Edición Impresa

Gutiérrez: "El nuevo Código no es la panacea para la inseguridad"

El titular de la Corte santafesina, Rafael Gutiérrez, dejó importantes definiciones, tanto de orden político como judicial, en su reciente discurso de apertura del año judicial, durante un acto en el...

Viernes 21 de Marzo de 2014

El titular de la Corte santafesina, Rafael Gutiérrez, dejó importantes definiciones, tanto de orden político como judicial, en su reciente discurso de apertura del año judicial, durante un acto en el que participaron el gobernador Antonio Bonfatti, la integrante del máximo tribunal de la Nación Elena Highton de Nolasco, además de sus pares del máximo tribunal local.

En su extenso discurso, Gutiérrez hizo referencia a la división de poderes y la importancia del diálogo, y no dejó de lado la problemática del narcotráfico. También sostuvo que "un nuevo Código, aun con el acompañamiento de todos los cambios estructurales que estamos llevando a cabo, no es la panacea para la inseguridad"

Sobre la división de poderes, dijo que "en su observancia cierta tal vez radica la clave del funcionamiento de todo el Estado moderno. Bastión del constitucionalismo, conquista de la modernidad, garantía de los ciudadanos. Cualquiera de estas frases es buena para identificar a este principio, siempre vigente, siempre necesario".

Gutiérrez llamó a recordar que "el diálogo bien entendido implica saber expresar las ideas propias con respeto y apertura, pero también saber escuchar al otro, esperando incluso enriquecerse con sus ideas. En definitiva, la democracia misma se puede resumir en la idea de «la libre expresión, sabiendo escuchar»".

Respecto del narcotráfico, el juez se manifestó, aceptó la gravedad del tema y "la imperiosa necesidad de una articulación entre órganos, de modo tal de que cada poder del Estado preste a los demás la colaboración en pos de la obtención de resultados útiles en esta batalla que está provocando los deterioros sociales que todos conocemos y padecemos".

Respecto de los conflictos sociales, destacó que en estos tiempos "la angustia y la desesperación pueden hacer que los ciudadanos lleven a los estrados judiciales problemas serios, que resultan respetables, e incluso graves. Pero no debemos perder de vista que algunas veces esos planteos desbordan lo jurídico para instalarse en lo político o en lo social. Y es allí adonde debemos comprender que la solución no está en las vías judiciales sino en la vía legislativa o ejecutiva, o, incluso, en la opción electoral".

Sobre la democratización de la Justicia, dijo que "lo más democrático que se le puede pedir al Poder Judicial es que se conforme, que funcione, y que se exprese según lo establecido por la Constitución nacional". Sobre la Justicia santafesina, dijo que tiene "una importante desconcentración de poder interno", que le da una "fisonomía que se le acerca mucho a la horizontalidad".

Respecto a las demoras en las coberturas de los cargos judiciales tienen, consideró "elemental que tengamos jueces en funciones. De los 364 cargos de jueces que tenemos en la actualidad en la provincia, 62 están vacantes. De estos últimos, 33 están cubiertos con jueces subrogantes; mientras que los 29 restantes están literalmente vacíos".

Al referirse a la reforma procesal penal, afirmó: "Sin dejar de reconocer las bondades del nuevo sistema de enjuiciamiento penal, es preciso recordar que un nuevo Código, aun con el acompañamiento de todos los cambios estructurales que estamos llevando a cabo, no es la panacea para la inseguridad".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS