización extremista palestina. En tanto, Hamas reaccionó lanzando más de 110 cohetes y morteros contra Israel. Un mortero mató a un niño israelí en un kibbutz del sur del país (ver aparte).

Los milicianos de Hamas, vestidos de negro y encapuchados, ejecutaron ayer viernes, día de plegarias en las mezquitas, a 18 hombres acusados de colaborar con Israel. Siete personas fueron abatidas a tiros delante de los fieles frente a una mezquita ubicada en una de las principales plazas la ciudad de Gaza. Son las primeras ejecuciones públicas en la Franja desde la década de 1990, según la agencia Reuters, pero durante 2007, cuando Hamas tomó por la fueza de las armas la Franja de manos de la Autoridad Palestina, se vieron muchas ejecuciones similares.

Ayer, otras 11 hombres fueron fusilados en una comisaría abandonada cerca de la ciudad de Gaza, según funcionarios de seguridad de Hamas.

En la ejecución pública ante la mezquita, los milicianos vestidos de negro asesinaron a tiros a los sospechosos, que tenían las manos atadas a las espaldas y las cabezas cubiertas con bolsas. La ejecución ocurrió cuando los fieles salían de la mezquita Omari en plaza Palestina, uno de los distritos más ocupados de Gaza.

"La «resistencia» ha comenzado con una operación llamada «estrangula los cuellos», dirigida a colaboracionistas que ayudan a la ocupación (por Israel), matan a nuestra gente y destruyen casas", dijo un sitio web de Hamas. Las milicias se autodenominan "resistencia". Un mensaje firmado por "Resistencia Palestina" fue pegado en una pared cerca de donde yacían los cuerpos de los supuestos colaboradores. El aviso decía: "Ellos entregaron al enemigo información sobre el paradero de combatientes, los túneles de resistencia, las bombas, las casas de los combatientes y los lugares de (lanzamiento de) cohetes, y la ocupación bombardeó estas áreas matando a varios combatientes. Por lo tanto, fue impuesto el fallo de la justicia revolucionaria".

Según la legislación palestina, los colaboradores, los asesinos y los traficantes de droga pueden ser condenados a la pena de muerte. Pero las ejecuciones deben ser aprobadas por el presidente palestino, Mahmud Abbas, quien pertenece la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) con la que Hamas compite políticamente, pese a que ha firmado recientemente un acuerdo de reconciliación. En la práctica, las ejecuciones extrajudiciales de ayer son decisiones inconsultas de Hamas.

El Centro Palestino para los Derechos Humanos en Gaza denunció los asesinatos. "Exigimos a la Autoridad Nacional Palestina y a la resistencia (por las facciones armadas palestinas) intervenir para detener estas ejecuciones extrajudiciales, sin importar sus razones y motivos", dijo Raji al-Surani, presidente de la organización.

Israel lanzó una ofensiva el 8 de julio con el objetivo declarado de poner fin al lanzamiento de cohetes y morteros desde Gaza. Desde esa fecha y según cifras de Hamas, el número de palestinos muertos se elevó a 2.070, la mayoría de ellos civiles.

El líder político de Hamas, Ismail Haniya, anunció la noche del jueves, luego de la muerte de tres comandantes militares del grupo islámico, que Israel "pagará un alto precio por sus crímenes" y que las Brigadas Al Qassam, brazo armado de Hamas, eran "ahora más fuertes de lo que el enemigo se imagina". Esta afirmación intentó levantar la moral de los milicianos, pero claramente la pérdida de los tres jefes militares, responsables de la zona sur de la Franja, golpeó a la estructura militar de Hamas.

Mientras tanto, la ONU hizo un nuevo llamamiento al alto el fuego, pero por el momento no hay signos de que las partes vayan a volver a la mesa de negociación. Israel anunció el jueves que llamará a otros 10.000 reservistas y el ejército se puso en alta disposición de alerta ante el temor a ataques de represalia de Hamas por la eliminación de sus comandantes. Poco después Israel sufría uno de los peores días en cuanto a lanzamiento de cohetes y morteros desde la Franja.

En la ONU.Mientras, Alemania, Francia y Reino Unido tienen un borrador de resolución en el Consejo de Seguridad de la ONU que pide el establecimiento de una misión internacional de monitoreo en Gaza y la apertura total de los pasos fronterizos, aunque con garantías de seguridad para Israel. De esta forma se recogerían las principales demandas israelíes y palestinas. La Unión Europea también quiere implicarse más en la Franja de Gaza, aunque no está prevista una misión militar. Tampoco se estacionarían cascos azules. Estados Unidos se habría unido a la iniciativa. Paralelamente circuló un borrador de Jordania, más propalestino. Mientras, en Qatar el presidente palestino Mahmud Abbas se reunió por segunda vez en dos días con el líder de Hamas Jaled Mashaal, antes de viajar a El Cairo para reunirse con el presidente egipcio, Abdel Fattah al Sisi. Egipto sigue siendo el mediador central entre israelíes y palestinos pese al fallo de la última ronda de negociaciones.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario