Edición Impresa

Hamas disparó cohetes hacia la central nuclear israelí de Dimona

La operación militar del Estado judío en la Franja de Gaza ya causó 51 muertos y más de 450 heridos. Uno de los proyectiles palestinos fue interceptado por el escudo antimisiles.

Jueves 10 de Julio de 2014

La cifra de muertos por los ataques israelíes a la Franja de Gaza aumentó ayer a 51, mientras que los cohetes lanzados por las milicias palestinas alcanzaron entre otras zonas la estratégica ciudad de Dimona (sur), que alberga en sus alrededores el reactor nuclear israelí.

Según el jefe de los servicios de urgencia de la Franja, Ashraf al Kidra, una familia de cinco miembros murió ayer en un ataque israelí. En total perdieron la vida ayer 17 personas en Gaza, más de la mitad de ellos mujeres y niños. Además resultaron heridas 450 personas. Por el momento no se reportaron víctimas israelíes en el segundo día de la operación "Borde Defensivo".

Según la organización radical palestina Hamas, Israel bombardeó un total de 42 viviendas de militantes palestinos. En la mayor parte de los casos los habitantes no se encontraban en las casas, pues habrían recibido llamadas telefónicas de alerta de personas que se identificaron como miembros de los servicios secretos internos israelíes, el Shin Bet. Sin embargo, en al menos cuatro casos las familias se negaron a abandonar sus hogares. Como resultado, siete miembros de una familia murieron cuando su casa fue bombardeada el martes en la ciudad de Jan Yunis, al sur de la Franja, y lo mismo ocurrió con seis miembros de otra familia en Bait Hanun, norte de la Ciudad de Gaza.

En el segundo día de ofensiva israelí fueron bombardeados 290 objetivos. Desde el inicio de la operación la fuerzas aérea y la marina israelíes atacaron cerca de 600 objetivos desde el martes. En ese mismo período, militantes palestinos dispararon más de 300 proyectiles desde la Franja de Gaza, según fuentes militares israelíes. Unos 50 de ellos fueron interceptados por el sistema israelí de defensa antimisiles en las ciudades más grande de Israel, incluyendo Tel Aviv y Jerusalén.

En Israel comenzó a cundir ayer la preocupación por el alcance récord de los cohetes disparados desde la Franja de Gaza, que llegaron a puntos situados a más de 150 kilómetros de distancia de la Franja. Tres cohetes fueron disparados hacia la central nuclear de Dimona, al sur de Israel. La Cúpula de Hierro interceptó uno de los proyectiles mientras que otros dos cohetes cayeron en zonas abiertas. Hamas reivindicó el ataque y aseguró que dispararon tres cohetes clase M-75 contra esta población, situada en el desierto del Neguev. Israel tiene dos reactores nucleares, el de Dimona y el de Naha Sorek, cercano a Jerusalén, que el martes cesó sus actividades por la amenaza de los cohetes. La comunidad internacional cree que el Estado judío es una potencia nuclear que almacena cerca de 200 ojivas atómicas, información que Israel ni niega ni confirma, y mantiene en secreto.

Otros dos proyectiles disparados desde la Franja de Gaza cayeron ayer en el mar frente a Haifa, en el norte de Israel, informó la radio militar. Fue la primera vez que cohetes palestinos alcanzan el gran puerto del norte de Israel, a 165 kilómetros de Gaza. Según una portavoz del ejército israelí, se trata hasta ahora del ataque palestino que logró un mayor alcance. En Tel Aviv sonaron por segunda vez las sirenas y la gente corrió a los refugios. Además de Tel Aviv, miembros de Hamas atacaron otras ciudades israelíes alejadas de la Franja, como Jerusalén. En respuesta, el premier israelí, Benjamin Netanyahu, ordenó al ejército incrementar el número y alcance de sus ataques. El jefe de gobierno dijo que no pondrá fin a la ofensiva hasta que cese el fuego desde Gaza. El presidente palestino, Mahmud Abbas, acusó a Israel de hacer una "guerra en todo el sentido de la palabra contra el pueblo palestino".

Pedido a la ONU

Ecuador pidió ayer a la ONU que convoque al diálogo a los gobiernos de Israel y Palestina a fin de “garantizar la paz” y superar el conflicto que se desarrolla en Medio Oriente. En un comunicado, Quito solicitó a la comunidad internacional y en especial a la ONU que auspicien “de manera contundente y coordinada, una pronta convocatoria al diálogo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS