Edición Impresa

Hallan muerto a un policía en el dormitorio de su casa

El suboficial Miguel García, de 54 años, llevaba más de un día sin vida cuando un hijo lo encontró. Fue degollado y al parecer no hubo robo.

Martes 29 de Enero de 2013

Un suboficial de la policía de 54 años fue hallado muerto ayer a la tarde en su casa de la zona sur por un hijo que desde el sábado no tenía noticias de él. La víctima presentaba un profundo corte en el cuello que, en principio, sería la causa de la muerte. La puerta de calle de la vivienda estaba cerrada y aparentemente no había rastros de un robo. Y si bien anoche aún se esperaban los resultados de la autopsia para especificar el momento del deceso y la causa exacta, ayer se estimaba que el crimen podría haber ocurrido entre dos y tres días atrás.

El suboficial principal Miguel García tenía 54 años y se desempeñaba en la subcomisaría 18ª, en el barrio perecino de Cabín 9, donde por estos días estaba a cargo del turno noche. Según fuentes policiales, era divorciado y vivía solo con una perra de raza rotweiller en una casa con garaje ubicada en Alvear 4559 C. Allí lo encontró muerto un hijo suyo ayer, alrededor de las 15.30.

"El hijo no podía comunicarse desde el sábado, por lo cual ayer decidió romper la puerta de la casa para entrar. Fue así como encontró al padre muerto y totalmente ensangrentado en el piso de su habitación. Luego el médico constató que el cuerpo, que estaba empezando a descomponerse, presentaba un profundo corte en el cuello que en principio sería la causa de la muerte", sostuvo el subjefe de la policía rosarina, Hernán Brest.

En principio la escena del crimen no presentaba signos de pelea ni un desorden que indicara la posibilidad de un robo como móvil del homicidio. Según las fuentes consultadas, no había puertas violentadas, de lo que se infiere que la víctima podría haber conocido previamente al asesino. Asimismo, en la casa se encontraron objetos de valor a la vista.

"Había un equipo de audio, un televisor e incluso un anillo arriba de una mesa. Son cosas que suelen ser robadas en estos casos, por lo que en principio habría que descartar la hipótesis de robo. No obstante, se inspeccionará a fondo la casa junto con los familiares de la víctima para corroborar que no se hayan llevado algo de valor", comentó Brest al respecto, y agregó que se intentará reconstruir los últimos minutos del policía asesinado en busca de pistas sobre el crimen. "Resta hablar con vecinos y familiares, es probable que de esos testimonios se pueda avanzar en la investigación".

Buen vecino. El crimen de García conmocionó a los vecinos de la cuadra de Alvear al 4500 C que ayer se mostraban muy sorprendidos por lo ocurrido. "Era un buen muchacho, no se metía con nadie", comentó un hombre que recordó haberlo visto por última vez el viernes "a la tarde, cuando sacó a la perra a orinar a la vereda".

En este sentido, varios indicaron que no escucharon nada raro en la vivienda del suboficial, ni tampoco habían oído ladrar a la perra con la que vivía.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS