Edición Impresa

Hallan restos óseos en Concordia, cerca de un centro clandestino

Restos óseos fueron encontrados en un predio de la ciudad entrerriana de Concordia, donde funcionó un centro clandestino de detención, informaron ayer a Télam voceros tribunalicios.

Jueves 27 de Febrero de 2014

Restos óseos fueron encontrados en un predio de la ciudad entrerriana de Concordia, donde funcionó un centro clandestino de detención, informaron ayer a Télam voceros tribunalicios.

Se trata de 12 piezas encontradas por un arqueólogo aficionado en la cancha de polo del Ejército de Concordia, donde durante la dictadura funcionó un centro clandestino de detención, según numerosos testimonios de detenidos políticos y sociales.

El delegado Regional de Derechos Humanos, Rubén Bonelli, confirmó ayer que radicó una denuncia en los tribunales de Concordia para que se investiguen los restos óseos y se determine sin son humanos o no.

Explicó que entre las piezas, dos son claramente identificables como tibias humanas.

Los restos fueron encontrados por el doctor Eduardo Valsangiácomo, un arqueólogo aficionado que recorre las costas del río Uruguay en la zona de Concordia en busca de elementos pertenecientes a los indígenas que vivieron en la zona.

En una de esas recorridas, Valsangiácomo, su esposa y dos colaboradores encontraron un hueso que por su tamaño les llamó la atención.

"Grande para ser de un perro y chico para ser de un caballo", explicó el investigador tras comunicar la novedad al delegado de Derechos Humanos en Concordia.

Valsangiácomo reconoció que el descubrimiento le hizo revisar otras piezas que había encontrado anteriormente en el lugar, que inicialmente vinculó con algún animal.

"Ahora traigo todo para que los especialistas determinen de qué se trata", agregó el investigador tras entregar los restos a Bonelli para que se investigue si el conjunto pertenece a un mismo cuerpo.

A su vez, Bonelli confirmó que "todas las piezas y la documentación fotográfica del momento del hallazgo fueron entregadas a la fiscalía de Concordia para que inicie una investigación".

Los restos fueron encontrados en la costa del río Uruguay, en una zona que últimamente fue erosionada por el lago formado al norte de la represa hidroeléctrica de Salto Grande.

Cerca de donde se encontraron los huesos existió una edificación del Ejército, ahora derruída, que en los años 70 funcionó como centro clandestino de detención.

El lugar fue señalado por numerosos ex presos políticos que testimoniaron en la megacausa Harguindeguy, que investigó delitos de lesa humanidad cometidos en el oriente entrerriano desde antes de la dictadura cívico militar.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS