Edición Impresa

Hackers chinos roban datos secretos de sofisticadas armas de EEUU

Ciberguerra. Comprometida la red defensiva del Pentágono en países de Europa, Asia y el golfo Pérsico. Según el diario Washington Post, los piratas informáticos obtuvieron diseños avanzados de misiles, barcos y aviones.  

Miércoles 29 de Mayo de 2013

Las autoridades estadounidenses y las empresas del rubro de defensa llegaron a la conclusión de que piratas informáticos chinos lograron infiltrarse en las redes que contienen diseños de muchos de los sistemas armamentísticos avanzados de Estados Unidos. Estas infiltraciones forman parte de una gran campaña de espionaje chino contra la industria de defensa y las agencias gubernamentales de Estados Unidos, según un informe del Pentágono, confirmando así una información desvelada por el diario estadounidense The Washington Post.

Según el diario, que dice haber tenido acceso a un informe del Pentágono corroborado por fuentes oficiales anónimas, los hackers chinos habrían podido espiar hasta dos decenas de sistemas de armas clave para los programas de defensa antimisiles estadounidenses en Asia, Europa y el golfo Pérsico.

El periódico informó también que el Defense Science Board, un grupo asesor de alto nivel conformado por expertos del gobierno y civiles, señaló que los sistemas violados incluyen diseños de decenas de los principales sistemas de armas claves para las defensas misilísticas estadounidenses y aviones de combate y buques. La acción de los piratas informáticos habría dado a China acceso a tecnología avanzada y podría debilitar la ventaja militar estadounidense en caso de un conflicto, según el informe. El texto no especifica el alcance o el momento de los robos informáticos ni indica si afectaron a redes informáticas del gobierno de Estados Unidos o de alguna de las empresas que tiene contratadas o subcontratadas. Pero el espionaje daría a China un conocimiento que podría explotar en caso de conflicto, como interceptar comunicaciones o corromper datos, dijo el Post. También podría acelerar el desarrollo que ha hecho Pekín de la tecnología militar china.

 

Rechazo de Pekín. En un reporte enviado al Congreso a principios de este mes, el Pentágono dijo que China estaba usando el espionaje para modernizar su ejército y que la piratería informática era un preocupación seria. Indicó que el gobierno de Estados Unidos había sido el objetivo de un ataque que parecía "atribuible directamente al gobierno y el ejército chino". China dijo que el reporte no tenía fundamentos.

El documento del Departamento de Defensa llegó casi a acusar a los chinos de robar los diseños, y aunque formalmente no lo hizo, sus conclusiones ayudan a explicar el incremento de las advertencias efectuadas por Estados Unidos al gobierno chino.

Cumbre bilateral. La seguridad cibernética "es una prioridad" para el gobierno del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y será uno de los temas clave que el mandatario aborde con su colega chino, Xi Jinping, en la cumbre que tendrán la semana próxima en California, afirmó el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney. "Es un tema que planteamos a todos los niveles en nuestras reuniones con nuestros colegas chinos y estoy seguro de que será un asunto a tratar cuando Obama se reúna con Xi en California a principio de junio", dijo Carney.

Según el Post, la lista de programas afectados se encontraban en una sección previamente no revelada de un informe confidencial elaborado por la Junta de Ciencias para la Defensa. El Post afirmó que obtuvo una versión confidencial del informe que incluye una lista de los diseños hackeados, como el avanzado sistema antimisiles Patriot, diseñado para derribar cohetes balísticos, y el Aegis de la marina.

Los chinos también habrían obtenido diseños de aviones de combate y buques, incluidos el avión de combate F/A-18, el V-22 Osprey, el helicóptero Halcón Negro (Black Hawk) y el nuevo buque de combate Littoral de la armada. El diario afirma también que el programa del caza F-35, el más costoso de la historia del Pentágono, también fue objeto del ataque pirata.

Puertas abiertas. Según James Lewis, especialista en ciberseguridad del Center for Strategic and International Studies, la toma de conciencia del peligro que supone la piratería informática solo se ha producido recientemente: "Entre 1999 y 2009, las puertas estaban abiertas al espionaje chino", estimó. El programa de armas afectado es construido por algunos de los mayores contratistas del país, entre ellos Boeing, Lockheed Martin, Raytheon y Northrop Group.

China rechaza el reporte del Pentágono así como uno de febrero de la firma de seguridad informática Mandiant, que dijo que detrás de los hackeos estaba una unidad militar china que había robado datos de un centenar de firmas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS