Edición Impresa

Hallan en la casa de un policía de Concordia artículos saqueados en comercios

A raíz del procedimiento la presidenta de la Nación felicitó a los fiscales a través de su cuenta de Twitter en la que vertió varias consideraciones. Hay más viviendas allanadas.

Sábado 14 de Diciembre de 2013

Numerosos artículos del hogar que habrían sido sustraídos de diversos comercios en Concordia durante la sublevación policial, fueron recuperados el mediodía del jueves tras un procedimiento ordenado por la Justicia de esa ciudad y realizado en el domicilio de un suboficial de esa fuerza. A raíz de esto, la presidenta de la Nación, Cristina Fernández, se manifestó públicamente en favor del accionar judicial y dijo que “se necesitan más fiscales” como los que llevaron adelante estos procedimientos. Lo hizo a través de su cuenta de Twitter, en la que vertió fuertes consideraciones sobre el comportamiento de los policías que se acuartelaron en distintas provincias del país (ver página 11, sección Política)

   Los allanamientos fueron ordenados por los fiscales Fabio Zabaletta y Germán Dri, de la ciudad entrerriana, en un domicilio habitado por un suboficial de la policía, donde secuestraron electrodomésticos que habrían sido saqueados durante las protestas que los uniformados llevaron a cabo en esa ciudad el domingo pasado.

   Según informaron medios locales, en horas del mediodía de jueves, los fiscales efectuaron una requisa en un domicilio de calle Guarumbá al 375, entre la avenida Monseñor Tavella y Laprida. La vivienda es propiedad de una mujer que actualmente vive en el sur del país y es madre de un sargento de apellido Valdez, que presta servicios en la comisaría 2ª de esta ciudad, y que participó en los reclamos que los efectivos realizaron en la Jefatura Departamental.

   En la casa se encontraron varios lavarropas automáticos, una hidrolavadora, una aspiradora, un motor eléctrico y varias herramientas posiblemente sustraídas de locales comerciales ubicados sobre la avenida Tavella.

   Fuentes judiciales consignaron que Valdez es uno de los policías que en la noche del domingo ingresó a la Jefatura Departamental y sujetó por la espalda al comisario Nelsón Vega, subjefe de esa repartición, quien fue golpeado por otros efectivos.

   El domicilio allanado se encuentra en custodia de un joven de 19 años, hijo del policía sospechado, quien alegó desconocer la procedencia de los elementos hallados.

   Además, trascendió que varios testigos vieron a Valdez cuando circulaba a bordo de su camioneta por las inmediaciones de los comercios que en ese momento eran saqueados.

   El operativo en la casa del policía comenzó cerca de las 13.30 del jueves y el personal participante se retiró del lugar con una camioneta de la fuerza policial cargando un lavarropas automático marca Drean, otro lavarropas de tambor marca Hilgert, una aspiradora Black & Decker, una hidrolavadora Hyundai, un pulverizador marca Gamma, dos serruchos y un motor de ventilador.

Los operativos. Mientras tanto, el ministro de Gobierno de Entre Ríos, Adán Bahl, y el intendente de Concordia, Gustavo Bordet, dieron a conocer detalles de los operativos de recuperación de los bienes robados en los saqueos y presentaron parte del inventario de los elementos recuperados.

   Se trata de una gran cantidad de elementos sustraídos durante los saqueos del domingo y lunes pasados en Concordia que ya fueron recuperados por la policía provincial por orden de la justicia
entrerriana, tras una serie de allanamientos realizados en esa localidad del noreste entrerriano.

Voceros comunales revelaron ayer que los allanamientos seguirán "hasta recuperar todo lo posible" de lo sustraído durante la protesta de un sector de la policía provincial, que dejó a la ciudad sin seguridad por varias horas.

El ministro Bahl informó que los allanamientos realizados "fueron todos positivos", y reconoció que "en poco tiempo necesitaremos más espacio físico para depositar lo que vamos recuperando". El funcionario reveló que para decidir los operativos "se cuenta con la colaboración anónima de los ciudadanos, que llaman y dan datos de lugares y la fiscalía inmediatamente actúa. Es fundamental que todos sepan que esta es una cuestión penal que continuará hasta el final y que es un delito que se tiene que pagar", agregó.

Bahl confirmó que en las intervenciones no se han confiscado alimentos, sino artículos de lujo, motos, computadoras y celulares. "Hay quienes se están deshaciendo de lo que robaron para que no los encuentre la policía. Quizás pensaron que saldrían impunes. Son aprovechadores que han destrozado comercios por saña y muchos de ellos son personas que tienen su empleo pero han salido a saquear de todas maneras", recalcó.

"Con total rigurosidad". Por su parte, el intendente Gustavo Bordet aseguró: "Vamos a actuar con total rigurosidad y no habrá ningún tipo de contemplaciones contra estos delincuentes. Si hubo algún empleado municipal en los desmanes, lo separo del cargo, se le iniciará un sumario y la posterior exoneración. Quien comete este tipo de delitos no merece ser un servidor público de un municipio y va a ser castigado con todo el rigor que nos permite la administración pública, que es la exoneración de su cargo. En eso vamos a ser implacables", advirtió.

Bordet invitó a los vecinos a que "se animen a denunciar" a los saqueadores e instigadores, porque esa colaboración ayudará a identificar a los responsables. "Ellos tienen que ser castigados, no sólo con lo que diga puniblemente la ley, sino también con una condena social".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS