Edición Impresa

Hallaron los dos generadores que habían robado al estadio de hockey

Se los habían llevado el 10 de febrero, tras la disputa del Champion Trophy. Pesan 5 mil kilos y están valuados en unos 70 mil dólares cada uno. Estaban en un descampado.

Viernes 09 de Marzo de 2012

En un predio que ocupa media manzana de la zona sur, tapados con lonas para camiones, dos grupos electrógenos valuados en unos 70 mil dólares cada uno fueron hallados por personal de la Brigada de Investigaciones de la policía rosarina en un procedimiento que culminó con dos detenidos. Los aparatos, de cinco toneladas de peso, pertenecen a una empresa santafesina que los había provisto en alquiler para la realización del último Champion Trophy jugado en el estadio mundialista de hockey, en el extremo oeste de la ciudad. Precisamente de ese predio habían sido robados hace un mes en un golpe muy poco habitual, según confiaron fuentes de la investigación, a raíz de la logística necesaria para transportarlos.

"Evidentemente algo no salió como lo habían planeado", confió ayer un vocero policial respecto del hallazgo de los generadores en un predio de Alem al 4100. Es que difícilmente alguien pueda planear el robo de dos inmensos aparatos sin tener previamente acordada su venta. "Si cuestan 70 mil dólares cada uno y en el mercado negro se pueden vender por la mitad, es muy extraño que hayan estado casi un mes en ese lugar", confió un pesquisa.

Baldío. En la vereda este de Alem al 4100 hay un extenso predio que ocupa casi la mitad de la manzana. Según comentó la fuente, una parte de ese terreno es utilizada por una empresa de camiones y otra, "alquilada por un hombre, se utiliza para estacionar autos y acumular cachivaches".

Al predio se accede a través de un portón negro y en el frente hay un local comercial cerrado en el que, al parecer, estarían por reabrir una verdulería. Hasta allí los pesquisas rastrearon los dos grupos electrógenos que habían sido robados el 10 de febrero del Estadio Mundialista de Hockey ubicado en inmediaciones de Mendoza al 9800, en el barrio Tango.

"Desde afuera podían verse, aunque estaban tapados por una lona para camiones. Por la descripción que teníamos eran dos grandes cajas parecidas a contenedores y pintadas de azul, verde y blanco. Sin dudas se trataba de los generadores robados. Entonces pedimos la orden de allanamiento al juzgado de Instrucción 3ª e ingresamos", comentó el titular de la Brigada de Investigaciones, Fernando Ochoa.

Los grupos electrógenos están instalados en cabinas de cuatro metros de largo por dos de ancho y otros dos de alto, dijeron fuentes de la pesquisa sobre los aparatos. Uno de los generadores es de 350 kilovatios y el otro de 330.

Arrestados. En el predio había dos hombres. Daniel J., de 33 años y responsable del predio -al parecer, es inquilino- y Ariel L., de 25, que hacía las veces de sereno. Según dijeron a la policía, alguien les había alquilado el predio para dejar los aparatos, pero ellos no tenían idea de qué se trataba.

"El sereno dijo que el 10 de febrero, justo el día en que habían sido robados, los habían llevado hasta ese predio en un camión con grúa", señaló Ochoa.

Fuentes policiales confirmaron que ambos quedaron detenidos y la Justicia determinará qué grado de participación les cabe en el robo de los artefactos, un hecho encuadrado en principio como hurto calificado.

Muy pesados. Los voluminosos generadores de energía -cada uno pesa más de 5 mil kilos- habían sido alquilados a la empresa Gervasoni Ingeniería, con sede en la ciudad de Santa Fe, para la realización del último Champions Trophy de hockey femenino, que se hizo entre el 28 de enero y el 5 de febrero pasado en el estadio ubicado en el extremo oeste de la ciudad.

"Días después de ese torneo, las empresas fueron a retirar distintos elementos que habían provisto para el evento, como tribunas, carpas o los propios generadores. Cuando llegaron de la firma Gervasoni les dijeron que hacía tres o cuatro horas se había presentado otra gente con un camión grúa y se habían llevado los grupos electrógenos", recordó Ochoa sobre el hecho, denunciado el pasado 10 de febrero en la subcomisaría 22ª.

Fuentes allegadas al caso coincidieron que robos como estos no son habituales, porque requieren de logística y camiones especiales. En este sentido, se presume que tal vez hayan contratado a una empresa de afuera ya que, afirmó Ochoa, "este traslado no fue realizado por ninguna de las seis o siete firmas rosarinas capaces de hacerlo".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario