Edición Impresa

Hacen arrestos en Turquía por el terrible accidente minero

La policía turca detuvo a 24 personas bajo cargos de negligencia, incluyendo a ejecutivos de la compañía que opera la mina que sufrió un gravísimo accidente la semana pasada que dejó 301 muertos.

Lunes 19 de Mayo de 2014

La policía turca detuvo a 24 personas bajo cargos de negligencia, incluyendo a ejecutivos de la compañía que opera la mina que sufrió un gravísimo accidente la semana pasada que dejó 301 muertos. Los arrestos, ordenados por la fiscalía, contradicen la versión oficial del accidente defendida por el propio primer ministro, Recep Tayyip Erdogan, quien afirmó que el accidente “fue una fatalidad” propia “de la naturaleza del trabajo en una mina”. Pero el clima de indignación fue creciendo, y los 24 arrestos parecen un intento de responder a ese clamor popular.

   Turquía puso fin el sábado a las labores de rescate en la mina de Soma, con la recuperación de los últimos cuerpos de los 301 mineros fallecidos en el peor accidente industrial de la historia del país. La fiscalía movilizó el viernes a decenas de personas para investigar el incendio y la explosión —aparentemente causados por un cortocircuito— en esta mina privada. La empresa que opera la mina, Soma Komur, negó enérgicamente cualquier responsabilidad. “Hemos trabajado todos muy duro. No he visto un accidente así en 20 años”, dijo su director general, Akin Celik. El primer ministro, el conservador islámico Recep Tayyip Erdogan, suscribió esta postura de la empresa, y habló de “una fatalidad” propia “de la naturaleza de una mina”.

   Pero un informe preliminar del accidente, obtenido por el diario Milliyet, señaló varios incumplimientos de seguridad en la mina, entre ellos una escasez de detectores de monóxido de carbono y techos de madera en vez de metal.

Indignación. La tragedia avivó la indignación ciudadana en Turquía, impulsada por esa respuesta insensible del gobierno de Erdogan, quien desde el año pasado soporta protestas callejeras. En ese marco, ayer llegó la noticia de los 24 arrestos. Los detenidos son sospechosos de causar muertes “por negligencia y descuido”, en el accidente minero ocurrido el 13 de mayo pasado. En Soma se registró una explosión y un posterior incendio en el interior de la mina. Fuentes gubernamentales confirmaron que los detenidos fueron enviados al tribunal. Entre los detenidos se destacan algunos altos cargos de la empresa Soma Holding, como su director general, Ramazan Dogru, el director de operaciones, Akin Celik, y el subdirector financiero, Ali Ulu. Dogru y Celik habían ofrecido esta semana una polémica rueda de prensa, junto a Alp Gurkan, el propietario del grupo, en la que rechazaron cualquier responsabilidad por el siniestro, el más grave en la historia minera de Turquía.

   Por otra parte, unidades de la policía fueron enviadas a Soma desde tres provincias turcas para reforzar a las fuerzas de seguridad que controlan las entradas a la ciudad minera. Las protestas han sido prohibidas por orden de la gobernación de Manisa, la provincia en la que se encuentra Soma, y los periodistas fueron expulsados de los entornos de la mina, cuyos accesos fueron cerrados después de terminar las obras de rescate. La salida de la mina de carbón fue sellada con un muro de hormigón para impedir el acceso de oxígeno, con lo que los equipos de rescate esperan apagar los últimos focos del incendio. Sólo los inspectores y fiscales que investigan el accidente tienen permiso para acercarse a las proximidades de la mina

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario