Edición Impresa

Hallan cocaína en la orina de una niña de 21 meses en Entre Ríos

Profesionales del hospital materno infantil San Roque de Paraná detectaron la presencia de cocaína en la orina de una niña de un año y nueve meses a la que asistieron por una...

Viernes 22 de Noviembre de 2013

Profesionales del hospital materno infantil San Roque de Paraná detectaron la presencia de cocaína en la orina de una niña de un año y nueve meses a la que asistieron por una descompensación. Los padres, que aseguran que en su hogar no se consumen drogas y hasta el momento no se ha determinado lo contrairo, no se explican cómo la chiquita accedió a la sustancia. De todas maneras, el centro asistencial dio intervención al Consejo del Menor de esa provincia y a servicios sociales de la capital entrerriana.

"La nena fue internada por su madre el miércoles a la tardecita, por una crisis con temblores, mala percepción, con las manos y pies morados y también convulsiones. Se sospechó que podría estar intoxicada por haber ingerido algún producto, como es usual en esa edad, por lo que se le hicieron análisis. Y fue así como el área de Toxicología descubrió que era cocaína", contó a La Capital Gabriela Cati, médica de guardia de Terapia Intensiva del hospital de niños.

Sobre el interrogante de cómo el estupefaciente llegó al organismo de la pequeña, la profesional explicó que "se le consultó a la toxicóloga si es factible que la droga haya llegado por la vía del amamantamiento, ya que la beba todavía toma el pecho, pero respondió que no, que indudablemente fue porque la consumió de alguna manera".

Según Cati, "los padres niegan haberle dado cocaína y dicen que tampoco la consumen, pero algo raro hay y no existen muchas explicaciones: o la hicieron consumir, o la nena vio al alguien hacerlo y lo imitó. Hay que tener en cuenta su edad, es muy chiquita, no se la puede dejar sola y requiere el cuidado permanente de alguien, a quien puede haber visto. Es por ello que se advirtió a los padres que se daría intervención al Consejo del Menor", indicó.

En cuanto al estado de salud de la pequeña, la profesional comunicó que "está bien y fuera de peligro. Ya se despertó y fue retirada de Terapia Intensiva para ser trasladada a una sala común. Se probó darle leche hoy de mañana (por ayer) y la toleró, por lo que se alimenta bien. Además, toma el pecho por la noche", manifestó la médica.

 

Evalúan a la familia. Por su parte, la licenciada Rina Scaglione, coordinadora del Area Social del Hospital San Roque, confirmó a los medios locales que el "equipo interdisciplinario de Salud está abordando la problemática para evaluar la situación social, económica y sanitaria de la familia a los fines de que se determine qué hacer, y poder proteger la integridad de la nena y de los otros hermanos".

Asimismo, remarcó que se lleva adelante una investigación "para determinar cómo llegó la beba a consumir cocaína".

Sobre el fenómeno de la internación de niños y adolescentes por el consumo de estupefacientes sostuvo que se trata de "una situación que duele pero que no nos sorprende, porque se nota un aumento de casos".

La niña, que vive con su familia en calle Santos Vega y Coronel Caminos del humilde barrio El Sol, en el sector sudoeste de Paraná, había quedado en la casa al cuidado de su abuela y de su hermana de 13 años, quien advirtió que "estaba quedando pálida y con la boca morada". Así lo relató el padre de la beba, Germán C., en diálogo con la emisora paranaense LT 14. Cuando la madre regresó a la vivienda encontró a la niña descompuesta y con convulsiones, por lo que decidió trasladarla hasta el hospital, donde "quedó internada y se iba en sueño", señaló el hombre.

"Nadie consume". Germán C. aseguró que en su hogar nadie consume drogas y que no sabe cómo la cocaína llegó al organismo de la chiquita, aunque reconoció que vive en un barrio problemático, "lleno de delincuentes, no te dejan vivir tranquilo, en cuanto ven que te estás armando un poquito buscan desbaratarte". Además, "en la zona hay muchos pibes traviesos que hacen cosas y alguno de ellos la puede haber perdido y la nena se la metió en la boca", especuló.

En el caso interviene el Juzgado de Instrucción en turno y el de Familia de Paraná, el Consejo Provincial del Niño, el Adolescente y la Familia y la policía, que ayer hizo un allanamiento en la precaria vivienda de la familia, donde no halló indicios de drogas.

"Estamos doloridos por la situación, y se están diciendo cosas que no son. Nosotros educamos bien a nuestros hijos. Siempre les enseñamos el respeto y que estudien para, que el día de mañana sean alguien", aseguró el papá de la niña en declaraciones radiales.

El caso conmueve a Paraná, donde aún se preguntan cómo una beba de menos de dos años pudo comsumir cocaína, y sobre todo cómo tuvo acceso a ella.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS